miércoles, 17 de diciembre de 2014

“Y EN LA TIERRA PAZ A LOS HOMBRES”

En la Navidad escuchamos con gozo: “¡Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz a los hombres amados por él!” (Lc. 2, 14). Renovamos la certeza de sabernos amados y visitados por Dios, y celebramos el anuncio de paz como un don que tiene su fuente en Dios y su camino en Jesucristo. La paz siempre es un desafío y una tarea para todo hombre y mujer de buena voluntad. Queremos compartir la alegría de este anuncio para construir juntos una Patria más fraterna. Navidad es, en la persona de Jesús, el comienzo de lo nuevo.

Sabemos que lo que compromete la paz tiene su raíz en el corazón del hombre herido por el pecado. Vemos sus consecuencias en los desequilibrios sociales y económicos que reclaman un orden mundial más justo; en el desprecio por la vida que es el derecho fundamental de la persona; en el delito del narcotráfico y la trata de personas; en los fanatismos que utilizan el nombre de Dios para justificar la muerte; en el odio que cierra el camino a la reconciliación; en la corrupción y la falta de ejemplaridad que empobrece el nivel moral de la sociedad; en una cultura individualista que debilita los vínculos personales y los lazos comunitarios; en un modo de pensar que privilegia el éxito del tener sobre la riqueza del ser y sus valores. Navidad es el sí de Dios al hombre para acompañarlo a crear un mundo más humano, justo y fraterno.

En Navidad Dios se hace cercano y asume nuestra condición humana haciéndonos sus hijos y renovando los vínculos familiares y sociales. Mirando el pesebre en esta Navidad, se nos invita a renovar el mandamiento del amor y a decir juntos la oración que nos ha acompañado durante estos años: Danos,
Señor, la valentía de la libertad de los hijos de Dios para amar a todos sin excluir a nadie, privilegiando a los pobres y perdonando a los que nos ofenden, aborreciendo el odio y construyendo la paz. Concédenos la sabiduría del diálogo y la alegría de la esperanza que no defrauda. Que María Santísima, nuestra Madre de Luján, nos acompañe en este camino de amor, de justicia y de paz, para alabanza de Dios y al servicio de nuestra Patria.

169º Reunión Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Argentina 17 de diciembre de 2014

Evangelio del día Miércoles 17 de Diciembre

Evangelio según San Mateo 1,1-17.

Genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham:
Abraham fue padre de Isaac; Isaac, padre de Jacob; Jacob, padre de Judá y de sus hermanos.
Judá fue padre de Fares y de Zará, y la madre de estos fue Tamar. Fares fue padre de Esrón; Esrón, padre de Arám; Arám, padre de Aminadab; Aminadab, padre de Naasón; Naasón, padre de Salmón.
Salmón fue padre de Booz, y la madre de este fue Rahab. Booz fue padre de Obed, y la madre de este fue Rut. Obed fue padre de Jesé; Jesé, padre del rey David.
David fue padre de Salomón, y la madre de este fue la que había sido mujer de Urías.
Salomón fue padre de Roboám; Roboám, padre de Abías; Abías, padre de Asá; Asá, padre de Josafat; Josafat, padre de Jorám; Jorám, padre de Ozías.
Ozías fue padre de Joatám; Joatám, padre de Acaz; Acaz, padre de Ezequías; Ezequías, padre de Manasés. Manasés fue padre de Amón; Amón, padre de Josías; Josías, padre de Jeconías y de sus hermanos, durante el destierro en Babilonia.
Después del destierro en Babilonia: Jeconías fue padre de Salatiel; Salatiel, padre de Zorobabel; Zorobabel, padre de Abiud; Abiud, padre de Eliacím; Eliacím, padre de Azor.
Azor fue padre de Sadoc; Sadoc, padre de Aquím; Aquím, padre de Eliud; Eliud, padre de Eleazar; Eleazar, padre de Matán; Matán, padre de Jacob.
Jacob fue padre de José, el esposo de María, de la cual nació Jesús, que es llamado Cristo.
El total de las generaciones es, por lo tanto: desde Abraham hasta David, catorce generaciones; desde David hasta el destierro en Babilonia, catorce generaciones; desde el destierro en Babilonia hasta Cristo, catorce generaciones.

Palabra del Señor. Gloria a Ti, Señor Jesús.

martes, 16 de diciembre de 2014

Evangelio del Martes 16 de Diciembre

Martes de la tercera semana de Adviento

Evangelio según San Mateo 21,28-32.

Jesús dijo a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo:
"¿Qué les parece? Un hombre tenía dos hijos y, dirigiéndose al primero, le dijo: 'Hijo, quiero que hoy vayas a trabajar a mi viña'.
El respondió: 'No quiero'. Pero después se arrepintió y fue.
Dirigiéndose al segundo, le dijo lo mismo y este le respondió: 'Voy, Señor', pero no fue.
¿Cuál de los dos cumplió la voluntad de su padre?". "El primero", le respondieron. Jesús les dijo: "Les aseguro que los publicanos y las prostitutas llegan antes que ustedes al Reino de Dios.
En efecto, Juan vino a ustedes por el camino de la justicia y no creyeron en él; en cambio, los publicanos y las prostitutas creyeron en él. Pero ustedes, ni siquiera al ver este ejemplo, se han arrepentido ni han creído en él". 

Palabra del Señor. Gloria a Ti, Señor Jesús. 

lunes, 15 de diciembre de 2014

Evangelio del Lunes 15 de Diciembre

Lunes de la tercera semana de Adviento

Evangelio según San Mateo 21,23-27.

Jesús entró en el Templo y, mientras enseñaba, se le acercaron los sumos sacerdotes y los ancianos del pueblo, para decirle: "¿Con qué autoridad haces estas cosas? ¿Y quién te ha dado esa autoridad?".
Jesús les respondió: "Yo también quiero hacerles una sola pregunta. Si me responden, les diré con qué autoridad hago estas cosas.
¿De dónde venía el bautismo de Juan? ¿Del cielo o de los hombres?". Ellos se hacían este razonamiento: "Si respondemos: 'Del cielo', él nos dirá: 'Entonces, ¿por qué no creyeron en él?'.
Y si decimos: 'De los hombres', debemos temer a la multitud, porque todos consideran a Juan un profeta".
Por eso respondieron a Jesús: "No sabemos". El, por su parte, les respondió: "Entonces yo tampoco les diré con qué autoridad hago esto".

Palabra del Señor. Gloria a Ti, Señor Jesús.

domingo, 14 de diciembre de 2014

Salmo

Del Salmo 144:

R/. El Señor es clemente y misericordioso,
lento a la cólera y rico en piedad

Te ensalzaré, Dios mío, mi rey;
bendeciré tu nombre por siempre jamás.
El Señor es bueno con todos,
es cariñoso con todas sus criaturas. R/.

Que todas tus criaturas te den gracias, Señor,
que te bendigan tus fieles;
que proclamen la gloria de tu reinado,
que hablen de tus hazañas; R/.

explicando tus hazañas a los hombres,
la gloria y majestad de tu reinado.
Tu reinado es un reinado perpetuo,
tu gobierno va de edad en edad. R/.

JESUS MISERICORDIOSO (imagen). De procesión por las calles de Garín, el día de la Divina Misericordia.

Evangelio del Domingo 14 de Diciembre

Tercer Domingo de Adviento

Evangelio según San Juan 1,6-8.19-28.

Apareció un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan.
Vino como testigo, para dar testimonio de la luz, para que todos creyeran por medio de él.
El no era la luz, sino el testigo de la luz.
Este es el testimonio que dio Juan, cuando los judíos enviaron sacerdotes y levitas desde Jerusalén, para preguntarle: "¿Quién eres tú?".
El confesó y no lo ocultó, sino que dijo claramente: "Yo no soy el Mesías".
"¿Quién eres, entonces?", le preguntaron: "¿Eres Elías?". Juan dijo: "No". "¿Eres el Profeta?". "Tampoco", respondió.
Ellos insistieron: "¿Quién eres, para que podamos dar una respuesta a los que nos han enviado? ¿Qué dices de ti mismo?".
Y él les dijo: "Yo soy una voz que grita en el desierto: Allanen el camino del Señor, como dijo el profeta Isaías".
Algunos de los enviados eran fariseos,
y volvieron a preguntarle: "¿Por qué bautizas, entonces, si tu no eres el Mesías, ni Elías, ni el Profeta?".
Juan respondió: "Yo bautizo con agua, pero en medio de ustedes hay alguien al que ustedes no conocen:
él viene después de mí, y yo no soy digno de desatar la correa de su sandalia".
Todo esto sucedió en Betania, al otro lado del Jordán, donde Juan bautizaba. 

Palabra de Dios. Gloria a Ti Señor Jesus.  

sábado, 13 de diciembre de 2014

Evangelio del Sábado 13 de Diciembre

Sábado de la segunda semana de Adviento

Evangelio según San Mateo 17,10-13.


Al bajar del monte, los discípulos preguntaron a Jesús: "¿Por qué dicen los escribas que primero debe venir Elías?".
El respondió: "Sí, Elías debe venir a poner en orden todas las cosas;
pero les aseguro que Elías ya ha venido, y no lo han reconocido, sino que hicieron con él lo que quisieron. Y también harán padecer al Hijo del hombre".
Los discípulos comprendieron entonces que Jesús se refería a Juan el Bautista. 

Palabra de Dios. Gloria a Ti Señor Jesus. 

viernes, 12 de diciembre de 2014

Evangelio del Viernes 12 de Diciembre

Solemnidad nuestra Señora de Guadalupe, patrona de América y Filipinas

Evangelio según San Lucas 1,39-48.

María partió y fue sin demora a un pueblo de la montaña de Judá.
Entró en la casa de Zacarías y saludó a Isabel.
Apenas esta oyó el saludo de María, el niño saltó de alegría en su seno, e Isabel, llena del Espíritu Santo, exclamó: "¡Tú eres bendita entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre!
¿Quién soy yo, para que la madre de mi Señor venga a visitarme?
Apenas oí tu saludo, el niño saltó de alegría en mi seno.
Feliz de ti por haber creído que se cumplirá lo que te fue anunciado de parte del Señor".
María dijo entonces: "Mi alma canta la grandeza del Señor, y mi espíritu se estremece de gozo en Dios, mi Salvador, porque el miró con bondad la pequeñez de tu servidora.
En adelante todas las generaciones me llamarán feliz". 

Palabra de Dios. Gloria a Ti Señor Jesus.  

jueves, 11 de diciembre de 2014

Papa: jóvenes anuncien el Evangelio, Europa lo necesita


2014-12-11 Radio Vaticana

(RV).- Ante los contextos complejos y difíciles de hoy, es necesario impulsar una pastoral juvenil que ayude a los jóvenes europeos a encontrar a Cristo. «¡Les pido que no se cansen nunca de anunciar el Evangelio, con su vida y con la palabra: la Europa de hoy tiene necesidad de redescubrirlo!». Es la exhortación del Papa Francisco a los participantes en el IV Encuentro europeo de pastoral juvenil. Destacando la importancia de esta cita, cuyo tema es «Una Iglesia joven, testigo de la alegría del Evangelio. Juntos por los caminos de Europa», el Obispo de Roma dirigió un mensaje al Cardenal Stanislaw Rilko, presidente del Pontificio Consejo para los Laicos.

El Papa Bergoglio alienta a los más de 150 responsables nacionales y a los jóvenes europeos - reunidos en Roma del 11 al 13 de diciembre – a reanudar su caminar juntos y los invita a percibir que «mientras conversamos y discutimos, el mismo Jesús se acerca y camina con nosotros» (cfr Lc 24,15).

«Como los discípulos de Emaús, dejemos que Él nos abra los ojos para reconocerlo, ayudándonos a encontrar en el mismo Jesús el sentido de este difícil, pero apasionante trecho de historia que nos es dado vivir juntos», hace hincapié el Santo Padre, para luego poner de relieve la importancia de impulsar un diálogo verdadero y honesto, comprendiendo los desafíos de los jóvenes de hoy. Sin olvidar que ello es posible sólo para el que vive una relación personal con el Señor Jesús.

Reiterando su «deseo de alentarlos a considerar la realidad actual de los jóvenes europeos con la mirada de Cristo», y que es Cristo «el que nos enseña a ver, no sólo los desafíos y los problemas, sino «también a reconocer las numerosas semillas de amor y de esperanza derramadas en este continente, que ha dado a la Iglesia un gran número de santos y santas, de los cuales tantos jóvenes» el Papa vuelve a hacer hincapié en su exhortación de acompañar el camino de la juventud de Europa mostrando que la fe no se contrapone a la razón.

En especial, «en este año que llama nuestra atención sobre la familia y sobre la vida consagrada, la pastoral juvenil está llamada a proponer a los jóvenes un camino de discernimiento vocacional, para prepararse a seguir a Jesús por la senda de la vida conyugal y familiar o por la de una especial consagración al servicio del Reino de Dios», escribe el Santo Padre, asegurando su oración al Señor, por intercesión de la Virgen Santa, para que el trabajo de estos días brinde abundantes frutos para el compromiso de la pastoral juvenil en Europa. Y recuerda una vez más que «es la santidad la que hace crecer a la Iglesia y abre los corazones a la acogida del Evangelio».

(CdM – RV)(from Vatican Radio)

Homilía del jueves: Dios nos ama con la ternura de una mamá

Tomado de: https://www.facebook.com/news.va.es/


Dios salva a su pueblo no desde lejos, sino haciéndose cercano, con ternura. El Santo Padre, inspirándose en la lectura del profeta Isaías, hizo una comparación:
“Es tanta la cercanía de Dios que se presenta aquí como una mamá, como una mamá que dialoga con su niño: una mamá, cuando canta la canción de cuna y toma la voz del niño y se hace pequeña como el hijito y habla con el tono del niño hasta el punto de parecer ridícula, si uno no entiende qué cosa grande hay ahí: ‘No temas gusanito de Jacob'. Cuántas veces una mamá dice estas cosas al niño mientras lo acaricia, ¡eh! He aquí, te convertiré en una trilladora acuminada, nueva… te haré grande… Y lo acaricia, y lo acerca a ella. Y Dios hace así. Es la ternura de Dios. Está tan cerca de nosotros que se expresa con esta ternura: la ternura de una mamá”.

Dios nos ama gratuitamente – afirmó el Papa – como una mamá a su niño. Y el niño “se deja amar”: “ésta es la gracia de Dios”. “Pero nosotros, tantas veces, para estar seguros, queremos controlar la gracia” y “en la historia y también en nuestra vida tenemos la tentación de mercantilizar la gracia”, hacerla “como una mercancía o una cosa controlable”, tal vez diciéndonos a nosotros mismos: “Yo tengo tanta gracia”; o “tengo el alma limpia, estoy en gracia”:

“Y así, esta verdad tan bella de la cercanía de Dios se desliza en una contabilidad espiritual: ‘No, yo hago esto porque esto me dará 300 días de gracia… Yo hago aquello porque me dará esto, y así acumulo gracia’. Pero, ¿qué cosa es la gracia? ¿Una mercadería? Y así, parece que sí. Parece que sí. Y en la historia esta cercanía de Dios a su pueblo ha sido traicionada por esta actitud nuestra, egoísta, de querer controlar la gracia, mercantilizarla”.

El Papa también recordó algunos de los grupos que en tiempos de Jesús querían controlar la gracia: los Fariseos, hechos esclavos de tantas leyes que cargaban “sobre las espaldas del pueblo”. Los Saduceos, con sus compromisos políticos. Los Esenios, “buenos, buenísimos, pero tenían tanto miedo, no querían correr riesgos” y terminaban por aislarse en sus monasterios. Los Zelotes, para los cuales la gracia de Dios era “la guerra de liberación”, “otra manera de cosificar la gracia”.

“La gracia de Dios – subrayó el Papa – es otra cosa: es cercanía, es ternura. Esta regla sirve siempre. Si tú en tu relación con el Señor no sientes que Él te ama con ternura, aún te falta algo, aún no has comprendido qué cosa es la gracia, aún no has recibido la gracia que es esta cercanía”.

El Papa Francisco recordó una confesión de hace tantos años, cuando una mujer se atormentaba acerca de la validez o no de una Misa a la que había asistido un sábado por la tarde por un matrimonio, con lecturas diversas de las del domingo. Ésta fue su respuesta: “Pero señora, el Señor la ama tanto a usted. Ella había ido allí, había recibido la Comunión, había estado con Jesús… Sí, quédese tranquila, el Señor no es un comerciante, el Señor ama, está cerca”:

“Y San Pablo reacciona con fuerza contra esta espiritualidad de la ley. ‘Yo soy justo si hago esto, esto, esto. Si no hago esto no soy justo’. Pero tú eres justo porque Dios se te ha acercado, porque Dios te acaricia, porque Dios te dice estas cosas bellas con ternura: ésta es nuestra justicia, esta cercanía de Dios, esta ternura, este amor. Incluso con el riesgo de parecernos ridículo, nuestro Dios es tan bueno. Si nosotros tuviéramos el valor de abrir nuestro corazón a esta ternura de Dios, ¡cuánta libertad espiritual tendríamos! ¡Cuánta! Hoy, si tienen un poco de tiempo, en su casa, tomen la Biblia: Isaías, capítulo 41, desde el versículo 13 hasta el 20, siete versículos. Y léanlos. Esta ternura de Dios, este Dios que nos canta a cada uno de nosotros la canción de cuna, como una mamá”.

(Traducción: María Fernanda Bernasconi - Radio Vaticano).

Evangelio del Jueves 11 de Diciembre

Jueves de la segunda semana de Adviento

Evangelio según San Mateo 11,11-15.

Jesús dijo a la multitud:
"Les aseguro que no ha nacido ningún hombre más grande que Juan el Bautista; y sin embargo, el más pequeño en el Reino de los Cielos es más grande que él.
Desde la época de Juan el Bautista hasta ahora, el Reino de los Cielos es combatido violentamente, y los violentos intentan arrebatarlo.
Porque todos los Profetas, lo mismo que la Ley, han profetizado hasta Juan.
Y si ustedes quieren creerme, él es aquel Elías que debe volver.
¡El que tenga oídos, que oiga!" 

Palabra de Dios. Gloria a Ti Señor Jesus. 

miércoles, 10 de diciembre de 2014

El Papa Francisco explica en su catequesis el reciente Sínodo sobre la Familia

Tomado de: http://www.news.va/

2014-12-10 Radio Vaticana


(RV).- En su catequesis del miércoles 10 de diciembre, en la fría mañana romana y con el árbol de Navidad y el pesebre de la Plaza de San Pedro en construcción, el Obispo de Romahabló del Sínodo de octubre sobre “Los desafíos pastorales de la familia en el contexto de la evangelización”.

Se refirió a los textos del camino sinodal que continúa, todos los cuales han sido publicados. Dijo que con “estas aportaciones, se elaboró una Relación final, que será enviada a las Conferencias Episcopales de todo el mundo para que preparen la próxima Asamblea ordinaria en 2015”. Y aclaró que “los documentos “oficiales” del Sínodo son tres: la Relación final, elMensaje a las familias y mi Discurso conclusivo, que espero ayuden al Pueblo de Dios”.

Francisco dijo que pidió sobre todo a los Padres sinodales que hablaran con franqueza y coraje y que escucharan con humildad. Y que ninguna intervención puso en discusión las verdades fundamentales del Sacramento del Matrimonio: la indisolubilidad, la unidad, lafidelidad y apertura a la vida.

Y explicó que todo se realizó bajo la presencia del Papa. Francisco agradeció el trabajo de losMedios, realizado gracias a la Sala de Prensa Vaticana, pero aclaró que “seguido la visión de los medios era un poco en el estilo de las crónicas deportivas o políticas, hablaban seguido de los equipos, pro y contra, conservadores y progresistas”,

El Papa concluyó pidiendo a los fieles y peregrinos presentes y a las audiencias de Radio Vaticana y del Centro Televisivo: “Les ruego que acompañen este proceso con la oración, pidiendo a la Virgen María que nos ayude a tomar las decisiones pastorales más adecuadas para el bien las familias”.

(jesuita Guillermo Ortiz - RV).

Texto completo de la Catequesis del Papa

La Asamblea extraordinaria del Sínodo de los Obispos sobre la Familia

Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días!

Hemos concluido un ciclo de catequesis sobre la Iglesia. Agradecemos al Señor que nos ha hecho recorrer este camino descubriendo la belleza y la responsabilidad de pertenecer a la Iglesia, de ser Iglesia todos nosotros.

Ahora iniciamos una nueva etapa, un nuevo ciclo y el tema será la familia, que se integra en este tiempo intermedio entre dos Asambleas del Sínodo dedicadas a esta realidad tan importante. Por esto, antes de entrar en el recorrido sobre los diversos aspectos de la vida familiar, hoy deseo partir precisamente de la Asamblea Sinodal del pasado mes de octubre, que tenía este tema: “Los desafíos pastorales sobre la familia en el contexto de la nueva evangelización”. Es importante recordar cómo se desarrolló y qué produjo. Cómo fue y qué produjo.

Durante el Sínodo los Medios han realizado su trabajo – había mucha expectativa, mucha atención – y les agradecemos porque lo hicieron también con abundancia. ¡Tantas noticias, tantas! Esto fue posible gracias a la Oficina de Prensa, que cada día hizo un briefing. Pero a menudo la visión de los Medios era un poco en el estilo de las crónicas deportivas o políticas: se hablaba frecuentemente de dos equipos, pro y contra, conservadores y progresistas, etc. Hoy quisiera relatar lo que ha sido el Sínodo.

En primer lugar, yo les pedí a los Padres sinodales que hablaran con franqueza y coraje y que escucharan con humildad, que dijeran todo lo que tenían en el corazón ¡con coraje! En el Sínodo no hubo censura previa, no hubo. Cada uno podía, es más, debía decir lo que tenía en el corazón, lo que pensaba sinceramente. “Pero padre, esto creará discusión”. Es verdad, hemos escuchado cómo discutieron los apóstoles, el texto dice: “surgió una fuerte discusión”. Gritaban entre ellos los apóstoles, ¡sí! Porque buscaban la voluntad de Dios sobre los paganos, si podían entrar en la Iglesia o no. Era una cosa nueva. Siempre cuando se busca la voluntad de Dios en una asamblea sinodal hay diversos puntos de vista y discusión. ¡Y aquello no es una cosa fea! Siempre que se haga con humildad y con ánimo de servicio a la asamblea de los hermanos. Hubiera sido una cosa mala la censura previa. No, no. Cada uno debía decir lo que pensaba. Después de la Relación inicial del Card. Erdö, hubo un primer momento, fundamental, en el cual todos los Padres pudieron hablar y todos escucharon. Y era edificante aquella actitud de escucha que tenían los Padres. Un momento de gran libertad, en el cual cada uno expuso su pensamiento con parresía y con confianza. Como base de las intervenciones estaba el “Instrumento de trabajo”, fruto de la precedente consultación de toda la Iglesia. Y aquí tenemos que agradecer a la Secretaría del Sínodo por el gran trabajo que realizó ya sea antes que durante la Asamblea. De verdad han sido muy buenos.

Ninguna intervención puso en discusión las verdades fundamentales del Sacramento delMatrimonio, ninguna intervención, es decir: la indisolubilidad, la unidad, la fidelidad y laapertura a la vida (cfr Conc. Ecum. Vat. II, Gaudium et spes, 48; Código de Derecho Canónico, 1055-1056). Esto no ha sido tocado.

Todas las intervenciones fueron recogidas y así se llegó al segundo momento, es decir, un borrador que se llama la Relación después de la discusión. También esta Relación fue desarrollada por el Cardenal Erdö, articulada en tres puntos: la escucha del contexto y de los desafíos de la familia; la mirada fija en Cristo y el Evangelio de la familia; la confrontación con las perspectivas pastorales.

Sobre esta primera propuesta de síntesis se llevó a cabo la discusión en los grupos, que fue el tercer momento. Los grupos, como siempre, estaban separados por idiomas, porque es mejor así, se comunica mejor: italiano, inglés, español y francés. Cada grupo al final de su trabajo presentó una relación y todas las relaciones de los grupos fueron publicadas inmediatamente. Todo fue dado, había transparencia para que se supiera lo que sucedía.

A ese punto - el cuarto momento – una comisión examinó todas las sugerencias que surgieron de los grupos lingüísticos y se realizó la Relación final, que mantuvo el esquema anterior - escucha de la realidad, la mirada en el Evangelio y el compromiso pastoral - pero ha tratado de acoger el fruto de las discusiones en los grupos. Como siempre, también fue aprobado un Mensaje final del Sínodo, más breve y más divulgativo respecto a la Relación.

Este fue el desarrollo de la Asamblea sinodal. Algunos de ustedes pueden preguntarme: “Pero, padre, ¿han peleado los padres?” No sé si han peleado, pero que han hablado fuerte sí, de verdad. Y esta es la libertad, es justamente la libertad que hay en la Iglesia. Todo ocurrió “cum Petro et sub Petro”, es decir, con la presencia del Papa, que es garantía para todos de libertad y de confianza, y garantía de la ortodoxia. Y al final, con una intervención mía, di una lectura sintética de la experiencia sinodal.

Por lo tanto, los documentos oficiales que salieron del Sínodo son tres: el Mensaje final, laRelación final y el Discurso conclusivo del Papa. No hay otros.

La Relación final, que fue el punto de llegada de toda la reflexión de las diócesis hasta aquel momento, fue publicada ayer y se envía a las Conferencias Episcopales, que la discutirán en vistas de la próxima Asamblea, aquella Ordinaria, en octubre de 2015. Digo que ayer fue publicada – ha sido publicada antes- pero ayer fue publicada con las preguntas que se hacen a las conferencias episcopales: se convierte en Lineamenta del próximo Sínodo.

Debemos saber que el Sínodo no es un parlamento: viene el representante de esta Iglesia, de esta Iglesia, de aquella Iglesia…No, no es esto. Viene sí, un representante, pero la estructura no es parlamentaria, es totalmente diferente: el Sínodo es un espacio protegido para que el Espíritu Santo pueda obrar; no hubo enfrentamiento entre facciones, como en el parlamento – eso es lícito en un parlamento - sino un confronto entre los Obispos, que llegó después de un largo trabajo de preparación y que ahora continuará en otro trabajo, para el bien de la familia, de la Iglesia y de la sociedad. Es un proceso, es el normal camino sinodal. Ahora esta Relatio, regresa a las Iglesias particulares y continúa en esas Iglesias el trabajo de oración, reflexión y discusión fraterna con el fin de preparar la próxima Asamblea. Esto es el Sínodo de los Obispos. Lo confiamos a la protección de la Virgen, nuestra Madre. Que ella nos ayude a seguir la voluntad de Dios tomando las decisiones pastorales que ayuden más y mejor a la familia. Les pido que acompañen este proceso sinodal, hasta el próximo Sínodo, con la oración. Que el Señor nos ilumine, nos haga ir hacia la madurez de aquello que debemos decir a todas las Iglesias como Sínodo. Y para esto es importante su oración. Gracias.

(Traducción del italiano: María Cecilia Mutual, Griselda Mutual - RV)

Texto completo de la síntesis de la Catequesis pronunciada por el Papa en español:

Queridos hermanos y hermanas:

La Asamblea sinodal extraordinaria del pasado mes de octubre trató sobre “Los desafíos pastorales de la familia en el contexto de la evangelización”. Un Sínodo no es un parlamento donde debaten diversos partidos o grupos de poder, sino un espacio privilegiado y protegido de comunión, en el que actúa el Espíritu Santo.

Con este convencimiento, pedí a los Padres sinodales que no tuviesen reparo en hablar con franqueza y libertad, escuchando a los demás con respeto y humildad. No hubo censuraprevia.

El Documento de trabajo, fruto de la consulta a toda la Iglesia, fue la base de la primera Relación, previa al diálogo fraterno que se produjo en el Aula sinodal, sin poner jamás en duda las verdades fundamentales del sacramento del matrimonio: la indisolubilidad, la unidad, la fidelidad y la apertura a la vida.

Seguidamente, los grupos lingüísticos trabajaron a partir de una segunda Relación que recogía las diversas opiniones manifestadas en el Aula. Y, con estas aportaciones, se elaboró una Relación final, que será enviada a las Conferencias Episcopales de todo el mundo para que preparen la próxima Asamblea ordinaria en 2015.

Por tanto, aunque todos estos pasos han sido publicados, los únicos documentos “oficiales” del Sínodo son tres: la Relación final, el Mensaje a las familias y el Discurso conclusivo del Papa, que espero ayuden al Pueblo de Dios.

Saludo a los peregrinos de habla española, venidos de España, México, Argentina y otros países latinoamericanos.

Queridos hermanos, el camino sinodal continúa. Les ruego que acompañen este proceso con la oración, pidiendo a la Virgen María que nos ayude a tomar las decisiones pastorales más adecuadas para el bien las familias. Gracias.

(from Vatican Radio)

Evangelio del Miércoles 10 de Diciembre

Miércoles de la segunda semana de Adviento

Evangelio según San Mateo 11,28-30. 

Jesús tomó la palabra y dijo:
"Vengan a mí todos los que están afligidos y agobiados, y yo los aliviaré.
Carguen sobre ustedes mi yugo y aprendan de mí, porque soy paciente y humilde de corazón, y así encontrarán alivio.
Porque mi yugo es suave y mi carga liviana." 

 Palabra de Dios. Gloria a Ti Señor Jesus.

martes, 9 de diciembre de 2014

Día de la Inmaculada Concepción en Campana

Procesión previa a la Santa Misa el día de la Inmaculada Concepción
 

Alumnos del Colegio Santo Tomas de Aquino en la procesión por la Inmaculada Concepción el 8 de diciembre en Campana.


La Iglesia es madre, no sirve un organigrama perfecto, dijo el Papa en su homilía


2014-12-9 Radio Vaticana
(RV).- La alegría de la Iglesia es ser madre, ir a buscar a las ovejas perdidas. Lo afirmó el Papa Francisco en su homilía de la Misa matutina celebrada en la capilla de la Casa de Santa Marta. El Obispo de Roma reafirmó que a la Iglesia no le sirve tener “un organigrama perfecto” si después es un ambiente triste y cerrado, si no es madre. De ahí la invitación del Pontífice a ser “cristianos alegres” con la “consolación de la ternura de Jesús”.

“Abrir las puertas a la consolación del Señor”. Francisco se inspiró en su homilía partiendo de la primera lectura en la que el profeta Isaías habla del fin de la tribulación de Israel después del exilio en Babilonia. “El pueblo – comentó el Papa – tiene necesidad de consuelo. La misma presencia del Señor consuela”. Una consolación – añadió – que también existe en la tribulación. Y sin embargo – prosiguió – “nosotros, habitualmente huimos de la consolación; tenemos desconfianza; estamos más cómodos en nuestras cosas, más cómodos también en nuestras faltas, en nuestros pecados. Ésta – dijo el Santo Padre – es tierra nuestra”. En cambio – añadió – “cuando viene el Espíritu y viene la consolación nos conduce a otro estado que nosotros no podemos controlar: es precisamente el abandono en la consolación del Señor”.

Francisco subrayó que “la consolación más fuerte es la de la misericordia y la del perdón”. Y aludió al final del capítulo 16 de Ezequiel, cuando después “del elenco de tantos pecados del pueblo”, dice: “Pero yo no te abandono; yo te daré más; ésta será mi venganza: la consolación y el perdón”, “así es nuestro Dios”. Por esto – reafirmó el Papa – “es bueno repetir: déjense consolar por el Señor, es el único que puede consolarnos”. Si bien “estamos habituados a alquilar consolaciones pequeñas, un poco hechas por nosotros”, pero que después “no sirven”. Y al detenerse sobre el Evangelio del día, tomado de San Mateo, sobre la parábola de la oveja perdida, el Santo Padre dijo:

“Yo me pregunto cuál es la consolación de la Iglesia. Así como cuando una persona es consolada; cuando siente la misericordia y el perdón del Señor, la Iglesia hace fiesta, es feliz cuando sale de sí misma. En el Evangelio, ese pastor que sale, va a buscar aquella oveja perdida, podía hacer la cuenta de un buen comerciante: por, 99, si pierde una no hay problema; el balance… Ganancias, pérdidas… Pero va bien, podemos ir así. No. Tiene corazón de pastor. Sale a buscarla hasta que la encuentra y allí hace fiesta, está feliz”.

“La alegría de salir para buscar a los hermanos y a las hermanas que están lejos. Ésta – evidenció Francisco – es la alegría de la Iglesia. Allí la Iglesia se convierte en madre, se hace fecunda”:

“Cuando la Iglesia no hace esto, cuando la Iglesia se detiene en sí misma, se cierra en sí misma, tal vez se ha organizado bien, un organigrama perfecto, todo en su lugar, todo limpio, pero falta la alegría, falta la fiesta, falta la paz, y así se convierte en una Iglesia desalentada, ansiosa, triste, una Iglesia que tiene más de solterona que de madre, y esta Iglesia no sirve, es una Iglesia de museo. La alegría de la Iglesia es dar a luz; la alegría de la Iglesia es salir de sí misma para dar vida; la alegría de la Iglesia es ir a buscar aquellas ovejas que están perdidas; la alegría de la Iglesia es precisamente aquella ternura del pastor, la ternura de la madre”.

El Papa explicó que en el final del pasaje de Isaías “se retoma esta imagen: como un pastor él hace pastorear al rebaño y con su brazo lo reúne”. “Ésta – dijo Francisco – es la alegría de la Iglesia: salir de sí misma y llegar a ser fecunda”:

“Que el Señor nos de la gracia de trabajar, ser cristianos alegres en la fecundidad de la madre Iglesia y nos libre de caer en la actitud de ser cristianos tristes, impacientes, desalentados, ansiosos, que tienen todo perfecto en la Iglesia, pero no tienen ‘niños’. Que el Señor nos consuele con la consolación de una Iglesia madre que sale de sí misma y nos consuele con la consolación de la ternura de Jesús y de su misericordia en el perdón de nuestros pecados”.

(María Fernanda Bernasconi - RV).(from Vatican Radio)

Evangelio del Martes 9 de Diciembre

Martes de la segunda semana de Adviento

Evangelio según San Mateo 18,12-14.

Jesús dijo a sus discípulos:
"¿Qué les parece? Si un hombre tiene cien ovejas, y una de ellas se pierde, ¿no deja las noventa y nueve restantes en la montaña, para ir a buscar la que se extravió?
Y si llega a encontrarla, les aseguro que se alegrará más por ella que por las noventa y nueve que no se extraviaron.
De la misma manera, el Padre que está en el cielo no quiere que se pierda ni uno solo de estos pequeños."

Palabra de Dios. Gloria a Ti Señor Jesus.  

lunes, 8 de diciembre de 2014

8 de diciembre en Campana.

En la tarde del lunes 8 de diciembre – a partir de las 19:30 hs- nuestro Obispo Oscar presidió las celebraciones en honor a la Inmaculada Virgen María. Como ya es tradición en el partido de Campana se llevó a cabo la procesión solemne junto al rezo del Santo Rosario (misterios Gozosos), Misa, encendido del árbol Navideño en la Plaza Eduardo Costa. Los niños y niñas que tomaron su Primera Comunión este año – de la Catedral y otras comunidades de Campana- , recibieron la Segunda en este festejo.
Participaron numerosos fieles y vecinos de la ciudad, la Sra. Intendente – Estela Giroldi- y autoridades municipales, representantes de colegios católicos , agrupaciones y movimientos. Tambien estuvieron presentes seminaristas y numerosos sacerdotes, entre los que se encontraba Mons. Ariel, Vicario de ntra. Diócesis.

Evangelio del Lunes 8 de Diciembre

Solemnidad de la Inmaculada Concepción de la Virgen María

Evangelio según San Lucas 1,26-38.

En el sexto mes, el Angel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret,
a una virgen que estaba comprometida con un hombre perteneciente a la familia de David, llamado José. El nombre de la virgen era María.
El Angel entró en su casa y la saludó, diciendo: "¡Alégrate!, llena de gracia, el Señor está contigo".
Al oír estas palabras, ella quedó desconcertada y se preguntaba qué podía significar ese saludo.
Pero el Angel le dijo: "No temas, María, porque Dios te ha favorecido.
Concebirás y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús;
él será grande y será llamado Hijo del Altísimo. El Señor Dios le dará el trono de David, su padre,
reinará sobre la casa de Jacob para siempre y su reino no tendrá fin".
María dijo al Angel: "¿Cómo puede ser eso, si yo no tengo relaciones con ningún hombre?".
El Angel le respondió: "El Espíritu Santo descenderá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra. Por eso el niño será Santo y será llamado Hijo de Dios.
También tu parienta Isabel concibió un hijo a pesar de su vejez, y la que era considerada estéril, ya se encuentra en su sexto mes,
porque no hay nada imposible para Dios".
María dijo entonces: "Yo soy la servidora del Señor, que se cumpla en mí lo que has dicho". Y el Angel se alejó. 

Palabra de Dios. Gloria a Ti Señor Jesus.

domingo, 7 de diciembre de 2014

Evangelio del Domingo 7 de Diciembre

Segundo Domingo de Adviento

Evangelio según San Marcos 1,1-8.

Comienzo de la Buena Noticia de Jesús, Mesías, Hijo de Dios.
Como está escrito en el libro del profeta Isaías: Mira, yo envío a mi mensajero delante de ti para prepararte el camino.
Una voz grita en el desierto: Preparen el camino del Señor, allanen sus senderos, así se presentó Juan el Bautista en el desierto, proclamando un bautismo de conversión para el perdón de los pecados.
Toda la gente de Judea y todos los habitantes de Jerusalén acudían a él, y se hacían bautizar en las aguas del Jordán, confesando sus pecados.
Juan estaba vestido con una piel de camello y un cinturón de cuero, y se alimentaba con langostas y miel silvestre. Y predicaba, diciendo:
"Detrás de mí vendrá el que es más poderoso que yo, y yo ni siquiera soy digno de ponerme a sus pies para desatar la correa de sus sandalias.
Yo los he bautizado a ustedes con agua, pero él los bautizará con el Espíritu Santo". 

Palabra de Dios. Gloria a Ti Señor Jesus.  

sábado, 6 de diciembre de 2014

Ordenaciones diaconales en nuestra diócesis


Ordenaciones diaconales: En el mediodía del sábado 6 de diciembre nuestro Obispo Oscar ordenó diáconos a cinco seminaristas: (de izq. a der) Luciano, Jeronimo, Pablo, Monseñor Oscar, Gustavo y Matias.¡ Felicitaciones y abundancia de bendiciones para todos!

h

Los jóvenes Diáconos recién revestidos. Una ceremonia con mucha emoción, donde el templo desbordaba de fieles. En el salón de la Cocatedral quienes no pudieron ingresar a la iglesia - por falta de espacio- , siguieron la celebración con una pantalla gigante.

Primera predicación de Adviento: “La paz como don de Dios en Cristo Jesús”

 
2014-12-06 Radio Vaticana

(RV).- A las 9 de la mañana, en la Capilla Redemptoris Mater del Palacio apostólico vaticano, el Papa Francisco asistió a la primera Predicación de Adviento, junto a los demás miembros de la Curia Romana.

Tal como explicó el Padre Raniero Cantalamessa, predicador de la Casa Pontificia, en una entrevista concedida al periódico de la Santa Sede, L’Osservatore Romano, “Paz en la tierra a los hombres que Dios ama”, es el tema inspirado en el Evangelio de San Lucas que ha elegido precisamente por su dolorosa actualidad, junto a la necesidad de volver a dar a esta palabra la riqueza de significado que tiene en la Biblia.

La meditación del primer viernes de Adviento estuvo dedicada a la paz como don del Señor en Cristo Jesús. Porque como afirmó el predicador, “la Palabra de Dios nos enseña que la primera y más esencial paz es la vertical, entre Dios y la humanidad”.

“Si se pudiera escuchar el grito más fuerte que hay en el corazón de millones de personas, se oiría, en todas las lenguas del mundo, una sola palabra: ¡paz! La dolorosa actualidad de este tema, unida a la necesidad de dar de nuevo a la palabra paz la riqueza y la profundidad de significado que ésta tiene en la Biblia, me ha impulsado a dedicar a este tema las meditaciones de Adviento de este año. Nos ayudará, espero, a escuchar con oídos nuevos el anuncio navideño: “Paz en la tierra a los hombres que ama el Señor” y también a comenzar a vivir en nuestro interior el mensaje que la Iglesia, cada año, dirige al mundo en la jornada mundial de la paz”.

Entre los puntos tocados por el Predicador de la Casa Pontificia destacamos: “La paz de Dios prometida y donada”; “La paz, fruto de la cruz de Cristo”; “¡Reciban el Espíritu Santo!” y “¡Dejarse reconciliar con Dios!”.

Al explicar que una de las causas de la alienación del hombre moderno de la religión y de la fe es la imagen distorsionada que se tiene de Dios. El Padre Cantalamessa dijo que ésta es también la causa de un cristianismo apagado, sin entusiasmo y sin alegría, vivido más como un deber que como un don.

De ahí que recordara cuán grandiosa era la imagen de Dios Padre en la Capilla Sixtina, cuando la vio por primera vez a pesar de estar cubierta por una pátina oscura, y cómo se la ve ahora, tras la restauración, con los colores brillantes y los contornos definidos, tal como salió del pincel de Miguel Ángel. A lo que añadió: “Una restauración más urgentes de la imagen de Dios Padre debe tener lugar en los corazones de los hombres, incluidos nosotros los creyentes”.

Y al destacar que el Espíritu Santo nos comunica el sentimiento que Jesús tenía de su Padre, el Predicador concluyó diciendo:

“De aquí brota el sentimiento filial que se traduce espontáneamente en el grito: ¡Abba, Padre! Como quien dice: “Yo no te conocía, o te conocía sólo de oídas; ahora te conozco, sé quién eres”.

“Salimos ahora a nuestro trabajo cotidiano con una pregunta en el corazón: ¿Qué idea de Dios Padre tengo yo dentro de mí: la del mundo o la de Jesús?”.

Y dado que “el Señor viene”, recordamos que durante la audiencia general del primer miércoles de diciembre, en sintonía con este tiempo litúrgico, el Papa Francisco saludaba a los peregrinos procedentes de América Latina y de España con un deseo muy actual:

“Que la preparación del nacimiento del Señor, en este tiempo de Adviento, les haga crecer en el amor a Jesús y en el deseo de comunicarlo a todos los demás. Muchas gracias y que Dios los bendiga a todos”.

(María Fernanda Bernasconi - RV).

(from Vatican Radio)

Evangelio del Sábado 6 de Diciembre

Sábado de la primera semana de Adviento

Evangelio según San Mateo 9,35-38.10,1.6-8.

Jesús recorría todas las ciudades y los pueblos, enseñando en las sinagogas, proclamando la Buena Noticia del Reino y curando todas las enfermedades y dolencias.
Al ver a la multitud, tuvo compasión, porque estaban fatigados y abatidos, como ovejas que no tienen pastor.
Entonces dijo a sus discípulos: "La cosecha es abundante, pero los trabajadores son pocos.
Rueguen al dueño de los sembrados que envíe trabajadores para la cosecha."
Jesús convocó a sus doce discípulos y les dio el poder de expulsar a los espíritus impuros y de curar cualquier enfermedad o dolencia.
"Vayan, en cambio, a las ovejas perdidas del pueblo de Israel.
Por el camino, proclamen que el Reino de los Cielos está cerca.
Curen a los enfermos, resuciten a los muertos, purifiquen a los leprosos, expulsen a los demonios. Ustedes han recibido gratuitamente, den también gratuitamente."

Palabra de Dios. Gloria a Ti Señor Jesus.

viernes, 5 de diciembre de 2014

Evangelio del Viernes 5 de Diciembre

Viernes de la primera semana de Adviento

Evangelio según San Mateo 9,27-31.

Cuando Jesús se fue, lo siguieron dos ciegos, gritando: "Ten piedad de nosotros, Hijo de David".
Al llegar a la casa, los ciegos se le acercaron y él les preguntó: "¿Creen que yo puedo hacer lo que me piden?". Ellos le respondieron: "Sí, Señor".
Jesús les tocó los ojos, diciendo: "Que suceda como ustedes han creído".
Y se les abrieron sus ojos. Entonces Jesús los conminó: "¡Cuidado! Que nadie lo sepa".
Pero ellos, apenas salieron, difundieron su fama por toda aquella región. 


Palabra de Dios. Gloria a Ti Señor Jesus.  

jueves, 4 de diciembre de 2014

“Vayan tras las huellas del buen Samaritano sirviendo a los pobres del mundo”, el Papa a la FOCSIV



2014-12-04 Radio Vaticana

(RV).- Esta mañana el Papa Francisco recibió en el Aula Pablo VI, a los más de dos mil voluntarios cristianos de la Federación de Organismos Internacionales de Voluntariado, en ocasión de la Jornada Internacional del Voluntariado.

En su discurso el Santo Padre recordó la importancia del servicio que prestan los voluntarios hoy, señalando que en el mundo “hay tanta necesidad de testimoniar el valor de la gratitud: ¡los pobres no pueden convertirse en una ocasión de ganancia!” afirmó el Pontífice.

“Ustedes – exhortó el Papa – están llamados a interpretar estos signos de los tiempos y a convertirse en un instrumento al servicio del protagonismo de los pobres”. Para ello recordó, es necesario promover la solidaridad y buscar la paz. Y “un signo de paz y de esperanza – afirmó Francisco – es su actividad en los campos de refugiados, donde encuentran a gente desesperada, rostros marcados por el atropello, niños que tienen hambre de alimentos, de libertad y de futuro”.

Sigan el ejemplo de tantos “voluntarios que han sido verdaderos testigos de la caridad, operadores de paz, constructores de justicia y de solidaridad”, les exhortó Francisco concluyendo su discurso. “Los encomiendo a cada uno de ustedes y a los organismos de su Federación a la protección de María Santísima. Los acompaña también mi Bendición”, les dijo al despedirse.

Texto completo del Discurso del Papa a la FOCSIV

Queridos hermanos y hermanas, ¡Buenos días!

Es un gusto recibirlos en ocasión de la Jornada Internacional del Voluntariado. Les dirijo un cordial saludo y agradezco al Presidente, que ha presentado su misión, en el contexto actual. Su Federación, que agrupa a los Organismos de Voluntariado de inspiración cristiana, desarrolla una preciosa acción en el mundo. Es imagen de una Iglesia que se pone el delantal y se inclina a servir a los hermanos en dificultad. De hecho, las diversas realidades que conforman la FOCSIV buscan conjugar el bagaje de experiencia de los propios miembros con la dimensión del servicio voluntario a los pobres siguiendo el estilo del buen Samaritano y en coherencia con los valores evangélicos. A partir de su identidad cristiana, ustedes se presentan como “voluntarios del mundo” con numerosos proyectos de desarrollo, para dar respuestas concretas a los escándalos del hambre y de las guerras.

Les agradezco ¡por aquello que hacen y por como lo hacen! Sus intervenciones junto a los hombres y a las mujeres en dificultad son un anuncio vivo de la ternura de Cristo, que camina con la humanidad de todo tiempo. Prosigan en este camino del compromiso voluntario y desinteresado. Hay tanta necesidad de testimoniar el valor de la gratitud: ¡los pobres no pueden convertirse en una ocasión de ganancia! Hoy las pobrezas cambian de rostro – ¡existen las nuevas pobrezas! – y también algunos entre los pobres maduran diversas expectativas: aspiran ser protagonistas, se organizan, y sobre todo practican aquella solidaridad que existe entre cuantos sufren, entre los últimos. Ustedes están llamados a interpretar estos signos de los tiempos y a convertirse en un instrumento al servicio del protagonismo de los pobres. Solidaridad con los pobres es pensar y actuar en términos de comunidad, de prioridad de la vida de todos sobre la apropiación de los bienes por parte de algunos. Es también luchar contra las causas estructurales de la pobreza: la desigualdad, la falta de un trabajo y de una casa, la negación de los derechos sociales y laborales. La solidaridad es un modo de hacer la historia con los pobres, evitando presuntas obras altruistas que reducen al otro a la pasividad.

Entre las principales causas de la pobreza hay un sistema económico que saquea la naturaleza, pienso particularmente en la deforestación, pero también en las catástrofes ambientales y en la perdida de la biodiversidad. Es necesario remarcar que la creación no es una propiedad de la cual pueden disponer como les plazca, y mucho menos es una propiedad de algunos cuantos. La creación es un don maravilloso que Dios nos ha dado para poder cuidarlo y lo utilicemos en beneficio de todos, con respeto. Por lo tanto los animo a continuar en este compromiso para que la creación permanezca como un patrimonio de todos, de entregar en toda su belleza a las generaciones futuras.

Muchos de los países en los cuales operan conocen el escándalo de la guerra. Trabajando por el desarrollo de los pueblos, ustedes también cooperan en construir la paz, buscando con perseverante tenacidad desarmar las mentes, de acercar a las personas, de construir puentes entre las culturas y las religiones. La fe les ayudará a realizarlo también en los Países más difíciles, donde la espiral de la violencia parece no dejar espacio a la razón. Un signo de paz y de esperanza es su actividad en los campos de refugiados, donde encuentran a gente desesperada, rostros marcados por el atropello, niños que tienen hambre de alimentos, de libertad y de futuro. ¡Cuánta gente en el mundo huye de los horrores de la guerra! ¡Cuántas personas son perseguidas por motivo de su fe, obligadas a abandonar sus casas, sus lugares de culto, sus tierras, sus afectos! ¡Cuántas vidas quebradas! ¡Cuánto sufrimiento, cuánta destrucción! Frente a todo esto, el discípulo de Cristo no se echa para atrás, no cambia la mirada de otra parte, pero si busca hacerse cargo de esta humanidad sufriente, con proximidad y acogida evangélica.

Pienso en los migrantes y en los refugiados, los cuales buscan dejar atrás las duras condiciones de vida y todo tipo de peligros. Es necesario la colaboración de todos, de instituciones, de ONG’s y comunidades eclesiales, para promover cominos de convivencia armoniosa entre personas y culturas diversas. Los movimientos migratorios solicitan adecuadas modalidades de acogida que no dejen a los emigrantes a merced del mar y de las bandas de traficantes inescrupulosos. Al mismo tiempo, es necesaria una colaboración factible entre los Estados, para reglamentar y administrar eficazmente estos fenómenos.

Queridos hermanos y hermanas, en más de cuarenta años de vida, en su Federación han obrado voluntarios que han sido verdaderos testigos de la caridad, operadores de paz, constructores de justicia y de solidaridad. Los animo a proseguir con alegría en este camino de fidelidad al hombre y a Dios, poniendo siempre más al centro la persona de Jesús. Les ayudará mucho encontrar cada día tiempo para el encuentro personal con Dios en la oración: esta será su fuerza en los momentos más difíciles, de desilusiones, de soledad, de incomprensión. Encomiendo a cada uno de ustedes y a los organismos de su Federación a la protección de María Santísima. Los acompaña también mi Bendición. ¡Y ustedes recuérdense de orar por mí! Gracias.

(from Vatican Radio)

4 de diciembre. La Iglesia conmemora a San Juan Damasceno, Presbítero y Doctor de la Iglesia

San Juan Damasceno, propagador de los misterios de la Virgen María, Madre de Dios
Gran profundizador y propagador de los misterios de María, la Madre de Dios. "Damasceno" significa "perteneciente a Damasco", la ciudad de Siria. Juan era de etnia y cultura árabe, y cristiano. Hacia el año 710, en tiempos en que aún era funcionario del Califa de Damasco, ingresó en el Monasterio de San Sabas, en el desierto de Judea.
Siendo un gran intelectual, y sobre todo un gran orante, formuló la primera gran síntesis del dogma cristiano, habiendo recogido y puesto en síntesis el pensamiento de los Padres griegos.
Fue un gran defensor del culto a las imágenes sagradas -llamada por él como Palabra de Dios que nos entra por los ojos- y esto en contra de la imposición de los emperadores iconoclastas, y sus seguidores, los cuales propalaban la destrucción de aquéllas.
Compuso también una serie de Himnos, que siguen siendo cantados hasta el día en la Liturgia Bizantina; así como bellas homilías dedicadas a explicar los Misterios de la Madre de Dios, especialmente las dedicadas a la Asunción (Dormición).
Murió en su Monasterio hacia el año 749.

Santa María Madre de Dios, la Madonna Liberatrice
Asunción de la Santísima Virgen María
Imagen del Rostro de Santa María, Madre de Dios

Evangelio del Jueves 4 de Diciembre

Jueves de la primera semana de Adviento

Evangelio según San Mateo 7,21.24-27.

Jesús dijo a sus discípulos:
"No son los que me dicen: 'Señor, Señor', los que entrarán en el Reino de los Cielos, sino los que cumplen la voluntad de mi Padre que está en el cielo.
Así, todo el que escucha las palabras que acabo de decir y las pone en práctica, puede compararse a un hombre sensato que edificó su casa sobre roca.
Cayeron las lluvias, se precipitaron los torrentes, soplaron los vientos y sacudieron la casa; pero esta no se derrumbó porque estaba construida sobre roca.
Al contrario, el que escucha mis palabras y no las practica, puede compararse a un hombre insensato, que edificó su casa sobre arena.
Cayeron las lluvias, se precipitaron los torrentes, soplaron los vientos y sacudieron la casa: esta se derrumbó, y su ruina fue grande". 


Palabra de Dios. Gloria a Ti Señor Jesus.  

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Francisco da las gracias por su viaje a Turquía

de ( http://www.zenit.org/ )

En la audiencia general de este miércoles, el Santo Padre habla a los presentes sobre su reciente visita apostólica

Ciudad del Vaticano, 03 de diciembre de 2014 (Zenit.org) Rocío Lancho García

El santo padre Francisco ha dedicado la catequesis de esta semana a charlar con los presentes en la plaza de san Pedro, con ocasión de la audiencia general, sobre su viaje a Turquía realizado la semana pasada. La lluvia que caía esta mañana no ha impedido que los fieles venidos de todas las partes del mundo recibieran al Papa con entusiasmo, gritando con fuerza su nombre al pasar, saludando agitando las manos y levantando las banderas de sus países de procedencia. Protegidos por paraguas y chubasqueros, los peregrinos han seguido con atención la audiencia general.

Esta mañana, antes de salir a la plaza, el Pontífice ha pasado por el Aula Pablo VI, para saludar brevemente a los enfermos que siguen desde allí la audiencia a causa del mal tiempo. Además, antes de subir al papamóvil --hoy ha usado el que está cubierto-- ha bendecido un belén dentro del Vaticano, colocado cerca del Arco de las Campanas.

"Al mal tiempo buena cara", ha dicho el Papa a los presentes al iniciar la catequesis, en la que ha reflexionado sobre su reciente viaje apostólico a Turquía.

En el resumen que el Santo Padre hace en español, ha indicado: "Queridos hermanos y hermanas: Con alegría, deseo recordar el viaje que realicé en Turquía, una tierra tan querida por tantos motivos ligados a la historia del cristianismo. En el encuentro con las autoridades, a las que agradezco la atención y respeto con el que me han acogido, he tenido la oportunidad de reafirmar la necesidad de que los Estados reconozcan la relevancia pública de la fe religiosa y garanticen a todos la libertad de culto".

Añadió que en su viaje ha expresado "el deseo de que cristianos y musulmanes trabajen juntos por la solidaridad, la paz y la convivencia pacífica. Junto con los pastores y fieles de los distintos ritos católicos, hemos invocado al Espíritu Santo para que el Pueblo de Dios, en la diversidad de sus tradiciones, crezca en su apertura, docilidad y obediencia a su divina acción. En la fiesta del Apóstol san Andrés, he encontrado al Patriarca Ecuménico de Constantinopla, Su Santidad Bartolomé I, y juntos hemos firmado una Declaración, renovando el compromiso de proseguir el camino para el restablecimiento de la plena comunión entre católicos y ortodoxos, conscientes de que la oración es la base para un diálogo ecuménico fructífero".

A continuación, ha saludado a los peregrinos de lengua española, en particular "a los grupos provenientes de España, Argentina, México, Paraguay, Bolivia, Chile y otros países latinoamericanos. Que la preparación del nacimiento del Señor, en este tiempo de Adviento, les haga crecer en el amor a Jesús y en el deseo de comunicarlo a los demás. Muchas gracias y que Dios los bendiga a todos".

Al finalizar, el Papa ha dirigido un pensamiento especial a los jóvenes, a los enfermos y a los recién casados. A ellos les ha recordado que hoy celebramos la memoria de san Francisco Javier. Por eso, ha pedido a los jóvenes que "su vigor espiritual os estimule a tomar en serio la fe en vuestra vida". Además, ha pedido que su confianza en Cristo salvador sostenga a los "queridos enfermos, en los momentos de mayor dificultad" y finalmente "su dedicación apostólica" recuerde a los "queridos recién casados, la necesidad de la recíproca donación en la relación conyugal".

San Francisco Javier. 3 de diciembre.

(de corazones.org)
Antiguo retrato de origen japonés y facsímil de su firma.
San Francisco Javier Patrono de las Misiones
Son pocos los hombres que tienen el corazón tan grande como para responder a la llamada de Jesucristo e ir a evangelizar hasta los confines de la tierra. San Francisco Javier es uno de esos. Con razón ha sido llamado: "El gigante de la historia de las misiones" y el Papa Pío X lo nombró patrono oficial de las misiones extranjeras y de todas las obras relacionadas con la propagación de la fe. La oración del día de su fiesta dice así: "Señor, tú has querido que varias naciones llegaran al conocimiento de la verdadera religión por medio de la predicación de San Francisco Javier". El famoso historiador Sir Walter Scott comentó: "El protestante más rígido y el filósofo más indiferente no pueden negar que supo reunir el valor y la paciencia de un mártir con el buen sentido, la decisión, la agilidad mental y la habilidad del mejor negociador que haya ido nunca en embajada alguna".

Francisco nació en 1506, en el castillo de Javier en Navarra, cerca de Pamplona, España. Era el benjamín de la familia. A los dieciocho años fue a estudiar a la Universidad de París, en el colegio de Santa Bárbara, donde en 1528, obtuvo el grado de licenciado. Dios estaba preparando grandes cosas, por lo que dispuso que Francisco Javier tuviese como compañero de la pensión a Pedro Favre, que sería como él jesuita y luego beato, también providencialmente conoció a un extraño estudiante llamado Ignacio de Loyola, ya bastante mayor que sus compañeros. Al principio Francisco rehusó la influencia de Ignacio el cual le repetía la frase de Jesucristo: "¿De qué le sirve a un hombre ganar el mundo entero, si se pierde a sí mismo?". Este pensamiento al principio le parecía fastidioso y contrario a sus aspiraciones, pero poco a poco fue calando y retando su orgullo y vanidad. Por fin San Ignacio logró que Francisco se apartara un tiempo para hacer un retiro especial que el mismo Ignacio había desarrollado basado en su propia lucha por la santidad. Se trata de los "Ejercicios Espirituales". Francisco fue guiado por Ignacio en aquellos días de profundo combate espiritual y quedó profundamente transformado por la gracia de Dios. Comprendió las palabras que Ignacio: "Un corazón tan grande y un alma tan noble no pueden contentarse con los efímeros honores terrenos. Tu ambición debe ser la gloria que dura eternamente".

Llegó a ser uno de los siete primeros seguidores de San Ignacio, fundador de los jesuitas, consagrándose al servicio de Dios en Montmatre, en 1534. Hicieron voto de absoluta pobreza, y resolvieron ir a Tierra Santa para comenzar desde allí su obra misionera, poniéndose en todo caso a la total dependencia del Papa. Junto con ellos recibió la ordenación sacerdotal en Venecia, tres años más tarde, y con ellos compartió las vicisitudes de la naciente Compañía. Abandonado el proyecto de la Tierra Santa, emprendieron camino hacia Roma, en donde Francisco colaboró con Ignacio en la redacción de las Constituciones de la Compañía de Jesús. Bien dice el Libro del Eclesiástico: "Encontrar un buen amigo es como encontrarse un gran tesoro".

Talla de San Francisco Javier. 
Fotografía de Fernando Allen, 
de la reducción de Santa María de Fe, en Paraguay
Sepulcro de San Francisco Javier en Goa (India).
Procesión con las reliquias de San Francisco Javier, en Goa (India).

No podemos tolerar que la imagen del Dios vivo sea sometida a la trata más aberrante, el Papa en la declaración contra la esclavitud en el Vaticano

 
2014-12-02 Radio Vaticana

(RV).- La mañana de este martes en la Casina Pío IV en el Vaticano, sede la Pontificia Academia de las Ciencias, se llevó a cabo la ceremonia para la firma de la Declaración de los líderes religiosos contra la esclavitud en ocasión de la Jornada internacional para la abolición de la esclavitud. El acuerdo para la firma de esta declaración fue instituido el 17 de marzo de este año por el Global Freedom Network. Con la firma de este acuerdo, los líderes religiosos de todo el mundo declaran así su compromiso para para eliminar -antes del 2020- las modernas formas de esclavitud y el tráfico de personas.

Los firmantes fueron: por la Iglesia católica el Papa Francisco, por los anglicanos, el arzobispo de Canterbury Justin Welby; un representante hindú y dos budistas, entre los cuales el sumo sacerdote de Malaysia; por el judaísmo el rabino jefe David Rosen y el rabino Abraham Skorka, amigo de Papa Bergoglio; por los ortodoxos, en representación del patriarca ecuménico Bartolomé el metropolita Emmanuel de Francia; por los musulmanes, el subsecretario de Al-Azhar Abbas Abdalla Abbas Soliman en representación del gran imam Mohamed Ahmed El-Tayeb, y los grandes Ayatollah Mohammad Taqi al-Modarresi e Sheikh Basheer Hussain al Najafi, además del argentino Sheikh Omar Abboud, también él amigo de Papa Francisco.

Griselda Mutual, RV

Transcripción de RADIO VATICANA de las palabras del Papa

Señoras y señores: Agradezco a todos los líderes religiosos aquí reunidos por su compromiso en favor de los sobrevivientes de la trata de personas y a todos los presentes por su intensa participación en este acto de fraternidad especialmente para con los más sufridos de nuestros hermanos.

Inspirados por nuestras confesiones de fe, hoy nos hemos reunido con motivo de una iniciativa histórica y de una acción concreta: Declarar que trabajaremos juntos para erradicar el terrible flagelo de la esclavitud moderna en todas sus formas.

La explotación física, económica, sexual y psicológica de hombres, mujeres y niños y niñas actualmente encadena a decenas de millones de personas a la deshumanización y a la humillación.

Cada ser humano, hombre, mujer, niño, niña es imagen de Dios, Dios es Amor y libertad que se dona en relaciones interpersonales, así cada ser humano es una persona libre destinada a existir para el bien de otros en igualdad y fraternidad.

Cada una, y todas las personas, son iguales y se les debe reconocer la misma libertad y la misma dignidad. Cualquier relación discriminante que no respete la convicción fundamental que el otro es como uno mismo constituye un delito, y tantas veces un delito aberrante.

Por eso, declaramos a nombre de todos y de cada uno de nuestros credos que la esclavitud moderna, en término de trata de personas, trabajo forzado, prostitución, explotación de órganos, es un crimen de lesa humanidad. Sus víctimas son de toda condición, pero las más veces se hayan entre los más pobres y vulnerables de nuestros hermanos y hermanas.

En nombre de ellos y ellas, están llamando a la acción a nuestras comunidades de fe sin excepción rechazan completamente toda privación sistemática de la libertad individual con fines de explotación personal o comercial, en nombre de ellos hacemos esta declaración.

A pesar de los grandes esfuerzos de muchos, la esclavitud moderna sigue siendo un flagelo atroz que está presente a gran escala en todo el mundo, incluso como turismo, este crimen de lesa humanidad se enmascara en aparentes costumbres aceptadas pero en realidad hace sus víctimas en la prostitución, la trata de personas, el trabajo forzado, el trabajo esclavo, la mutilación, la venta de órganos, el mal uso de la droga, el trabajo de niños. Se oculta tras puertas cerradas, en domicilios particulares, en las calles, en automóviles, en fábricas, en campos, en barcos pesqueros y en muchas otras partes.

Y esto ocurre tanto en ciudades como en aldeas, en las villas de emergencia de las naciones más ricas y más pobres del mundo. Y lo peor, es que tal situación, desgraciadamente, se agrava cada día más.

Llamamos a la acción a todas las personas de fe y a sus líderes, a los Gobiernos, a las empresas, a todos los hombres y mujeres de buena voluntad, para que brinden su apoyo férreo y se sumen al movimiento contra de la esclavitud moderna, en todas sus formas, sostenidos por los ideales de nuestras confesiones de fe y nuestros valores humanos compartidos, todos podemos y debemos levantar el estandarte de los valores espirituales, el esfuerzo mancomunado, la visión liberadora de manera de erradicar la esclavitud de nuestro planeta.

Pido al Señor nos conceda hoy la gracia de convertirnos nosotros mismos en el prójimo de cada persona, sin excepción, y de brindarle ayuda activamente siempre que se cruce en nuestro camino, se trate ya de un anciano abandonado por todos, un trabajador injustamente esclavizado y despreciado, una refugiada o refugiado atrapado por los lazos de la mala vida, un joven o una joven que camine por las calles del mundo víctima del comercio sexual, un hombre o una mujer prostituida con engaños por gente sin temor de Dios, un niño o una niña mutilada de sus órganos que llaman nuestras conciencias haciendo eco de la voz del Señor. Les aseguro que cada vez que lo hicieron con uno de mis hermanos, lo hicieron conmigo.

Queridos amigos, gracias por esta reunión, gracias por este compromiso transversal que nos compromete a todos, todos somos reflejo de la imagen de Dios y estamos convencidos que no podemos tolerar que la imagen del Dios vivo sea sometida a la trata más aberrante. Muchas gracias. Transcripción de jesuita Guillermo Ortiz y Mercedes de la Torre, RADIO VATICANA

(from Vatican Radio)