miércoles, 2 de septiembre de 2015

El vino bueno de la alegría, síntesis de la catequesis del Papa del 2 de setiembre

Tomado de: http://www.news.va/es/news/

 

2015-09-02 Radio Vaticana

(RV).- En su catequesis del miércoles 2 de setiembre el Papa destacó la importancia de la familia como transmisora de fe, ya sea dentro como fuera del seno familiar:

“Queridos hermanos y hermanas:

Hoy abordamos el tema de la familia como transmisora de la fe. Tanto en sus palabras como en sus signos, el Señor pone con frecuencia los lazos familiares como ejemplo de nuestra relación con Dios. La sabiduría encerrada en esos afectos familiares, que ni se compran ni se venden, es el mejor legado del espíritu familiar y Dios se revela a través de este lenguaje”.

En su reflexión en italiano el Santo Padre señaló algunos pasajes del Evangelio que nos pueden venir a la mente cuando pensamos en nuestra relación con Dios: «El que ama a su padre o a su madre más que a mí, no es digno de mí; y el que ama a su hijo o a su hija más que a mí, no es digno de mí» (Mt 10,37). El Papa explicó que este pasaje, que podría hacer pensar que contrapone los lazos familiares con el seguir a Jesús, en realidad tiene todo otro significado: cuando Jesús afirma la primacía de la fe en Dios, no encuentra una comparación más significativa que la de los afectos familiares, los cuales al interior de la experiencia de la fe y del amor de Dios se llenan de un sentido aún más grande, y así hace que estos afectos sean capaces de ir más allá de sí mismos.

Asimismo en su catequesis impartida en español el Papa afirmó que “la fe y el amor de Dios, purifican los afectos familiares del egoísmo y los protegen del degrado. Los abre a un nuevo horizonte que nos hace capaces de ver más allá, de ver a todos los hombres como una sola familia. De ese modo, quien hace la voluntad de Dios y vive en su amor, es capaz de ver a Jesús en el otro y de ser para él un verdadero hermano”.

Cuando los afectos familiares se convierten al testimonio del evangelio se vuelven capaces de cosas impensables: “es una bendición para los pueblos”, dijo.

“Una sola sonrisa arrancada milagrosamente de la desesperación de un niño abandonado, que vuelve a vivir, nos explica el actuar de Dios en el mundo, más que miles tratados teológicos” destacó el Obispo de Roma. “Un solo hombre y una sola mujer, capaces de arriesgar y de sacrificarse por un hijo de otro, y no solamente por el proprio, nos explican cosas del amor que muchos científicos ya no comprenden”; ninguna ingeniería económica ni política puede sustituir a la familia en el contrastar la desertificación comunitaria de la ciudad moderna.

Llevar este estilo familiar a todas las relaciones humanas, dijo el Sucesor de Pedro, nos haría capaces de cosas impensables, sería una bendición para todos los pueblos y un signo de esperanza sobre la tierra. “Se da ahí una comunicación del misterio de Dios más profunda e incisiva que mil tratados de teología”.

Después de saludar a los peregrinos de lengua española el Papa elevó al cielo su oración: “Que el Señor nos ayude a que las familias sean fermento evangelizador de la sociedad, ese vino bueno que lleve la alegría del Evangelio a todas las gentes”.

En la conclusión de su reflexión en italiano el Pontífice pidió, una vez más, que recemos por él, y también los unos por los otros, para que “seamos capaces de reconocer y de sostener las visitas de Dios”. “El Espíritu traerá el alegre desorden en las familias cristianas - concluyó - y la ciudad del hombre saldrá de la depresión”.

(GM - RV)

PAPA FRANCISCO: PARA QUE EL MUNDO CAMBIE, ES PRECISO DAR DAR PROTAGONISMO A LAS FAMILIAS QUE ESCUCHAN LA PALABRA DE DIOS Y LA PONEN EN PRÁCTICA

Tomado de: https://www.facebook.com/news.va.es/

Queridos amigos, les ofrecemos el texto completo de la catequesis de hoy del Papa Francisco sobre la familia como transmisora de la fe:

"Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días!

En este último tramo de nuestro camino de catequesis sobre la familia, abrimos la mirada sobre el modo en que ella vive la responsabilidad de comunicar la fe, de transmitir la fe, sea en su interior como al exterior.

En un primer momento, se nos pueden venir a la mente algunas expresiones evangélicas que parecen contraponer los vínculos de la familia y el seguimiento de Jesús. Por ejemplo, aquellas palabras fuertes que todos conocemos y hemos escuchado:

«El que ama a su padre o a su madre más que a mí, no es digno de mí; y el que ama a su hijo o a su hija más que a mí, no es digno de mí. El que no toma su cruz y me sigue, no es digno de mí» (Mt 10, 37-38).

Naturalmente, ¡Jesús no quiere cancelar el cuarto mandamiento con esto! Que es el primer gran mandamiento hacia las personas. Los tres primeros son en relación a Dios, éste en relación a las personas… ¡es grande!.

Y ni siquiera podemos pensar que el Señor, después de haber realizado su primer milagro para los esposos de Caná, después de haber consagrado el vínculo conyugal entre el hombre y la mujer, después de haber restituido hijos e hijas a la vida familiar, ¡nos pida ser insensibles a estos vínculos! Esa no es la explicación, no.

Al contrario, cuando Jesús afirma la primacía de la fe en Dios, no encuentra una comparación más significativa que los afectos familiares. Y por otro lado, estos mismos vínculos familiares dentro de la experiencia de fe y del amor de Dios, se transforman, vienen “completados” de un sentido más grande y se convierten en capaces de ir más allá de sí mismos, para crear una paternidad y una maternidad más amplias y para acoger como hermanos y hermanas también aquellos que están al margen de cada ligamen.

Un día, a quien le dice que afuera estaban su madre y sus hermanos que lo buscaban, Jesús respondió, indicando a sus discípulos: «¡Estos son mi madre y mis hermanos! Porque el que hace la voluntad de Dios, ese es mi hermano, mi hermana y mi madre» (Mc 3, 34-35).

La sabiduría de los afectos, que no se compran y no se venden, es la mejor dote del genio familiar. Especialmente en la familia aprendemos a crecer en aquella atmósfera de la sabiduría de los afectos. Su “gramática” se aprende allí, de otra manera es muy difícil aprenderla. Y es especialmente éste lenguaje a través del cual, Dios se da a entender a todos.

La invitación a poner los vínculos familiares en el ámbito de la obediencia de la fe y de la alianza con el Señor no los mortifica; al contrario, los protege, los desvincula del egoísmo, los protege del deterioro, los lleva a un lugar seguro para la vida que no muere. El flujo de un estilo familiar en las relaciones humanas es una bendición para los pueblos: trae nuevamente la esperanza a la tierra.

Cuando los afectos familiares se dejan convertir al testimonio del Evangelio, se transforman capaces de cosas impensables, que hacen tocar con la mano las obras de Dios, aquellas obras que Dios realiza en la historia, como aquellas que Jesús ha hecho para los hombres, las mujeres, los niños que ha encontrado.

Una sola sonrisa milagrosamente arrancada a la desesperación de un niño abandonado, que recomienza a vivir, nos explica el actuar de Dios en el mundo más que mil tratados teológicos. Un solo hombre o una sola mujer, capaces de arriesgar y de sacrificarse por un hijo de otros, y no solo por el propio, nos explican cosas del amor que muchos científicos no comprenden más.

Donde están estos afectos familiares brotan estos gestos del corazón que nos hablan más fuerte que las palabras, el gesto del amor, esto hace pensar.

La familia que responde a la llamada de Jesús devuelve la dirección del mundo a la alianza del hombre y de la mujer con Dios. Piensen en el desarrollo de este testimonio, hoy. Imaginemos que el timón de la historia (de la sociedad, de la economía, de la política) sea entregado - ¡finalmente! - a la alianza del hombre y de la mujer, para que lo gobiernen con la mirada dirigida a la generación que viene. Los temas de la tierra y de la casa, de la economía y del trabajo, ¡tocarían una música muy diferente!

Si volvemos a dar protagonismo – a partir de la Iglesia – a la familia que escucha la Palabra de Dios y la pone en práctica, nos transformaremos como el vino bueno de las bodas de Caná, ¡fermentaremos como la levadura de Dios!

En efecto, la alianza de la familia con Dios está llamada hoy a contrastar la desertificación comunitaria de la ciudad moderna. Pero nuestras ciudades se han transformado en desertificadas por falta de amor, por falta de sonrisas. Muchas diversiones, muchas, muchas cosas para perder el tiempo, para hacer reír, pero falta el amor.

Y es especialmente la familia, y es ¡especialmente la familia! aquel papá, aquella mamá que trabajan y con los niños… La sonrisa de una familia es capaz de vencer esta desertificación de nuestras ciudades y esta es la victoria del amor de la familia.

Ninguna ingeniería económica y política está en grado de sustituir esta aportación de las familias. El proyecto de Babel edifica rascacielos sin vida. El Espíritu de Dios, en cambio, hace florecer los desiertos (cfr Is 32, 15). Debemos salir de las torres y de las bóvedas blindadas de las élites, para frecuentar de nuevo las casas y los espacios abiertos a las multitudes, abiertas al amor de la familia.

La comunión de los carismas – aquellos dados al Sacramento del matrimonio y aquellos concedidos a la consagración para el Reino de Dios – está destinada a transformar la Iglesia en un lugar plenamente familiar para el encuentro con Dios. Vamos hacia adelante en este camino, no perdamos la esperanza, donde hay una familia con amor, esa familia es capaz de calentar el corazón de toda una ciudad, con su testimonio de amor.

Recen por mí, recemos los unos por los otros, para que seamos capaces de reconocer y de sostener las visitas de Dios. El Espíritu traerá el alegre desorden en las familias cristianas y la ciudad del hombre saldrá de la depresión. Gracias.

(Traducción del italiano – Mercedes De La Torre – Radio Vaticana).

Mensaje del Papa Francisco por la Colecta Más por Menos




El Papa Francisco, a través de su Secretario de Estado Cardenal Pietro Parolin, hizo llegar su mensaje para la próxima Colecta Nacional que organiza la Comisión Episcopal de Ayuda a las Regiones Más Necesitadas, el próximo 13 de septiembre, bajo el lema: "Demos más para que otros sufran menos".

Texto de la Carta:


Mons. Pedro Olmedo
Obispo de Humahuaca
Presidente de la Comisión Episcopal de Ayuda a las Regiones Más Necesitadas

Con motivo de la Colecta Más por Menos, promovida por los Obispos de ese país, y que este año tiene como lema "Demos más para que otros sufran menos", Su Santidad el Papa Francisco saluda con afecto a los organizadores y participantes en la misma, a la vez que les anima a vivir de una manera concreta y efectiva el amor y la ayuda a los hermanos más necesitados.

Frente a la extensión de una cultura de la indiferencia y del individualismo egoísta, el Santo Padre pide a todos, y en particular a los pastores y fieles de la Iglesia, un esfuerzo para no acostumbrarse nunca al sufrimiento del otro. Que con la ayuda y el ejemplo de Cristo, que se entregó por nosotros hasta la muerte, sepamos llevar unos las cargas de los otros, y que la Iglesia sea una auténtica comunidad de hermanos que se acogen recíprocamente y se preocupan por la suerte de los demás.

El Papa encomienda a Nuestra Señora de Luján los frutos de esta iniciativa y, al mismo tiempo que les pide su oración por él y por su servicio a la Iglesia, les imparte su bendición apostólica.

Cardenal Pietro Parolin
Secretario de Estado de Su Santidad



Evangelio del Miércoles 2 de Septiembre

Miércoles de la vigésima segunda semana del tiempo ordinario

Evangelio según San Lucas 4,38-44. 


Al salir de la sinagoga, entró en la casa de Simón. La suegra de Simón tenía mucha fiebre, y le pidieron que hiciera algo por ella.
Inclinándose sobre ella, Jesús increpó a la fiebre y esta desapareció. En seguida, ella se levantó y se puso a servirlos.
Al atardecer, todos los que tenían enfermos afectados de diversas dolencias se los llevaron, y él, imponiendo las manos sobre cada uno de ellos, los curaba.
De muchos salían demonios, gritando: "¡Tú eres el Hijo de Dios!". Pero él los increpaba y no los dejaba hablar, porque ellos sabían que era el Mesías.
Cuando amaneció, Jesús salió y se fue a un lugar desierto. La multitud comenzó a buscarlo y, cuando lo encontraron, querían retenerlo para que no se alejara de ellos.
Pero él les dijo: "También a las otras ciudades debo anunciar la Buena Noticia del Reino de Dios, porque para eso he sido enviado".
Y predicaba en las sinagogas de toda la Judea. 

Palabra de Dios. Gloria a Ti, Señor Jesús.   

martes, 1 de septiembre de 2015

Evangelio del Martes 1 de Septiembre

Martes de la vigésima segunda semana del tiempo ordinario

Evangelio según San Lucas 4,31-37. 


Jesús bajó a Cafarnaún, ciudad de Galilea, y enseñaba los sábados.
Y todos estaban asombrados de su enseñanza, porque hablaba con autoridad.
En la sinagoga había un hombre que estaba poseído por el espíritu de un demonio impuro; y comenzó a gritar con fuerza; 
"¿Qué quieres de nosotros, Jesús Nazareno? ¿Has venido para acabar con nosotros? Ya sé quién eres: el Santo de Dios".
Pero Jesús lo increpó, diciendo: "Cállate y sal de este hombre". El demonio salió de él, arrojándolo al suelo en medio de todos, sin hacerle ningún daño.
El temor se apoderó de todos, y se decían unos a otros: "¿Qué tiene su palabra? ¡Manda con autoridad y poder a los espíritus impuros, y ellos salen!".
Y su fama se extendía por todas partes en aquella región. 

Palabra de Dios. Gloria a Ti, Señor Jesús.   

lunes, 31 de agosto de 2015

Evangelio del Lunes 31 de Agosto

Lunes de la vigésima segunda semana del tiempo ordinario

Evangelio según San Lucas 4,16-30. 

Jesús fue a Nazaret, donde se había criado; el sábado entró como de costumbre en la sinagoga y se levantó para hacer la lectura.
Le presentaron el libro del profeta Isaías y, abriéndolo, encontró el pasaje donde estaba escrito:
El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha consagrado por la unción. El me envió a llevar la Buena Noticia a los pobres, a anunciar la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos, a dar la libertad a los oprimidos y proclamar un año de gracia del Señor.
Jesús cerró el Libro, lo devolvió al ayudante y se sentó. Todos en la sinagoga tenían los ojos fijos en él. 
Entonces comenzó a decirles: "Hoy se ha cumplido este pasaje de la Escritura que acaban de oír". 
Todos daban testimonio a favor de él y estaban llenos de admiración por las palabras de gracia que salían de su boca. Y decían: "¿No es este el hijo de José?".
Pero él les respondió: "Sin duda ustedes me citarán el refrán: 'Médico, cúrate a ti mismo'. Realiza también aquí, en tu patria, todo lo que hemos oído que sucedió en Cafarnaún".
Después agregó: "Les aseguro que ningún profeta es bien recibido en su tierra.
Yo les aseguro que había muchas viudas en Israel en el tiempo de Elías, cuando durante tres años y seis meses no hubo lluvia del cielo y el hambre azotó a todo el país.
Sin embargo, a ninguna de ellas fue enviado Elías, sino a una viuda de Sarepta, en el país de Sidón.
También había muchos leprosos en Israel, en el tiempo del profeta Eliseo, pero ninguno de ellos fue curado, sino Naamán, el sirio".
Al oír estas palabras, todos los que estaban en la sinagoga se enfurecieron y, levantándose, lo empujaron fuera de la ciudad, hasta un lugar escarpado de la colina sobre la que se levantaba la ciudad, con intención de despeñarlo.
Pero Jesús, pasando en medio de ellos, continuó su camino. 

Palabra de Dios. Gloria a Ti, Señor Jesús.   

domingo, 30 de agosto de 2015

Evangelio del Domingo 30 de Agosto

Vigésimo segundo Domingo del tiempo ordinario

Evangelio según San Marcos 7,1-8.14-15.21-23. 

Los fariseos con algunos escribas llegados de Jerusalén se acercaron a Jesús, y vieron que algunos de sus discípulos comían con las manos impuras, es decir, sin lavar.
Los fariseos, en efecto, y los judíos en general, no comen sin lavarse antes cuidadosamente las manos, siguiendo la tradición de sus antepasados; y al volver del mercado, no comen sin hacer primero las abluciones. Además, hay muchas otras prácticas, a las que están aferrados por tradición, como el lavado de los vasos, de las jarras y de la vajilla de bronce.
Entonces los fariseos y los escribas preguntaron a Jesús: "¿Por qué tus discípulos no proceden de acuerdo con la tradición de nuestros antepasados, sino que comen con las manos impuras?".
El les respondió: "¡Hipócritas! Bien profetizó de ustedes Isaías, en el pasaje de la Escritura que dice: Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí.
En vano me rinde culto: las doctrinas que enseñan no son sino preceptos humanos.
Ustedes dejan de lado el mandamiento de Dios, por seguir la tradición de los hombres".
Y Jesús, llamando otra vez a la gente, les dijo: "Escúchenme todos y entiéndanlo bien.
Ninguna cosa externa que entra en el hombre puede mancharlo; lo que lo hace impuro es aquello que sale del hombre.
Porque es del interior, del corazón de los hombres, de donde provienen las malas intenciones, las fornicaciones, los robos, los homicidios, los adulterios, la avaricia, la maldad, los engaños, las deshonestidades, la envidia, la difamación, el orgullo, el desatino.
Todas estas cosas malas proceden del interior y son las que manchan al hombre". 

Palabra de Dios. Gloria a Ti, Señor Jesús.   

sábado, 29 de agosto de 2015

Evangelio del Sábado 29 de Agosto

Memoria del martirio de San Juan Bautista

Evangelio según San Marcos 6,17-29. 


Herodes, en efecto, había hecho arrestar y encarcelar a Juan a causa de Herodías, la mujer de su hermano Felipe, con la que se había casado.
Porque Juan decía a Herodes: "No te es lícito tener a la mujer de tu hermano".
Herodías odiaba a Juan e intentaba matarlo, pero no podía,
porque Herodes lo respetaba, sabiendo que era un hombre justo y santo, y lo protegía. Cuando lo oía quedaba perplejo, pero lo escuchaba con gusto.
Un día se presentó la ocasión favorable. Herodes festejaba su cumpleaños, ofreciendo un banquete a sus dignatarios, a sus oficiales y a los notables de Galilea.
La hija de Herodías salió a bailar, y agradó tanto a Herodes y a sus convidados, que el rey dijo a la joven: "Pídeme lo que quieras y te lo daré".
Y le aseguró bajo juramento: "Te daré cualquier cosa que me pidas, aunque sea la mitad de mi reino".
Ella fue a preguntar a su madre: "¿Qué debo pedirle?". "La cabeza de Juan el Bautista", respondió esta.
La joven volvió rápidamente adonde estaba el rey y le hizo este pedido: "Quiero que me traigas ahora mismo, sobre una bandeja, la cabeza de Juan el Bautista".
El rey se entristeció mucho, pero a causa de su juramento, y por los convidados, no quiso contrariarla.
En seguida mandó a un guardia que trajera la cabeza de Juan.
El guardia fue a la cárcel y le cortó la cabeza. Después la trajo sobre una bandeja, la entregó a la joven y esta se la dio a su madre.
Cuando los discípulos de Juan lo supieron, fueron a recoger el cadáver y lo sepultaron. 

Palabra de Dios. Gloria a Ti, Señor Jesús.   

viernes, 28 de agosto de 2015

Testimoniar la fe con palabras y gestos de misericordia, pidió el Papa

 Tomado de: http://www.news.va/

2015-08-28 Radio Vaticana

(RV).- En sus saludos a los numerosos fieles y peregrinos procedentes de diversos países que escucharon la catequesis del Papa del último miércoles de agosto, en el ámbito de la 100ª audiencia general de su Pontificado, el Obispo de Roma dirigió unas palabras especiales a los peregrinos de lengua árabe, y de modo especial, a los procedentes de Oriente Medio.

Antes de desear que el Señor los bendiga y tras recordar a estos queridos hermanos y hermanas que la oración refuerza la familia, el Santo Padre los invitó a rezar a fin de que sus familias, siguiendo el ejemplo de la Sagrada Familia de Nazaret, sean lugares de comunión, cenáculos de oración, auténticas escuelas del Evangelio y pequeñas Iglesias domésticas.

El Papa Francisco invitó a los peregrinos polacos a pedir juntos al Señor el don del Espíritu Santo, puesto que sólo Él puede encender en nuestros corazones el fuego del amor, de modo que con un ardiente afecto filial podamos dirigirnos a Dios en su calidad de Padre y rezar verdaderamente. Con este afecto – les dijo el Papa – encontraremos siempre el tiempo para la oración personal y familiar. Y añadió que la oración traerá la paz y la felicidad de quienes se sienten amados.

Al dar su bienvenida a los queridos peregrinos de lengua portuguesa, incluyendo a los fieles de diferentes parroquias de Portugal y a los estudiantes del Colegio Pío Brasileño de Roma, el Pontífice les deseó que el Señor los bendiga para que sean por doquier faros que irradien la luz del Evangelio, mientras les manifestó su deseo de que su peregrinación a la Ciudad Eterna refuerce en sus corazones el hecho de sentir y de vivir con la Iglesia, acompañados y protegidos por la Santísima Virgen María.

Por último, al saludar a los peregrinos de lengua italiana, entre los cuales a las Religiosas del Rostro Santo y a las Hermanas procedentes de la ciudad de Monza, pertenecientes a la Congregación de la Preciosísima Sangre de Jesús, que celebran sus respectivos Capítulos Generales; junto a quienes celebran la Asamblea general del Instituto Secular de la Pequeña Familia Franciscana; y sin olvidar a los seminaristas que participan en el encuentro de verano de la localidad de Frascati, entre otros; el Papa deseó a todos que testimonien la fe con palabras y gestos de misericordia y compasión hacia el próximo.

(María Fernanda Bernasconi - RV).

28 de agosto: San Agustín


Agustín, ya convertido, se dispuso volver con su madre a su tierra en África, y juntos se fueron al puerto de Ostia a esperar el barco. Pero Mónica ya había obtenido de Dios lo que más anhelaba en esta vida y podía morir tranquila. Sucedió que estando ahí en una casa junto al mar, por la noche, mientras ambos platicaban debajo de un cielo estrellado de las alegrías que esperaban en el cielo, Mónica exclamó entusiasmada : “¿Y a mí que más me puede amarrar a la tierra ? Ya he obtenido mi gran deseo, el verte cristiano católico. Todo lo que deseaba lo he conseguido de Dios”. Poco días después le invadió una fiebre y murió. Murió pidiendo a su hijo “que se acordara de ella en el altar del Señor”. Murió en el año 387, a los 55 años de edad.

Pueden encontrar mas información sobre su vida en nuestra página web:
http://obispadodezaratecampana.org/

Evangelio del Viernes 28 de Agosto

Viernes de la vigésima primera semana del tiempo ordinario

Evangelio según San Mateo 25,1-13. 

Por eso, el Reino de los Cielos será semejante a diez jóvenes que fueron con sus lámparas al encuentro del esposo.
Cinco de ellas eran necias y cinco, prudentes.
Las necias tomaron sus lámparas, pero sin proveerse de aceite, mientras que las prudentes tomaron sus lámparas y también llenaron de aceite sus frascos.
Como el esposo se hacía esperar, les entró sueño a todas y se quedaron dormidas.
Pero a medianoche se oyó un grito: 'Ya viene el esposo, salgan a su encuentro'.
Entonces las jóvenes se despertaron y prepararon sus lámparas.
Las necias dijeron a las prudentes: '¿Podrían darnos un poco de aceite, porque nuestras lámparas se apagan?'.
Pero estas les respondieron: 'No va a alcanzar para todas. Es mejor que vayan a comprarlo al mercado'.
Mientras tanto, llegó el esposo: las que estaban preparadas entraron con él en la sala nupcial y se cerró la puerta.
Después llegaron las otras jóvenes y dijeron: 'Señor, señor, ábrenos',
pero él respondió: 'Les aseguro que no las conozco'.
Estén prevenidos, porque no saben el día ni la hora. 

Palabra de Dios. Gloria a Ti, Señor Jesús.  

jueves, 27 de agosto de 2015

27 de agosto. La Iglesia conmemora a Santa Mónica (la mamá del Obispo y Doctor de la Iglesia San Agustín).

El sepulcro de Santa Mónica se encuentra en la iglesia de San Agustín, en Roma, en una de las calles perpendiculares a la Via della Scrofa, frente a la ex Casa Internazionale del Clero (luego llamada Domus Internationalis Paulus VI). 

En este enlace, encontrarán datos sobre su vida : http://obispadodezaratecampana.org/

San Agustín, Obispo, y Santa Mónica. Vitral
Sepulcro de Santa Mónica en la iglesia de San Agustín en Roma
Santa Mónica

Evangelio del Jueves 27 de Agosto

Jueves de la vigésima primera semana del tiempo ordinario

Evangelio según San Mateo 24,42-51. 

Estén prevenidos, porque ustedes no saben qué día vendrá su Señor.
Entiéndanlo bien: si el dueño de casa supiera a qué hora de la noche va a llegar el ladrón, velaría y no dejaría perforar las paredes de su casa.
Ustedes también estén preparados, porque el Hijo del hombre vendrá a la hora menos pensada.
¿Cuál es, entonces, el servidor fiel y previsor, a quien el Señor ha puesto al frente de su personal, para distribuir el alimento en el momento oportuno?
Feliz aquel servidor a quien su señor, al llegar, encuentre ocupado en este trabajo.
Les aseguro que lo hará administrador de todos sus bienes.
Pero si es un mal servidor, que piensa: 'Mi señor tardará', y se dedica a golpear a sus compañeros, a comer y a beber con los borrachos, su señor llegará el día y la hora menos pensada, y lo castigará. Entonces él correrá la misma suerte que los hipócritas. Allí habrá llanto y rechinar de dientes. 

Palabra de Dios. Gloria a Ti, Señor Jesús.   

miércoles, 26 de agosto de 2015

Evangelio del Miércoles 26 de Agosto

Miércoles de la vigésima primera semana del tiempo ordinario

Evangelio según San Mateo 23,27-32.

¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que parecen sepulcros blanqueados: hermosos por fuera, pero por dentro llenos de huesos de muertos y de podredumbre!
Así también son ustedes: por fuera parecen justos delante de los hombres, pero por dentro están llenos de hipocresía y de iniquidad.
¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que construyen los sepulcros de los profetas y adornan las tumbas de los justos,
diciendo: 'Si hubiéramos vivido en el tiempo de nuestros padres, no nos hubiéramos unido a ellos para derramar la sangre de los profetas'!
De esa manera atestiguan contra ustedes mismos que son hijos de los que mataron a los profetas.
¡Colmen entonces la medida de sus padres! 

Palabra de Dios. Gloria a Ti, Señor Jesús.   

martes, 25 de agosto de 2015

Evangelio del Martes 25 de Agosto

Martes de la vigésima primera semana del tiempo ordinario

Evangelio según San Mateo 23,23-26. 

¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que pagan el diezmo de la menta, del hinojo y del comino, y descuidan lo esencial de la Ley: la justicia, la misericordia y la fidelidad! Hay que practicar esto, sin descuidar aquello.
¡Guías ciegos, que filtran el mosquito y se tragan el camello!
¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que limpian por fuera la copa y el plato, mientras que por dentro están llenos de codicia y desenfreno!
¡Fariseo ciego! Limpia primero la copa por dentro, y así también quedará limpia por fuera. 

Palabra de Dios. Gloria a Ti, Señor Jesús.  

lunes, 24 de agosto de 2015

San Bartolomé, apóstol

Fiesta de san Bartolomé, apóstol, a quien generalmente se identifica con Natanael. Nacido en Caná de Galilea, fue presentado por Felipe a Cristo Jesús en las cercanías del Jordán, donde el Señor le invitó a seguirle, agregándolo a los Doce. Después de la Ascensión del Señor, es tradición que predicó el Evangelio en la India y que allí fue coronado con el martirio. 

A este santo (que fue uno de los doce apóstoles de Jesús) lo pintaban los antiguos con la piel en sus brazos como quien lleva un abrigo, porque la tradición cuenta que su martirio consistió en que le arrancaron la piel de su cuerpo, estando él aún vivo. Parece que Bartolomé es un sobrenombre o segundo nombre que le fue añadido a su antiguo nombre que era Natanael (que significa "regalo de Dios").

Muchos autores creen que el personaje que el evangelista San Juan llama Natanael, es el mismo que otros evangelistas llaman Bartolomé. Porque San Mateo, San Lucas y San Marcos cuando nombran al apóstol Felipe, le colocan como compañero de Felipe a Natanael. El evangelio de San Juan la narra de la siguiente manera: "Jesús se encontró a Felipe y le dijo: "Sígueme". Felipe se encontró a Natanael y le dijo: "Hemos encontrado a aquél a quien anunciaron Moisés y los profetas.

Es Jesús de Nazaret". Natanael le respondió: " ¿Es que de Nazaret puede salir algo bueno?" Felipe le dijo: "Ven y verás". Vio Jesús que se acercaba Natanael y dijo de él: "Ahí tienen a un israelita de verdad, en quien no hay engaño" Natanael le preguntó: "¿Desde cuando me conoces?" Le respondió Jesús: "antes de que Felipe te llamara, cuando tú estabas allá debajo del árbol, yo te vi". Le respondió Natanael: "Maestro, Tú eres el Hijo de Dios, Tú eres el Rey de Israel". Jesús le contestó: "Por haber dicho que te vi debajo del árbol, ¿crees? Te aseguró que verás a los ángeles del cielo bajar y subir alrededor del Hijo del Hombre." (Jn. 1,43 )-

Desde entonces nuestro santo fue un discípulo incondicional de este enviado de Dios, Cristo Jesús que tenía poderes y sabiduría del todo sobrenaturales. Con los otros 11 apóstoles presenció los admirables milagros de Jesús, oyó sus sublimes enseñanzas y recibió el Espíritu Santo en forma de lenguas de fuego. Para San Bartolomé, como para nosotros, la santidad no se basa en hacer milagros, ni en deslumbrar a otros con hazañas extraordinarias, sino en dedicar la vida a amar a Dios, a hacer conocer y amar mas a Jesucristo, y a propagar su santa religión, y en tener una constante caridad con los demás y tratar de hacer a todos el mayor bien posible.

Evangelio del Lunes 24 de Agosto

Fiesta de san Bartolomé, apóstol

Evangelio según San Juan 1,45-51. 


Felipe encontró a Natanael y le dijo: "Hemos hallado a aquel de quien se habla en la Ley de Moisés y en los Profetas. Es Jesús, el hijo de José de Nazaret".
Natanael le preguntó: "¿Acaso puede salir algo bueno de Nazaret?". "Ven y verás", le dijo Felipe.
Al ver llegar a Natanael, Jesús dijo: "Este es un verdadero israelita, un hombre sin doblez".
"¿De dónde me conoces?", le preguntó Natanael. Jesús le respondió: "Yo te vi antes que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera".
Natanael le respondió: "Maestro, tú eres el Hijo de Dios, tú eres el Rey de Israel".
Jesús continuó: "Porque te dije: 'Te vi debajo de la higuera', crees . Verás cosas más grandes todavía".
Y agregó: "Les aseguro que verán el cielo abierto, y a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del hombre." 

Palabra de Dios. Gloria a Ti, Señor Jesús.  

domingo, 23 de agosto de 2015

María nos ayude a ir a Jesús, para experimentar la libertad que Él nos da, alienta el Papa


2015-08-23 Radio Vaticana

¡Jesús es la persona que necesitamos!

(RV).- Él nos brinda la «libertad de limpiar nuestras opciones de las incrustaciones mundanas y de los miedos», destacó el Papa Francisco en sus palabras, para introducir el rezo mariano, del XXI primer domingo del Tiempo Ordinario. Dirigiéndose a los miles de fieles romanos y de peregrinos de tantas partes del mundo, que una semana más acudieron a la Plaza de San Pedro, y a los que se suman a través de los medios de comunicación, el Obispo Roma hizo hincapié, con el Evangelio de Juan, en que «la fidelidad a Dios es ser fieles a Jesús».

Y exclamó que «¡necesitamos estar con Él, alimentarnos en su mesa, con sus palabras de vida eterna!»

«Creer en Jesús significa hacer de Él el centro, el sentido de nuestra vida», reiteró luego el Santo Padre, subrayando que «Cristo no es un elemento accesorio: es el ‘pan vivo’, el alimento indispensable». Y que «ligarse a Él, en una verdadera relación de fe y de amor, no significa estar encadenados, sino ser profundamente libres, siempre en camino, abiertos a los desafíos de nuestro tiempo».

Reflexionando sobre las palabras de Jesús sobre el ‘Pan de la vida’, al día siguiente del milagro de la multiplicación de los panes y de los peces, el Papa señaló cómo se apagó en la gente el gran entusiasmo del día anterior, puesto que se esperaban palabras, que según algunos, debían ser más ‘exitosas’ para lo que pensaban que debía ser un Mesías.

¡Pero, precisamente sobre esto se equivocaban: sobre el modo de entender la misión del Mesías!

Ante los que se alejan de Jesús por su lenguaje duro, Él no hace descuentos, recordó el Papa, evocando asimismo la profesión de fe con la que San Pedro responde al Señor, que le había preguntado: «¿también ustedes quieren irse?».

A las que Pedro respondió: «Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de Vida eterna. No dijo dónde iremos, sino a quién, enfatizó el Santo Padre.

«Siempre las palabras de Jesús nos ponen en crisis; en crisis por ejemplo, ante el espíritu del mundo, a la mundanidad». Señaló también el Papa e invitó a preguntarnos cada uno «¿Quién es Jesús para mí? ¿Es un nombre, una idea, es un personaje histórico solamente? O es verdaderamente aquella persona que me ama, que ha dado su vida por mí y camina conmigo».

(CdM – RV)

Texto completo de las palabras del Papa antes del rezo del Ángelus:

«Queridos hermanos y hermanas ¡buenos días!

Concluye hoy la lectura del capítulo sexto del Evangelio de Juan, con las palabras sobre el ¡Pan de la vida’, pronunciadas por Jesús, al día siguiente del milagro de la multiplicación de los panes y peces.

Al final de su sermón, el gran entusiasmo del día anterior se apagó, porque Jesús había dicho que era el Pan bajado del cielo y que daba su carne como alimento y su sangre como bebida, aludiendo así claramente al sacrificio de su misma vida. Estas palabras suscitaron desilusión en la gente, que las juzgó indignas del Mesías, no ‘exitosas’

Algunos miraban a Jesús como a un Mesías que debía hablar y actuar de modo que su misión tuviera éxito, ¡enseguida!

¡Pero, precisamente sobre esto se equivocaban: sobre el modo de entender la misión del Mesías!

Ni siquiera los discípulos logran aceptar ese lenguaje, lenguaje inquietante del Maestro. Y el pasaje de hoy cuenta su malestar: «¡Es duro este lenguaje! – decían - ¿Quién puede escucharlo?». (Jn 6,60)

En realidad, ellos entendieron bien las palabras de Jesús. Tan bien que no quieren escucharlo, porque es un leguaje que pone en crisis su mentalidad. Siempre las palabras de Jesús nos ponen en crisis; en crisis por ejemplo, ante el espíritu del mundo, a la mundanidad. Pero Jesús ofrece la clave para superar la dificultad; una clave hecha con tres elemento. Primero, su origen divino: él ha bajado del cielo y subirá allí donde estaba antes (62).

Segundo, sus palabras se pueden comprender sólo a través de la acción del Espíritu Santo, Aquel que «da la vida» (n. 63). Y es precisamente el Espíritu Santo el que hace comprender bien a Jesús.

Tercero: la verdadera causa de la incomprensión de sus palabras es la falta de fe: «hay entre ustedes algunos que no creen». (64), dice Jesús. En efecto, desde ese momento, «muchos de sus discípulos se alejaron de él y dejaron de acompañarlo». (n. 66) Ante estas defecciones, Jesús no hace descuentos y no atenúa sus palabras, aún más obliga a realizar una opción precisa: o estar con Él o separarse de Él, y dice a los Doce: «¿También ustedes quieren irse?». (n. 67)

Entonces, Pedro hace su confesión de fe en nombre de los otros Apóstoles: «Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de Vida eterna. (n. 68) No dice: ‘¿dónde iremos?’, sino ‘¿a quién iremos?’. El problema de fondo no es ir y abandonar la obra emprendida, sino a quién ir. De esa pregunta de Pedro, nosotros comprendemos que la fidelidad a Dios es cuestión de fidelidad a una persona, con la cual nos enlazamos para caminar juntos por el mismo camino. Y esta persona es Jesús. Todo lo que tenemos en el mundo no sacia nuestra hambre de infinito. ¡Tenemos necesidad de Jesús, de estar con Él, de alimentarnos en su mesa, con sus palabras de vida eterna!

Creer en Jesús significa hacer de Él el centro, el sentido de nuestra vida. Cristo no es un elemento accesorio: es el ‘pan vivo’, el alimento indispensable. Ligarse a Él, en una verdadera relación de fe y de amor, no significa estar encadenados, sino ser profundamente libres, siempre en camino.

Cada uno de nosotros puede preguntarse, ahora: ¿Quién es Jesús para mí? ¿Es un nombre, una idea, es un personaje histórico solamente? O es verdaderamente aquella persona que me ama, que ha dado su vida por mí y camina conmigo. ¿Para ti quién es Jesús? ¿Intentas conocerlo en su palabra? ¿Lees el Evangelio todos los días, un pasaje, del Evangelio para conocer a Jesús? ¿Llevas el Evangelio todos los días, en la bolsa, para leerlo, en todas partes? Porque cuanto más estamos con Él, más crece el anhelo de permanecer con él. Ahora les pediré amablemente, hagamos un momentito de silencio y cada uno de nosotros en silencio, en su corazón, se pregunte: ¿quién es Jesús para mí? En silencio, cada uno responda, en su corazón: ¿quién es Jesús para mí?

Que la Virgen María nos ayude a ‘ir’ siempre a donde Jesús, para experimentar la libertad que Él nos ofrece, y que nos consiente limpiar nuestras opciones de las incrustaciones mundanas y de los miedos.»

(Traducción del italiano: Cecilia de Malak)

Llamamiento del Papa por la pacificación en Ucrania


2015-08-23 Radio Vaticana

(RV).- El Papa Francisco, después de rezar el Ángelus del cuarto domingo de agosto, con varios miles de fieles y peregrinos reunidos en la Plaza de San Pedro, en la víspera de la fiesta nacional de Ucrania, hizo un llamamiento por la pacificación en esta nación, que vive un conflicto que se ha agravado en las últimas semanas:

“Queridos hermanos y hermanas:

Con preocupación, sigo el conflicto en Ucrania oriental, que se ha exacerbado nuevamente en estas últimas semanas. Renuevo mi llamamiento a fin de que se respeten los compromisos asumidos para llegar a la pacificación, y con la ayuda de las organizaciones y de las personas de buena voluntad, se responda a la emergencia humanitaria en el país.

Que el Señor conceda la paz a Ucrania, que se prepara a celebrar, mañana, la fiesta nacional. ¡Que la Virgen María interceda por nosotros!”.

Después de rezar a la Madre de Dios, y del llamamiento por la pacificación en Ucrania, como es costumbre, el Papa Bergoglio saludó a los fieles que se habían dado cita en la Plaza de San Pedro con motivo del Ángelus dominical del 23 de agosto. En esta ocasión, el Obispo de Roma, dirigiéndose a los queridos hermanos y hermanas, saludó cordialmente a todos los peregrinos, tanto a los romanos como a los procedentes de varios países, y de modo especial a los nuevos seminaristas del Pontificio Colegio Norteamericano, que llegaron a la Ciudad Eterna para comenzar sus estudios teológicos.

El Pontífice también saludó al grupo deportivo de San Jorge en Legnano, a los fieles de Luzzana y de Chioggia; y a los chicos y jóvenes de la diócesis italiana de Verona.

Y no se olviden esta semana – añadió el Papa – de detenerse cada día un momento para preguntarse: “¿Quién es Jesús para mí?”. Y cada uno responda en su corazón. ¿Quién es Jesús para mí?

“A todos – dijo Francisco – les deseó un feliz domingo. Y por favor, ¡no se olviden de rezar por mí! ¡Buen almuerzo y hasta la vista!

(María Fernanda Bernasconi - RV).

Evangelio del Domingo 23 de Agosto

Vigésimo primer Domingo del tiempo ordinario

Evangelio según San Juan 6,60-69.

Después de oírlo, muchos de sus discípulos decían: "¡Es duro este lenguaje! ¿Quién puede escucharlo?".
Jesús, sabiendo lo que sus discípulos murmuraban, les dijo: "¿Esto los escandaliza?
¿Qué pasará, entonces, cuando vean al Hijo del hombre subir donde estaba antes?
El Espíritu es el que da Vida, la carne de nada sirve. Las palabras que les dije son Espíritu y Vida.
Pero hay entre ustedes algunos que no creen". En efecto, Jesús sabía desde el primer momento quiénes eran los que no creían y quién era el que lo iba a entregar.
Y agregó: "Por eso les he dicho que nadie puede venir a mí, si el Padre no se lo concede".
Desde ese momento, muchos de sus discípulos se alejaron de él y dejaron de acompañarlo.
Jesús preguntó entonces a los Doce: "¿También ustedes quieren irse?".
Simón Pedro le respondió: "Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de Vida eterna.
Nosotros hemos creído y sabemos que eres el Santo de Dios".

Palabra de Dios. Gloria a Ti, Señor Jesús. 

sábado, 22 de agosto de 2015

CONFIRMACIONES DEL COLEGIO SAN PABLO

Felicitaciones y Bendiciones a los jóvenes que han recibido esta Efusión del Espíritu Santo en la parroquia Ntra. Sra. del Carmen de Zárate.
 
El viernes 21 de agosto por la noche nuestro Obispo Oscar presidió las Confirmaciones del Colegio San Pablo de Zárate. Encontrandose presentes y concelebrando ademas, estuvieron Mons. Edgardo Galuppo y el padre Adrián Lázaro (ambos miembros de esta comunidad educativa).
 

Evangelio del Sábado 22 de Agosto

Sábado de la vigésima semana del tiempo ordinario

Evangelio según San Mateo 23,1-12.

Jesús dijo a la multitud y a sus discípulos:
"Los escribas y fariseos ocupan la cátedra de Moisés; ustedes hagan y cumplan todo lo que ellos les digan, pero no se guíen por sus obras, porque no hacen lo que dicen.
Atan pesadas cargas y las ponen sobre los hombros de los demás, mientras que ellos no quieren moverlas ni siquiera con el dedo.
Todo lo hacen para que los vean: agrandan las filacterias y alargan los flecos de sus mantos; les gusta ocupar los primeros puestos en los banquetes y los primeros asientos en las sinagogas, ser saludados en las plazas y oírse llamar 'mi maestro' por la gente.
En cuanto a ustedes, no se hagan llamar 'maestro', porque no tienen más que un Maestro y todos ustedes son hermanos.
A nadie en el mundo llamen 'padre', porque no tienen sino uno, el Padre celestial.
No se dejen llamar tampoco 'doctores', porque sólo tienen un Doctor, que es el Mesías.
Que el más grande de entre ustedes se haga servidor de los otros, porque el que se ensalza será humillado, y el que se humilla será ensalzado". 

Palabra de Dios. Gloria a Ti, Señor Jesús. 

viernes, 21 de agosto de 2015

“Con María de Luján escucha, aprende y anuncia”

Se abrió el concurso para elegir la canción oficial de la Peregrinación a Luján 2015. Bases y condiciones en este enlace de nuestra página web:  http://obispadodezaratecampana.org/

¡BENDICIONES A LOS CATEQUISTAS EN SU DIA!


Evangelio del Viernes 21 de Agosto

Viernes de la vigésima semana del tiempo ordinario

Evangelio según San Mateo 22,34-40. 

Cuando los fariseos se enteraron de que Jesús había hecho callar a los saduceos, se reunieron con Él,
y uno de ellos, que era doctor de la Ley, le preguntó para ponerlo a prueba:
"Maestro, ¿cuál es el mandamiento más grande de la Ley?".
Jesús le respondió: "Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con todo tu espíritu.
Este es el más grande y el primer mandamiento.
El segundo es semejante al primero: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.
De estos dos mandamientos dependen toda la Ley y los Profetas". 

Palabra de Dios. Gloria a Ti, Señor Jesús. 

jueves, 20 de agosto de 2015

San Bernardo de Claraval – 20 de agosto-

De: http://obispadodezaratecampana.org/

Su nombre significa “batallador y valiente”. Tenía una increíble capacidad de persuasión con la que llevó a cientos de hombres a los pies de Cristo, incluyendo a toda su familia. Fue consejero de reyes y Papas, escribió varios libros y una de las oraciones más famosas a la Virgen. Se le conoció como “El cazador de almas y vocaciones” y “El oráculo de la cristiandad”.


San Bernardo de Claraval nació en el castillo de Fontaine-les-Dijon, ubicado en Borgoña (Francia), en el año 1090. Su familia pertenecía a la nobleza francesa, ya que su padre Tescelino era uno de los caballeros del Duque de Borgoña y su madre Alice era hija de un poderoso señor feudal llamado Bernardo de Montbard. Fue el tercero de siete hermanos.

Desde niño tuvo una relación estrecha con su madre, quien durante su embarazo tuvo una visión sobre la vida del Santo. Bernardo era muy sensible y reservado. Junto a sus hermanos recibió una esmerada educación en historia, literatura y latín.

Cuando murió su madre, el joven volvió sus ojos hacia la Virgen María, a quien tuvo una fuerte devoción durante toda su vida. Compuso el “Acordaos”, una de sus oraciones marianas más hermosas.

Durante su juventud desarrolló una personalidad alegre, inteligente, bondadosa y carismática. Su temperamento vigoroso lo llevó a inclinarse por atracciones y amistades mundanas, pero en el fondo se sentía vacío y hastiado.

Una noche de Navidad en el año 1111, Bernardo se quedó dormido. En su sueño apareció la Virgen llevando al Niño Jesús en brazos y se lo ofrecía para que lo amara y lo hiciera amar por los demás. Desde entonces tomó la decisión de consagrarse a Dios y de llegar a la santidad.

Para combatir las tentaciones carnales se revolcaba en hielo. En 1112 ingresó al monasterio cisterciense de Citeaux, fundado por San Roberto, San Alberico y San Esteban Harding, y era el primer lugar donde se practicaba con rigor la regla de San Benito. San Esteban, que era el prior, aceptó a Bernardo con alegría, porque no recibían vocaciones hacía 15 años.

Con solo 25 años fue enviado en calidad de superior a fundar, con otros doce monjes, un nuevo monasterio en Champagne al que llamó Clairvaux (Claraval – que significa valle claro).

San Bernardo estaba dotado de una increíble capacidad de persuasión y de fascinación. Llevó a muchas almas hacia la vida religiosa y por ello se ganó el sobrenombre de “El Cazador de almas y vocaciones”. Las jóvenes tenían miedo de que sus novios hablaran con el santo porque Bernardo iba a las universidades, a los pueblos y a los campos a hablar sobre las maravillas y ventajas de la vida religiosa y terminaba convenciendo a muchos.

Fundó cerca de 300 conventos y consiguió que 900 hombres profesaran los votos. Uno de sus discípulos, Bernardo de Pisa, llegó a convertirse en Papa bajo el nombre de Eugenio III.

La familia que alcanzó a Cristo

Aparte de pertenecer a una familia noble, Bernardo perteneció a una familia santa.

Su madre, la Beata Alice de Montbard, fue una mujer caritativa y entregada a la voluntad de Dios. Formó en la fe cristiana a sus siete hijos y murió rezando el rosario. Su padre, el Venerable Tescelino, perdonó a un caballero que lo retó a duelo y lo hirió con su lanza. Inculcó a sus dos hijos mayores, el Beato Gerardo y el Beato Guy, importancia de la misericordia.

Cuando San Bernardo manifestó ante su familia su decisión de hacerse religioso al inicio se opusieron, pero el Santo logró convencerlos y logró llevarse consigo a sus cuatro hermanos mayores, el Beato Gerardo, el Beato Guy, el Beato Andrés y el Beato Bartolomé, a su tío y a 31 compañeros. Cuando se iban, el Beato Nirvardo, el hermano menor, les dijo: “¡Ajá! ¿Conque ustedes se van a ganarse el cielo y a mí me dejan aquí en la tierra? Esto no lo puedo aceptar”. Años más tarde el benjamín de la familia ingresó como religioso.

Antes de ingresar al monasterio, Bernardo condujo a sus familiares y amigos a una finca para prepararlos espiritualmente. Tiempo después, su padre Tescelino ingresa al monasterio de Citeaux.

La esposa del Beato Guy, Isabel, también se hizo monja junto con sus dos hijas. La hermana del santo, la Beata Humbelina, que anhelaba la vida religiosa gracias a los consejos de su hermano, llegó a un mutuo acuerdo con su esposo, Guy de Marcy, de que ambos se consagrarían a Dios. Guy se fue junto a los demás familiares. Humbelina fundó varios conventos y su lema fue “Amar es servir”.

La fama de sus cualidades intelectuales y espirituales era tan grande que los príncipes y los obispos le consultaban para los asuntos más importantes y respetaban sus opiniones y decisiones. Lo llamaban “el Oráculo de la cristiandad”.

Bernardo murió el 21 de agosto de 1153, a los 73 años y había sido abad durante 38. Fue canonizado en 1174 y proclamado Doctor de la Iglesia en 1830.

Fuente: www.aciprensa.com

Evangelio del Jueves 20 de Agosto

Jueves de la vigésima semana del tiempo ordinario

Evangelio según San Mateo 22,1-14. 

Jesús habló en parábolas a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo, diciendo:
El Reino de los Cielos se parece a un rey que celebraba las bodas de su hijo.
Envió entonces a sus servidores para avisar a los invitados, pero estos se negaron a ir.
De nuevo envió a otros servidores con el encargo de decir a los invitados: 'Mi banquete está preparado; ya han sido matados mis terneros y mis mejores animales, y todo está a punto: Vengan a las bodas'.
Pero ellos no tuvieron en cuenta la invitación, y se fueron, uno a su campo, otro a su negocio;
y los demás se apoderaron de los servidores, los maltrataron y los mataron.
Al enterarse, el rey se indignó y envió a sus tropas para que acabaran con aquellos homicidas e incendiaran su ciudad.
Luego dijo a sus servidores: 'El banquete nupcial está preparado, pero los invitados no eran dignos de él.
Salgan a los cruces de los caminos e inviten a todos los que encuentren'.
Los servidores salieron a los caminos y reunieron a todos los que encontraron, buenos y malos, y la sala nupcial se llenó de convidados.
Cuando el rey entró para ver a los comensales, encontró a un hombre que no tenía el traje de fiesta.
'Amigo, le dijo, ¿cómo has entrado aquí sin el traje de fiesta?'. El otro permaneció en silencio.
Entonces el rey dijo a los guardias: 'Atenlo de pies y manos, y arrójenlo afuera, a las tinieblas. Allí habrá llanto y rechinar de dientes'.
Porque muchos son llamados, pero pocos son elegidos. 


Palabra de Dios. Gloria a Ti, Señor Jesús. 

miércoles, 19 de agosto de 2015

El Papa exhibió un cartel con un pedido de diálogo por Malvinas

Tomado de: http://www.aica.org/

Miercoles 19 Ago 2015


Ciudad del Vaticano (AICA): El papa Francisco exhibió hoy en el Vaticano un cartel con un pedido de diálogo entre Argentina y el Reino Unido por Malvinas, al cumplirse 50 años de la resolución de Naciones Unidas que insta a las negociaciones entre ambos países. El pontífice recibió el cartel con la leyenda ¨Es tiempo de diálogo entre Argentina y Reino Unido por Malvinas¨ y lo mostró a las cámaras, al saludar a un grupo de argentinos encabezado por Gustavo Hoyo, promotor de la campaña, tras la audiencia general en el Aula Pablo VI. La presidenta Cristina Fernández destacó el apoyo del Papa a la iniciativa a través de sus cuentas en Twitter y Facebook.
_____________________________________________
El papa Francisco exhibió hoy en el Vaticano un cartel con un pedido de diálogo entre Argentina y el Reino Unido por Malvinas, al cumplirse 50 años de la resolución de Naciones Unidas que insta a las negociaciones entre ambos países.

El pontífice recibió el cartel con la leyenda "Es tiempo de diálogo entre Argentina y Reino Unido por Malvinas" y lo mostró a las cámaras, al saludar a un grupo de argentinos tras la audiencia general en el Aula Pablo VI.

Francisco recibió el cartel de manos de Gustavo Hoyo, coordinador de esta campaña que se fundamenta en la resolución 2065 de las Naciones Unidas que insta a los gobiernos de la Argentina y el Reino Unido a dialogar sobre Malvinas, incluyendo el tema soberanía, al que Londres se niega.

La presidenta de la Nación, Cristina Fernández, destacó el apoyo del pontífice a la iniciativa a través de sus cuentas en Twitter y Facebook.

Hoyo motoriza la campaña a través de las redes sociales, donde presidentes latinoamericanos, referentes de los derechos humanos y representantes de la cultura posan con el cartel que el Papa exhibió hoy al mundo.

"Sumate a la campaña para que se cumpla la resolución 2065 de las Naciones Unidas que determinó que el tema Malvinas se trataba de una causa de colonialismo e instó a los dos países a resolverlo a través del diálogo. Ya es tiempo de que Gran Bretaña se siente a dialogar, incluyendo el tema de la soberanía. Compartilo", propone.+

Evangelio del Miércoles 19 de Agosto

Miércoles de la vigésima semana del tiempo ordinario

Evangelio según San Mateo 20,1-16a. 

Porque el Reino de los Cielos se parece a un propietario que salió muy de madrugada a contratar obreros para trabajar en su viña.
Trató con ellos un denario por día y los envío a su viña.
Volvió a salir a media mañana y, al ver a otros desocupados en la plaza,
les dijo: 'Vayan ustedes también a mi viña y les pagaré lo que sea justo'.
Y ellos fueron. Volvió a salir al mediodía y a media tarde, e hizo lo mismo.
Al caer la tarde salió de nuevo y, encontrando todavía a otros, les dijo: '¿Cómo se han quedado todo el día aquí, sin hacer nada?'.
Ellos les respondieron: 'Nadie nos ha contratado'. Entonces les dijo: 'Vayan también ustedes a mi viña'.
Al terminar el día, el propietario llamó a su mayordomo y le dijo: 'Llama a los obreros y págales el jornal, comenzando por los últimos y terminando por los primeros'.
Fueron entonces los que habían llegado al caer la tarde y recibieron cada uno un denario.
Llegaron después los primeros, creyendo que iban a recibir algo más, pero recibieron igualmente un denario.
Y al recibirlo, protestaban contra el propietario,
diciendo: 'Estos últimos trabajaron nada más que una hora, y tú les das lo mismo que a nosotros, que hemos soportado el peso del trabajo y el calor durante toda la jornada'.
El propietario respondió a uno de ellos: 'Amigo, no soy injusto contigo, ¿acaso no habíamos tratado en un denario?
Toma lo que es tuyo y vete. Quiero dar a este que llega último lo mismo que a ti.
¿No tengo derecho a disponer de mis bienes como me parece? ¿Por qué tomas a mal que yo sea bueno?'.
Así, los últimos serán los primeros y los primeros serán los últimos». 


Palabra de Dios. Gloria a Ti, Señor Jesús. 

martes, 18 de agosto de 2015

Evangelio del Martes 18 de Agosto

Martes de la vigésima semana del tiempo ordinario

Evangelio según San Mateo 19,23-30. 

Jesús dijo entonces a sus discípulos: "Les aseguro que difícilmente un rico entrará en el Reino de los Cielos.
Sí, les repito, es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja, que un rico entre en el Reino de los Cielos".
Los discípulos quedaron muy sorprendidos al oír esto y dijeron: "Entonces, ¿quién podrá salvarse?".
Jesús, fijando en ellos su mirada, les dijo: "Para los hombres esto es imposible, pero para Dios todo es posible".
Pedro, tomando la palabra, dijo: "Tú sabes que nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido. ¿Qué nos tocará a nosotros?".
Jesús les respondió: "Les aseguro que en la regeneración del mundo, cuando el Hijo del hombre se siente en su trono de gloria, ustedes, que me han seguido, también se sentarán en doce tronos, para juzgar a las doce tribus de Israel.
Y el que a causa de mi Nombre deje casa, hermanos o hermanas, padre, madre, hijos o campos, recibirá cien veces más y obtendrá como herencia la Vida eterna.
Muchos de los primeros serán los últimos, y muchos de los últimos serán los primeros. 


Palabra de Dios. Gloria a Ti, Señor Jesús. 

lunes, 17 de agosto de 2015

Evangelio del Lunes 17 de Agosto

Lunes de la vigésima semana del tiempo ordinario

Evangelio según San Mateo 19,16-22. 

Luego se le acercó un hombre y le preguntó: "Maestro, ¿qué obras buenas debo hacer para conseguir la Vida eterna?".
Jesús le dijo: "¿Cómo me preguntas acerca de lo que es bueno? Uno solo es el Bueno. Si quieres entrar en la Vida eterna, cumple los Mandamientos".
"¿Cuáles?", preguntó el hombre. Jesús le respondió: "No matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no darás falso testimonio, honrarás a tu padre y a tu madre, y amarás a tu prójimo como a ti mismo".
El joven dijo: "Todo esto lo he cumplido: ¿qué me queda por hacer?".
"Si quieres ser perfecto, le dijo Jesús, ve, vende todo lo que tienes y dalo a los pobres: así tendrás un tesoro en el cielo. Después, ven y sígueme".
Al oír estas palabras, el joven se retiró entristecido, porque poseía muchos bienes. 

Palabra de Dios. Gloria a Ti, Señor Jesús. 

domingo, 16 de agosto de 2015

Evangelio del Domingo 16 de Agosto

Vigésimo Domingo del tiempo ordinario

Evangelio según San Juan 6,51-58.

Jesús dijo a los judíos:
"Yo soy el pan vivo bajado del cielo. El que coma de este pan vivirá eternamente, y el pan que yo daré es mi carne para la Vida del mundo".
Los judíos discutían entre sí, diciendo: "¿Cómo este hombre puede darnos a comer su carne?".
Jesús les respondió: "Les aseguro que si no comen la carne del Hijo del hombre y no beben su sangre, no tendrán Vida en ustedes.
El que come mi carne y bebe mi sangre tiene Vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día.
Porque mi carne es la verdadera comida y mi sangre, la verdadera bebida.
El que come mi carne y bebe mi sangre permanece en mí y yo en él.
Así como yo, que he sido enviado por el Padre que tiene Vida, vivo por el Padre, de la misma manera, el que me come vivirá por mí.
Este es el pan bajado del cielo; no como el que comieron sus padres y murieron. El que coma de este pan vivirá eternamente". 

Palabra de Dios. Gloria a Ti, Señor Jesús.

sábado, 15 de agosto de 2015

15 de Agosto: Asunción de María al Cielo

http://obispadodezaratecampana.org/

La fiesta de la Asunción de la Santísima Virgen María, se celebra en toda la Iglesia el 15 de agosto. Esta fiesta tiene un doble objetivo: La feliz partida de María de esta vida y la asunción de su cuerpo al cielo.

“En esta solemnidad de la Asunción contemplamos a María: ella nos abre a la esperanza, a un futuro lleno de alegría y nos enseña el camino para alcanzarlo: acoger en la fe a su Hijo; no perder nunca la amistad con él, sino dejarnos iluminar y guiar por su Palabra; seguirlo cada día, incluso en los momentos en que sentimos que nuestras cruces resultan pesadas. María, el arca de la alianza que está en el santuario del cielo, nos indica con claridad luminosa que estamos en camino hacia nuestra verdadera Casa, la comunión de alegría y de paz con Dios”. Homilía de Benedicto XVI (2010)

La fe en la Asunción de la Virgen María en cuerpo y alma es antiquísima en la Iglesia. En cuanto a la proclamación del dogma (en tanto proclamación relativamente reciente) de la Asunción se refiere a que la Madre de Dios, luego de su vida terrena fue elevada en cuerpo y alma a la gloria celestial.

Este Dogma fue proclamado por el Papa Pío XII, el 1º de noviembre de 1950, en la Constitución Munificentisimus Deus:
“Después de elevar a Dios muchas y reiteradas preces y de invocar la luz del Espíritu de la Verdad, para gloria de Dios omnipotente, que otorgó a la Virgen María su peculiar benevolencia; para honor de su Hijo, Rey inmortal de los siglos y vencedor del pecado y de la muerte; para aumentar la gloria de la misma augusta Madre y para gozo y alegría de toda la Iglesia, con la autoridad de nuestro Señor Jesucristo, de los bienaventurados apóstoles Pedro y Pablo y con la nuestra, pronunciamos, declaramos y definimos ser dogma divinamente revelado que La Inmaculada Madre de Dios y siempre Virgen María, terminado el curso de su vida terrenal, fue asunta en cuerpo y alma a la gloria del cielo”.

Ahora bien, ¿por qué es importante que los católicos recordemos y profundicemos en el Dogma de la Asunción de la Santísima Virgen María al Cielo? El Nuevo Catecismo de la Iglesia Católica responde a este interrogante:
“La Asunción de la Santísima Virgen constituye una participación singular en la Resurrección de su Hijo y una anticipación de la resurrección de los demás cristianos”.
La importancia de la Asunción para nosotros, hombres y mujeres de comienzos del Tercer Milenio de la Era Cristiana, radica en la relación que hay entre la Resurrección de Cristo y la nuestra. La presencia de María, mujer de nuestra raza, ser humano como nosotros, quien se halla en cuerpo y alma ya glorificada en el Cielo, es eso: una anticipación de nuestra propia resurrección.
Más aún, la Asunción de María en cuerpo y alma al cielo es un Dogma de nuestra fe católica, expresamente definido por el Papa Pío XII hablando “ex-cathedra”. Y … ¿qué es un Dogma? Puesto en los términos más sencillos, Dogma es una verdad de Fe, revelada por Dios (en la Sagrada Escritura o contenida en la Tradición), y que además es propuesta por la Iglesia como realmente revelada por Dios.
En este caso se dice que el Papa habla “ex-cathedra”, es decir, que habla y determina algo en virtud de la autoridad suprema que tiene como Vicario de Cristo y Cabeza Visible de la Iglesia, Maestro Supremo de la Fe, con intención de proponer un asunto como creencia obligatoria de los fieles Católicos.

El Nuevo Catecismo de la Iglesia Católica (966) nos lo explica así, citando a Lumen Gentium 59, que a la vez cita la Bula de la Proclamación del Dogma: “Finalmente, la Virgen Inmaculada, preservada libre de toda mancha de pecado original, terminado el curso de su vida en la tierra, fue llevada a la gloria del Cielo y elevada al Trono del Señor como Reina del Universo, para ser conformada más plenamente a su Hijo, Señor de los señores y vencedor del pecado y de la muerte”.
Los hombres y mujeres de hoy vivimos pendientes del enigma de la muerte. Aunque lo enfoquemos de diversas formas, según la cultura y las creencias que tengamos, aunque lo evadamos en nuestro pensamiento, aunque tratemos de prolongar por todos los medios a nuestro alcance nuestros días en la tierra, todos tenemos una necesidad grande de esa esperanza cierta de inmortalidad contenida en la promesa de Cristo sobre nuestra futura resurrección.
El misterio de la Asunción de la Santísima Virgen María al Cielo nos invita a hacer una pausa en la agitada vida que llevamos para reflexionar sobre el sentido de nuestra vida aquí en la tierra, sobre nuestro fin último: la Vida Eterna, junto con la Santísima Trinidad, la Santísima Virgen María y los Angeles y Santos del Cielo. El saber que María ya está en el Cielo gloriosa en cuerpo y alma, como se nos ha prometido a aquéllos que hagamos la Voluntad de Dios, nos renueva la esperanza en nuestra futura inmortalidad y felicidad perfecta para siempre.





Con la misma voz del Papa Francisco, nos preparamos para celebrar, «en unión con toda la Iglesia, la Solemnidad de la Asunción de Nuestra Señora en cuerpo y alma a la gloria del cielo». Y lo hacemos en el aniversario del Viaje Apostólico a Corea del Sur – del 13 al 18 de agosto de 2014.

Contemplemos a María, que en la gloria junto a su Hijo divino, nos invita a tomar conciencia del futuro que Cristo nos ofrece también hoy

La VI Jornada de la Juventud Asiática, la beatificación de 124 mártires coreanos, la Misa por la paz y la reconciliación y la Eucaristía de la Solemnidad de la Asunción de la Virgen María, caracterizaron el III Viaje Apostólico Internacional del Papa Bergoglio.

«Con esta celebración nos unimos a toda la Iglesia extendida por el mundo que ve en María la Madre de nuestra esperanza. Su cántico de alabanza nos recuerda que Dios no se olvida nunca de sus promesas de misericordia», dijo el Papa Francisco y alentó a transformar el mundo según el plan de Dios Amor, poniendo de relieve que la Asunción de María nos muestra la esperanza y libertad cristiana real.

Amar a Dios y a los hermanos, con corazón puro

Con la ferviente participación de unos 50.000 fieles que lo ovacionaron con gran cariño a su llegada, el Papa Francisco, en unión con toda la Iglesia extendida por el mundo, celebró la Santa Misa de la Solemnidad de la Asunción de la Virgen María, en Daejeon, a 137 kilómetros de Seúl.

Contemplando a Nuestra Señora, que nos muestra nuestro destino como hijos adoptivos de Dios y miembros del Cuerpo de Cristo, el Obispo de Roma destacó que, «como María, nuestra Madre, estamos llamados a participar plenamente en la victoria del Señor sobre el pecado y sobre la muerte y a reinar con Él en su Reino eterno – donde reinar es servir – y tomando conciencia del futuro que, también hoy, el Señor Resucitado nos ofrece».

Alentando a invocar a María Madre como Madre de la Iglesia en Corea y de la esperanza, que nos ofrece el Evangelio – antídoto contra la desesperación que parece extenderse como un cáncer, en una sociedad exteriormente rica, que a menudo experimenta amargura y vacío interior – el Santo Padre reiteró que la verdadera libertad se encuentra en la acogida amorosa de la voluntad del Padre.

Con el anhelo de que sean «fieles a la libertad real, recibida en el bautismo, para transformar el mundo según el plan de Dios», alentó a pedir a la Madre de Dios que los cristianos de Corea «sean fuerza generosa de renovación espiritual en todos los ámbitos de la sociedad»

«Que combatan la fascinación de un materialismo que ahoga los auténticos valores espirituales y culturales, la competición desenfrenada, que genera egoísmo y hostilidad».

«Que rechacen modelos económicos inhumanos, que crean nuevas formas de pobreza y marginan a los trabajadores, así como la cultura de la muerte, que devalúa la imagen de Dios, del Dios de la vida y atenta contra la dignidad de todo hombre, mujer y niño. Que los jóvenes no se dejen nunca robar la esperanza».

(CdM – RV)

Texto completo de la homilía del Papa:

«Queridos hermanos y hermanas en Cristo:

En unión con toda la Iglesia celebramos la Asunción de Nuestra Señora en cuerpo y alma a la gloria del cielo. La Asunción de María nos muestra nuestro destino como hijos adoptivos de Dios y miembros del Cuerpo de Cristo. Como María, nuestra Madre, estamos llamados a participar plenamente en la victoria del Señor sobre el pecado y sobre la muerte y a reinar con Él en su Reino eterno. Ésta es nuestra vocación.
La “gran señal” que nos presenta la primera lectura –una mujer vestida de sol coronada de estrellas (cf. Ap 12,1)– nos invita a contemplar a María, entronizada en la gloria junto a su divino Hijo. Nos invita a tomar conciencia del futuro que también hoy el Señor resucitado nos ofrece. Los coreanos tradicionalmente celebran esta fiesta a la luz de su experiencia histórica, reconociendo la amorosa intercesión de María en la historia de la nación y en la vida del pueblo.

En la segunda lectura hemos escuchado a san Pablo diciéndonos que Cristo es el nuevo Adán, cuya obediencia a la voluntad del Padre ha destruido el reino del pecado y de la esclavitud y ha inaugurado el reino de la vida y de la libertad (cf. 1 Co 15,24-25). La verdadera libertad se encuentra en la acogida amorosa de la voluntad del Padre. De María, llena de gracia, aprendemos que la libertad cristiana es algo más que la simple liberación del pecado. Es la libertad que nos permite ver las realidades terrenas con una nueva luz espiritual, la libertad para amar a Dios y a los hermanos con un corazón puro y vivir en la gozosa esperanza de la venida del Reino de Cristo.

Hoy, venerando a María, Reina del Cielo, nos dirigimos a ella como Madre de la Iglesia en Corea. Le pedimos que nos ayude a ser fieles a la libertad real que hemos recibido el día de nuestro bautismo, que guíe nuestros esfuerzos para transformar el mundo según el plan de Dios, y que haga que la Iglesia de este país sea más plenamente levadura de su Reino en medio de la sociedad coreana. Que los cristianos de esta nación sean una fuerza generosa de renovación espiritual en todos los ámbitos de la sociedad. Que combatan la fascinación de un materialismo que ahoga los auténticos valores espirituales y culturales y el espíritu de competición desenfrenada que genera egoísmo y hostilidad. Que rechacen modelos económicos inhumanos, que crean nuevas formas de pobreza y marginan a los trabajadores, así como la cultura de la muerte, que devalúa la imagen de Dios, el Dios de la vida, y atenta contra la dignidad de todo hombre, mujer y niño.

Como católicos coreanos, herederos de una noble tradición, ustedes están llamados a valorar este legado y a transmitirlo a las generaciones futuras. Lo cual requiere de todos una renovada conversión a la Palabra de Dios y una intensa solicitud por los pobres, los necesitados y los débiles de nuestra sociedad.

Con esta celebración, nos unimos a toda la Iglesia extendida por el mundo que ve en María la Madre de nuestra esperanza. Su cántico de alabanza nos recuerda que Dios no se olvida nunca de sus promesas de misericordia (cf. Lc 1,54-55). María es la llena de gracia porque «ha creído» que lo que le ha dicho el Señor se cumpliría (Lc 1,45). En ella, todas las promesas divinas se han revelado verdaderas. Entronizada en la gloria, nos muestra que nuestra esperanza es real; y también hoy esa esperanza, «como ancla del alma, segura y firme» (Hb 6,19), nos aferra allí donde Cristo está sentado en su gloria.

Esta esperanza, queridos hermanos y hermanas, la esperanza que nos ofrece el Evangelio, es el antídoto contra el espíritu de desesperación que parece extenderse como un cáncer en una sociedad exteriormente rica, pero que a menudo experimenta amargura interior y vacío. Esta desesperación ha dejado secuelas en muchos de nuestros jóvenes. Que los jóvenes que nos acompañan estos días con su alegría y su confianza no se dejen nunca robar la esperanza.

Dirijámonos a María, Madre de Dios, e imploremos la gracia de gozar de la libertad de los hijos de Dios, de usar esta libertad con sabiduría para servir a nuestros hermanos y de vivir y actuar de modo que seamos signo de esperanza, esa esperanza que encontrará su cumplimiento en el Reino eterno, allí donde reinar es servir. Amén».

Asunción de la Virgen María – Daejeon, Estadio de la Copa del Mundo – 15 de agosto de 2014

(from Vatican Radio)
 
Fuente: http://www.news.va/es/news/con-el-papa-francisco-nos-preparamos-a-celebrar-la

Evangelio del Sábado 15 de Agosto

Solemnidad de la Asunción de la Virgen María

Evangelio según San Lucas 1,39-56. 

María partió y fue sin demora a un pueblo de la montaña de Judá.
Entró en la casa de Zacarías y saludó a Isabel.
Apenas esta oyó el saludo de María, el niño saltó de alegría en su seno, e Isabel, llena del Espíritu Santo, exclamó: "¡Tú eres bendita entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre!
¿Quién soy yo, para que la madre de mi Señor venga a visitarme?
Apenas oí tu saludo, el niño saltó de alegría en mi seno.
Feliz de ti por haber creído que se cumplirá lo que te fue anunciado de parte del Señor".
María dijo entonces: "Mi alma canta la grandeza del Señor, y mi espíritu se estremece de gozo en Dios, mi Salvador, porque el miró con bondad la pequeñez de tu servidora.
En adelante todas las generaciones me llamarán feliz".
Porque el Todopoderoso ha hecho en mí grandes cosas: ¡su Nombre es santo!
Su misericordia se extiende de generación en generación sobre aquellos que lo temen.
Desplegó la fuerza de su brazo, dispersó a los soberbios de corazón.
Derribó a los poderosos de su trono y elevó a los humildes.
Colmó de bienes a los hambrientos y despidió a los ricos con las manos vacías.
Socorrió a Israel, su servidor, acordándose de su misericordia, como lo había prometido a nuestros padres,
en favor de Abraham y de su descendencia para siempre".
María permaneció con Isabel unos tres meses y luego regresó a su casa. 

Palabra de Dios. Gloria a Ti, Señor Jesús.

viernes, 14 de agosto de 2015

Evangelio del Viernes 14 de Agosto

Viernes de la decimonovena semana del tiempo ordinario

Evangelio según San Mateo 19,3-12. 

Se acercaron a él algunos fariseos y, para ponerlo a prueba, le dijeron: "¿Es lícito al hombre divorciarse de su mujer por cualquier motivo?".
El respondió: "¿No han leído ustedes que el Creador, desde el principio, los hizo varón y mujer; y que dijo: Por eso, el hombre dejará a su padre y a su madre para unirse a su mujer, y los dos no serán sino una sola carne?
De manera que ya no son dos, sino una sola carne. Que el hombre no separe lo que Dios ha unido".
Le replicaron: "Entonces, ¿por qué Moisés prescribió entregar una declaración de divorcio cuando uno se separa?".
El les dijo: "Moisés les permitió divorciarse de su mujer, debido a la dureza del corazón de ustedes, pero al principio no era así.
Por lo tanto, yo les digo: El que se divorcia de su mujer, a no ser en caso de unión ilegal, y se casa con otra, comete adulterio".
Los discípulos le dijeron: "Si esta es la situación del hombre con respecto a su mujer, no conviene casarse".
Y él les respondió: "No todos entienden este lenguaje, sino sólo aquellos a quienes se les ha concedido.
En efecto, algunos no se casan, porque nacieron impotentes del seno de su madre; otros, porque fueron castrados por los hombres; y hay otros que decidieron no casarse a causa del Reino de los Cielos. ¡El que pueda entender, que entienda!". 

Palabra de Dios. Gloria a Ti, Señor Jesús.

jueves, 13 de agosto de 2015

Evangelio del Jueves 13 de Agosto

Jueves de la decimonovena semana del tiempo ordinario

Evangelio según San Mateo 18,21-35.19,1.

Se adelantó Pedro y le dijo: "Señor, ¿cuántas veces tendré que perdonar a mi hermano las ofensas que me haga? ¿Hasta siete veces?".
Jesús le respondió: "No te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete.
Por eso, el Reino de los Cielos se parece a un rey que quiso arreglar las cuentas con sus servidores.
Comenzada la tarea, le presentaron a uno que debía diez mil talentos.
Como no podía pagar, el rey mandó que fuera vendido junto con su mujer, sus hijos y todo lo que tenía, para saldar la deuda.
El servidor se arrojó a sus pies, diciéndole: "Señor, dame un plazo y te pagaré todo".
El rey se compadeció, lo dejó ir y, además, le perdonó la deuda.
Al salir, este servidor encontró a uno de sus compañeros que le debía cien denarios y, tomándolo del cuello hasta ahogarlo, le dijo: 'Págame lo que me debes'.
El otro se arrojó a sus pies y le suplicó: 'Dame un plazo y te pagaré la deuda'.
Pero él no quiso, sino que lo hizo poner en la cárcel hasta que pagara lo que debía.
Los demás servidores, al ver lo que había sucedido, se apenaron mucho y fueron a contarlo a su señor.
Este lo mandó llamar y le dijo: '¡Miserable! Me suplicaste, y te perdoné la deuda.
¿No debías también tú tener compasión de tu compañero, como yo me compadecí de tí?'.
E indignado, el rey lo entregó en manos de los verdugos hasta que pagara todo lo que debía.
Lo mismo hará también mi Padre celestial con ustedes, si no perdonan de corazón a sus hermanos".
Cuando Jesús terminó de decir estas palabras, dejó la Galilea y fue al territorio de Judea, más allá del Jordán. 

Palabra de Dios. Gloria a Ti, Señor Jesús.

miércoles, 12 de agosto de 2015

Evangelio del Miércoles 12 de Agosto

Miércoles de la decimonovena semana del tiempo ordinario

Evangelio según San Mateo 18,15-20. 

Jesús dijo a sus discípulos:
Si tu hermano peca, ve y corrígelo en privado. Si te escucha, habrás ganado a tu hermano.
Si no te escucha, busca una o dos personas más, para que el asunto se decida por la declaración de dos o tres testigos.
Si se niega a hacerles caso, dilo a la comunidad. Y si tampoco quiere escuchar a la comunidad, considéralo como pagano o publicano.
Les aseguro que todo lo que ustedes aten en la tierra, quedará atado en el cielo, y lo que desaten en la tierra, quedará desatado en el cielo.
También les aseguro que si dos de ustedes se unen en la tierra para pedir algo, mi Padre que está en el cielo se lo concederá.
Porque donde hay dos o tres reunidos en mi Nombre, yo estoy presente en medio de ellos.

Palabra de Dios. Gloria a Ti, Señor Jesús.

martes, 11 de agosto de 2015

INUNDADOS: nuestra Cáritas nos informa

SAN ANTONIO DE ARECO - Visita de nuestro Obispo Oscar

Les informamos que el agua en Areco ha llegado a 50 m de la Municipalidad y a 150 m de la Parroquia. Lamentablemente se espera que el río siga subiendo. Hay mucha gente evacuada. Aunque la situación material está controlada hay mucha desesperación y amargura en la gente inundada que ve como año tras año pierde todo lo que con tanto esfuerzo ha logrado.
Por eso queremos hacerles llegar nuestro acompañamiento espiritual a todo el pueblo de Areco e informarles que el día jueves a partir de las 16 hs nuestro Obispo Oscar estará recorriendo junto con el párroco Juan Marcos, varios lugares y centros de evacuados de dicha localidad.

Hoy desde la Caritas Diocesana les hemos entregado 100 lts de cloro puro que equivalen a 300 lts de lavandina y 150 lts de agua mineral.

Continuamos recibiendo donaciones en nuestra sede (Arenales 1125-Campana de 8 a 12hs) 
DIOS los bendiga