jueves, 31 de julio de 2014

Oración de San Ignacio ("Anima Christi" ó "Aspirationes ad Sanctissimum Redemptorem").

San Ignacio escribió numerosas oraciones bellas, de entre las que nos gustaría destacar una especialmente recomendada para la acción de gracias tras comulgar:

Alma de Cristo

Alma de Cristo, santifícame.

Cuerpo de Cristo, sálvame.

Sangre de Cristo, embriágame.

Agua del costado de Cristo, lávame.

Pasión de Cristo, confórtame.

¡Oh, buen Jesús!, óyeme.

Dentro de tus llagas, escóndeme.

No permitas que me aparte de Ti.

Del maligno enemigo, defiéndeme.

En la hora de mi muerte, llámame.

Y mándame ir a Ti.

Para que con tus santos te alabe.

Por los siglos de los siglos.


Amén.

Evangelio del Jueves 31 de Julio

Jueves de la decimoséptima semana del tiempo ordinario

Evangelio según San Mateo 13,47-53.

Jesús dijo a la multitud: "El Reino de los Cielos se parece también a una red que se echa al mar y recoge toda clase de peces.
Cuando está llena, los pescadores la sacan a la orilla y, sentándose, recogen lo bueno en canastas y tiran lo que no sirve.
Así sucederá al fin del mundo: vendrán los ángeles y separarán a los malos de entre los justos,
para arrojarlos en el horno ardiente. Allí habrá llanto y rechinar de dientes.
¿Comprendieron todo esto?". "Sí", le respondieron.
Entonces agregó: "Todo escriba convertido en discípulo del Reino de los Cielos se parece a un dueño de casa que saca de sus reservas lo nuevo y lo viejo".
Cuando Jesús terminó estas parábolas se alejó de allí.

Palabra del Señor. Gloria a Ti, Señor Jesús.

miércoles, 30 de julio de 2014

Filipinas; el conflicto entre los obispos y el gobierno

Tomado de. http://vaticaninsider.lastampa.it/

(©LAPRESSE) PROTESTAS FRENTE AL PARLAMENTO FILIPINO
El presidente Benigno Aquino jr. debe manejarse entre peticiones de renuncia, que también provienen de los líderes de la Iglesia

PAOLO AFFATATO
ROMA


La luna de miel con los electores (que duraba ya demasiado) parece haber llegado a su fin. En cambio, nunca había ni siquiera comenzado con los obispos. El presidente de Filipinas, Benigno Aquino jr. (un liberal, hijo de los héroes nacionales Benigno Aquino sr. y Corazón Cojuangco) está viviendo el momento menos popular de su historia política . Los obispos filipinos, católicos y protestantes, que nunca habían apoyado sus posturas en materia de educación sexual y control del crecimiento de la población, no dejan pasar ninguna ocasión para recordar a la nación que la centella del amor entre el presidente en funciones y la Iglesia nunca estalló. Es más, parecerían presionar para acelerar su salida definitiva del escenario político.

Aquino acaba de pronunciar, el 28 de julio, su quinto discurso sobre el estado de la nación, un informe presidencial, ante el parlamento. El discurso, muy esperado, expone a toda la ciudadanía las políticas y las decisiones del gobierno. Este año, Benigno jr. eligió un registro fuertemente idealizado, tipo Obama, para recordar su compromiso por la democracia y los éxitos alcanzados por su administración (como el progreso en el sector de la educación y de numerosos proyectos de infraestructuras públicas, que llevan décadas sin concluirse).

«Un discurso estimulante, pero sin sustancia», fue la sonora reacción de Ruperto Santos, obispo de Balanga, ciudad de la bahía de Manila. «¿Todas las conquistas indicadas por el presidente, en el campo del gobierno y de la economía, han provocado una percepción directa y concreta en la vida de la gente común?», se preguntó el obispo al expresar el escepticismo que se respira en la Conferencia Episcopal. Entre los temas cruciales que no afloraron en el discurso destacan el desempleo, el proceso de paz en el sur y los niveles de extrema pobreza de miles de familias.

Por lo demás, justamente antes de su informe a la nación, el presidente había recibido un llamado de los obispos de la «Iglesia de Cristo de las Filipinas», que engloba cinco denominaciones protestantes: «convertirse o renunciar». Esta invitación llegó después de la polémica y el escándalo nacional que surgieron con el «Programa de aceleración del gasto» (“Disbursement Acceleration Program”), que otorga al presidente una forma para ampliar el gasto público a su discreción. Aquino fue acusado «de haber traicionado la confianza de la gente, y de querer volver a destruir cualquier manifestación de la lucha en contra de la corrupción».

El presidente, efectivamente, se embarcó en un peligroso conflicto de poderes con la Suprema Corte que, a principios de julio, declaró inconstitucional su plan para el gasto (en el que se establecía la posibilidad de transferir los fondos entre diferentes entes del gobierno para financiar proyectos que no aparecían en el presupuesto anual de la nación. El gobierno criticó la decisión de la Suprema Corte y resonó la advertencia de comentadores, abogados y líderes religiosos.

El arzobispo católico Sócrates Villegas, presidente de la Conferencia Episcopal de Filipinas, invitó al presidente en funciones a respetar la Constitución y el estado de derecho, «requisito fundamental que debe ser defendido en cuanto preocupación moral» y «como base para el bien común». Según los obispos, Aquino ignoró la indignación pública para poner fin a la política del «pork barrell», abriendo espacio a la corrupción y el mal gobierno. El «Fondo prioritario para asistencia al desarrollo» (Pdaf), bautizado con la colorida expresión ‘pork barrell’ (el barril del cerdo) es la contribución erogada por el estado a cada parlamentario para proyectos sociales a nivel local. El Fondo, que acabó convirtiéndose en una fuente de clientelismo y corrupción, ha provocado fuertes irritaciones entre la población.

Aquino, en este caso, fue acusado de haber violado abiertamente el sistema de «check-and-balance» previsto en la Constitución de 1987, «usando con engaños los fondos públicos para proyectos y finalidades que no están sometidas a la aprobación de un presupuesto por parte del legislador». Un exceso de discrecionalidad que permite disponer de dinero público sin control alguno, frente al que la Iglesia se ha opuesto en primer lugar.

Fueron surgiendo peticiones para juzgar al presidente y algunos políticos de la oposición, diputados, intelectuales, religiosos y obispos se han ido sumando con sus firmas. Entre los firmatarios figuran Óscar Cruz, ex presidente de la Conferencia Episcopal, y el teólogo Benjamín Alforque Sacret, biblista que presidió la comisión «Justicia y paz» de las órdenes religiosas. Todos ellos acusan a Aquino de «haber culpablemente violado la Constitución», usurpando el poder del Congreso, «minando los principios de la división de poderes y el sistema de vigilancia recíproca, empeorando el sistema del ‘pork barrell’ y perpetrando prácticas de malversación y corrupción». No sabemos si Aquino logrará sobrevivir, ni cómo -en caso de que lo logre-, a esta tormenta política.

Lectura del profeta Jeremías (14,17-22):

Mis ojos se deshacen en lágrimas, día y noche no cesan: por la terrible desgracia de la Doncella de mi pueblo, una herida de fuertes dolores. Salgo al campo: muertos a espada; entro en la ciudad: desfallecidos de hambre; tanto el profeta como el sacerdote vagan sin sentido por el país. «¿Por qué has rechazado del todo a Judá? ¿Tiene asco tu garganta de Sión? ¿Por qué nos has herido sin remedio? Se espera la paz, y no hay bienestar, al tiempo de la cura sucede la turbación. Señor, reconocemos nuestra impiedad, la culpa de nuestros padres, porque pecamos contra ti. No nos rechaces, por tu nombre, no desprestigies tu trono glorioso; recuerda y no rompas tu alianza con nosotros. ¿Existe entre los ídolos de los gentiles quien dé la lluvia? ¿Soltarán los cielos aguas torrenciales? ¿No eres, Señor Dios nuestro, nuestra esperanza, porque tú lo hiciste todo?»

Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.

Evangelio del Miércoles 30 de Julio

Miércoles de la decimoséptima semana del tiempo ordinario

Evangelio según San Mateo 13,44-46. 

Jesús dijo a la multitud:
"El Reino de los Cielos se parece a un tesoro escondido en un campo; un hombre lo encuentra, lo vuelve a esconder, y lleno de alegría, vende todo lo que posee y compra el campo.
El Reino de los Cielos se parece también a un negociante que se dedicaba a buscar perlas finas;
y al encontrar una de gran valor, fue a vender todo lo que tenía y la compró." 

Palabra del Señor. Gloria a Ti, Señor Jesús. 

martes, 29 de julio de 2014

Santa Marta

"Yo soy la Resurrección y la Vida, nos dice hoy y siempre el Señor".

Grabemos en el corazón la "profesión de fe" de Santa Marta, cuya conmemoración litúrgica hoy celebramos:

"Sí, Señor, creo que tú eres el Mesías, el Hijo de Dios, el que debía venir al mundo".

Evangelio según San Juan 11,19-27.

Muchos judíos habían ido a consolar a Marta y a María, por la muerte de su hermano.
Al enterarse de que Jesús llegaba, Marta salió a su encuentro, mientras María permanecía en la casa.
Marta dijo a Jesús: "Señor, si hubieras estado aquí, mi hermano no habría muerto.
Pero yo sé que aun ahora, Dios te concederá todo lo que le pidas".
Jesús le dijo: "Tu hermano resucitará".
Marta le respondió: "Sé que resucitará en la resurrección del último día".
Jesús le dijo: "Yo soy la Resurrección y la Vida. El que cree en mí, aunque muera, vivirá; y todo el que vive y cree en mí, no morirá jamás. ¿Crees esto?".
Ella le respondió: "Sí, Señor, creo que tú eres el Mesías, el Hijo de Dios, el que debía venir al mundo".

Palabra de Dios.

El Papa a los pentecostales: el Espíritu hace la diversidad, pero también la unidad.



 
2014-07-28 Radio Vaticana
RV).- El Espíritu Santo hace la diversidad pero también la unidad en la Iglesia: ha afirmado el Papa Francisco esta mañana en la Iglesia pentecostal de la Reconciliación en Caserta durante el encuentro con el pastor Giovanni Traettino, amigo suyo desde los tiempos de Buenos Aires, y como él, comprometido desde hace tantos años en el ecumenismo. En el encuentro han participado alrededor de 200 personas, la mayoría pentecostales provenientes de Italia, de los Estados Unidos, Argentina y otros países.
Escuchemos el servicio de nuestro compañero Sergio Centofanti:
Ha sido un encuentro muy bello y familiar, entre el Papa Francisco y el pastor amigo, reunido junto a su comunidad. Un saludo conmovedor el de Traettino al Papa, entre los calurosos aplausos de los presentes:
“Querido Papa Francisco, amado hermano mío, es grande nuestra alegría por esta visita: un grande don inesperado, impensable hasta hace poco tiempo atrás. Lo podrás leer en los ojos de los niños y de los ancianos, de los jóvenes y de las familias. ¡Te queremos mucho! Y debes saber una cosa: entre nosotros evangélicos, también hay mucho afecto hacia tu persona y muchos de nosotros cada día también rezamos por ti. Por lo demás, es tan fácil quererte. Muchos de nosotros creemos que tu elección como Obispo de Roma ha sido obra del Espíritu Santo”.
El Pastor Traettino – que el pasado primero de junio participó en el encuentro del Papa con la Renovación en el Espíritu en el Estadio Olímpico de Roma – ha apreciado el esfuerzo de Francisco por regresar una segunda vez a Caserta y ha afirmado: “Con hombres como usted – Papa Francisco – hay esperanza para nosotros los cristianos”. Luego ha hablado de la unidad de la Iglesia fundada en Jesucristo. Traettino agregó además, que el centro de nuestra vida es estar en la presencia de Jesús y que la fe es un encuentro personal con Él. El Papa, por su parte, ha hablado de la diversidad que no quiere decir división y ha recordado quien hace la unidad en la Iglesia:
“El Espíritu Santo hace la diversidad en la Iglesia y esta diversidad es tan rica, tan bella; y es el mismo Espíritu Santo quien hace la unidad. Y así la Iglesia es una en la diversidad. Y para usar una palabra hermosa de un evangélico, que yo amo tanto: una diversidad reconciliada por el Espíritu Santo”.
La unidad – ha subrayado además – no es uniformidad, porque “el Espíritu Santo hace dos cosas: hace la diversidad de los carismas y luego hace la armonía de los carismas”; el ecumenismo es buscar que “esta diversidad sea armonizada por el Espíritu Santo y se haga unidad”. Luego el Papa Francisco ha pedido perdón, como pastor de los católicos, por las leyes emitidas en el pasado contra los protestantes, en cuanto fueron apoyadas por los católicos. De este modo ha respondido a cuantos estaban sorprendidos por el hecho que el Papa haya ido a visitar a los pentecostales. Solamente él ha devuelto la visita que le había hecho Traettino en Buenos Aires:
“Alguno estará sorprendido: ¡El Papa ha ido donde los evangélicos! ¡Ha ido a encontrar a los hermanos! Les agradezco mucho, les pido de rezar por mí, lo necesito. ¡Gracias!”.
(Renato Martínez-Radio Vaticano)

La conmemoración litúrgica de hoy es la de Santa Marta.

Se la conoce más por el consejo que recibió de Jesús: "Marta, Marta, te ocupas de muchas cosas... pero una sola es necesaria". Sin embargo, suya es una de las "profesiones de fe" sobre Jesucristo, en el Nuevo Testamento (en el episodio de la resurrección de Lázaro).
¡Felicidades, Martas! Marta servía a Jesús cuando lo acogía con sus hermanos María y Lázaro en su casa de Betania. Lo conocía muy bien. Después de muerto su hermano Lázaro, profesó: «Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo, que has venido al mundo».

Ver: http://www.aleteia.org/

Hoy celebramos a ... Santa Marta


La hermana "activa" de Lázaro y María que profesó: "Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo, que has venido al mundo"

Public Domain
Santa Marta recibió en su casa de Betania, cerca de Jerusalén, a Jesús el Señor, y muerto su hermano Lázaro, profesó: «Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo, que has venido al mundo».

Marta, María, Lázaro... la nueva organización del Martirologio Romano ha dado un importante paso al inscribir en un mismo día a los tres hermanos, de quienes las únicas noticias que tenemos tienen que ver con que son hermanos y están juntos.

Lamentablemente, aún falta que algún ajuste ulterior de la liturgia haga que la memoria obligatoria de santa Marta se transforme en memoria obligatoria de los tres santos juntos.

Durante siglos se confundió a María de Betania con María Magdalena, lo que es incorrecto desde el punto de vista de cómo son presentados los respectivos personajes en el Evangelio.

Marta y su hermana María como anfitrionas de Jesús en «un pueblo» -aunque sin mencionar ni a Lázaro ni al pueblo de Betania-, aparecen en un breve relato de san Lucas, 10,38-42, y a su vez las dos hermanas relacionadas con Lázaro y con Betania aparecen mencionadas en Juan 11,1-53, el largo y significativo relato de la resurrección de Lázaro (que resulta ser la motivación inmediata de la muerte de Jesús, v.47ss) y nuevamente en Juan 12,1-8, con la escena de la unción en Betania.

Hubo muchas mociones dentro de la exégesis, sobre todo en el siglo XX, de interpretar estos personajes como ficticios, es decir, que serían símbolos «puros», no provenientes de recuerdos concretos sino «fabricados», por así decir, en la catequesis de los primeros años para enseñar actitudes cristianas concretas.

Debe tenerse presente que los evangelios se compusieron como catequesis, es decir, no como meros recuerdos biográficos de Jesús, sino para enseñarnos quién es Él, para enseñarnos a ver lo no-visible de Jesús; por ello es lógico que todos los elementos que componen los evangelios contengan algo de simbolismo.

Prácticamente nada de lo que se dice en los evangelios se cuenta simplemente porque forma parte de un recuerdo histórico, sino que todo está al servicio de contar ese significado de Jesús.

Sin embargo, dicho esto, debe afirmarse con la misma contundencia que todo lo que los evangelios cuentan sobre Jesús lo basan, no en su propia imaginación, sino en cosas que realmente han sucedido, en personajes que realmente rodearon a Jesús, y en acontecimientos que se verificaron; aun cuando esas cosas, esos personajes, esos acontecimientos, han sido siempre «trabajados» simbólica y literariamente para provocar una enseñanza en el lector.

Tomemos el caso de Lázaro. ¿Existió un personaje Lázaro, amigo de Jesús, al que Jesús haya resucitado? Salvo para quien quiere mantener una postura en extremo hipercrítica, y que de antemano rechace toda conexión de los evangelios con la realidad, el análisis de los relatos muestra que todo lo que se dice sobre Lázaro se refiere a una persona concreta.

Es claro que para cualquiera es difícil de aceptar la resurrección de un muerto, y no ya la resurrección trascendente de Jesús, que resucita y pasa a «otra dimensión de realidad», sino la de alguien que ayer estaba enterrado y hoy está otra vez comiendo con los suyos... pero la resurrección de Lázaro no es mas difícil de aceptar que la de la hija de Jairo.

Y si Jesús no resucitó muertos porque es difícil de aceptar, ni expulsó demonios porque es difícil de aceptar, ni realizó milagros porque es difícil de aceptar.... ¿por qué se supone que resultó tan urticante y molesto al punto de que valía la pena sacarlo de en medio al precio que fuera?

Jesús resucitó a Lázaro, y manifestó con ello un poder sobre la vida, de tal modo que años más tarde, y habiendo vivido la experiencia de la Pascua, el evangelio de Juan pudo reflexionar y encontrar en ese hecho una gran profundidad de enseñanzas catequéticas sobre el poder de la luz, sobre el dolor y el amor fraterno, sobre la esperanza, sobre la fe en que Jesús es el Cristo, y utilizar ese hecho real de la resurrección, que tal vez fue conocida de unos pocos, ya que ocurrió en una aldea, y proyectar a través de ello una «clase magistral», los capítulos 11 y 12 de Juan, que hacen la bisagra entre la predicación de Jesús y su «Hora».

Sobre Marta y María tenemos las dos actitudes bien plasmadas en el relato de Lázaro: Marta que sale al encuentro, discute con Jesús, en el capítulo 12 sirve la mesa: Marta es activa. De María se dan tres pinceladas: permaneció en la casa (es decir, de duelo), pero en cuanto oyó que Jesús la llamaba «se levantó rápidamente, y se fue donde él» (v. 29), cuando lo ve a Jesús «cayó a sus pies» (v. 32), y en la escena del capítulo 12 «ungió los pies de Jesús y los secó con sus cabellos» (v. 3).

Curiosamente, la tres referencias a María la muestran "a ras de suelo", mientras que Marta está erguida, discute, va y viene.

Juan enseñó cuestiones importantes en torno a la fe por medio de estas dos hermanas, pero el centro de lo que estaba hablando está puesto en la resurrección de Lázaro y en la próxima muerte de Jesús.

San Lucas, sin embargo, supo encontrar en esas dos hermanas dos actitudes que seguramente han sido una constante en la vida de la Iglesia desde el inicio, y que más tarde darán lugar a los caracteres «activo» y «contemplativo», así que nos cuenta una escena en donde esos dos caracteres están manifiestos al extremo: Marta, que «se preocupa y se agita», y María que «ha elegido la parte buena», contraposición que sirve para dar otro ejemplo más de una doctrina que es absolutamente central en la predicación de Jesús y que recorre los cuatro evangelios: sólo una cosa es importante; aunque eso único importante se tematiza en distintas partes del Evangelio con distintos nombres: buscar el Reino de Dios y su justicia, permenecer unidos a la Vid, ver al Padre, etc.

Marta, María, Lázaro, tres hermanos, amigos de Jesús, que han sido vehículos para enseñanzas que difícilmente no tengamos en la memoria, precisamente porque han sido transmitidas a través de hechos extraordinariamente cotidianos: la agitación e inquietud que provoca la vida misma, el deseo frecuentemente insatisfecho de permanecer en silencio ante Dios, el dolor de una pérdida... acontecimientos de los que ninguna vida está libre, aunque son aquellos de los que más nos cuesta hablar.

No tiene sentido detenerme aquí en lo que la leyenda posterior ha hecho de estos personajes: de Lázaro un obispo de Chipre o de Marsella, de Marta, evangelizadora de la Galia junto con María, etc... son tradiciones, no sólo incomprobables, sino en muchos detalles ridículas, y pienso que poco agregan a la comprensión de la santidad de aquellos que la recibieron irradiada del propio Jesús.

Como bibliografía es recomendable detenerse en alguna buena exégesis del capítulo 11 de Juan, un relato central en el mundo del cuarto evangelio; por mi parte recomiendo el análisis que hace Raymond Brown en El Evangelio según Juan, ed. Cristiandad, tomo I, págs 738ss.

También pueden servir comentarios como el San Jerónimo, ya sea el clásico o el nuevo, pero ante un relato tan lleno de detalles, conviene algo más completo.

Quien quiera conocer las leyendas en torno a Lázaro y sus hermanas, una fuente buena es el Butler-Guinea, en sus artículos del 22 de julio (María), 29 de julio (Marta) y 17 de diciembre (Lázaro), sobre todo los dos primeros. No lo he seguido aquí porque preferí centrarme más en la cuestión de la Escritura, pero es, como siempre, una lectura de buena calidad.

La Enciclopedia Católica, a pesar de sus muchos años, tiene un artículo de Léon Clugnet (1910) muy interesante y aún valioso sobre las tradiciones provenzales en torno a san Lázaro.

Artículo originalmente publicado por evangeliodeldia.org






Evangelio del Martes 29 de Julio

Memoria de santa Marta

Evangelio según San Juan 11,19-27.

Muchos judíos habían ido a consolar a Marta y a María, por la muerte de su hermano.
Al enterarse de que Jesús llegaba, Marta salió a su encuentro, mientras María permanecía en la casa.
Marta dijo a Jesús: "Señor, si hubieras estado aquí, mi hermano no habría muerto.
Pero yo sé que aun ahora, Dios te concederá todo lo que le pidas".
Jesús le dijo: "Tu hermano resucitará".
Marta le respondió: "Sé que resucitará en la resurrección del último día".
Jesús le dijo: "Yo soy la Resurrección y la Vida. El que cree en mí, aunque muera, vivirá;
y todo el que vive y cree en mí, no morirá jamás. ¿Crees esto?".
Ella le respondió: "Sí, Señor, creo que tú eres el Mesías, el Hijo de Dios, el que debía venir al mundo". 

Palabra del Señor. Gloria a Ti, Señor Jesús.

lunes, 28 de julio de 2014

Evangelio del Lunes 28 de Julio

Lunes de la decimoséptima semana del tiempo ordinario

Evangelio según San Mateo 13,31-35.

Jesús propuso a la gente otra parábola:
"El Reino de los Cielos se parece a un grano de mostaza que un hombre sembró en su campo.
En realidad, esta es la más pequeña de las semillas, pero cuando crece es la más grande de las hortalizas y se convierte en un arbusto, de tal manera que los pájaros del cielo van a cobijarse en sus ramas".
Después les dijo esta otra parábola: "El Reino de los Cielos se parece a un poco de levadura que una mujer mezcla con gran cantidad de harina, hasta que fermenta toda la masa".
Todo esto lo decía Jesús a la muchedumbre por medio de parábolas, y no les hablaba sin parábolas,
para que se cumpliera lo anunciado por el Profeta: Hablaré en parábolas, anunciaré cosas que estaban ocultas desde la creación del mundo. 

Palabra del Señor. Gloria a Ti, Señor Jesús. 

domingo, 27 de julio de 2014

Evangelio del Domingo 27 de Julio

Decimoséptimo Domingo del tiempo ordinario

Evangelio según San Mateo 13,44-52.


Jesús dijo a la multitud:
"El Reino de los Cielos se parece a un tesoro escondido en un campo; un hombre lo encuentra, lo vuelve a esconder, y lleno de alegría, vende todo lo que posee y compra el campo.
El Reino de los Cielos se parece también a un negociante que se dedicaba a buscar perlas finas;
y al encontrar una de gran valor, fue a vender todo lo que tenía y la compró."
El Reino de los Cielos se parece también a una red que se echa al mar y recoge toda clase de peces.
Cuando está llena, los pescadores la sacan a la orilla y, sentándose, recogen lo bueno en canastas y tiran lo que no sirve.
Así sucederá al fin del mundo: vendrán los ángeles y separarán a los malos de entre los justos,
para arrojarlos en el horno ardiente. Allí habrá llanto y rechinar de dientes.
¿Comprendieron todo esto?". "Sí", le respondieron.
Entonces agregó: "Todo escriba convertido en discípulo del Reino de los Cielos se parece a un dueño de casa que saca de sus reservas lo nuevo y lo viejo". 

Palabra del Señor. Gloria a Ti, Señor Jesús. 

sábado, 26 de julio de 2014

¡¡¡FELIZ DIA A TODOS LOS ABUELOS!!!

SABADO 26 DE JULIO - SANTOS JOAQUIN y ANA, del hebreo, "Dios dispondrá" y "benéfica", respectivamente. Padres de la Santísima Virgen Maria. Los evangelios apócrifos asignaron estos nombres a los padres dela Santísima Virgen María y, por tanto, abuelos de Jesús. La tradición nos dice que era un matrimonio dedicado a las labores del campo y, por no tener hijos, sus ofrendas en el templo de Jerusalén eran rechazadas. En esa época era una afrenta no engendrar hijos; sin embargo, eran piadosos y compartían sus ganancias con los pobres. Dedicados a la oración pidieron devotamente a Dios su auxilio para engendrar un hijo. Ana ya era de edad avanzada, pero Yahvé permitió que diera a luz una niña, que sería la Madre del Redentor, a quien llevaron al Templo para consagrarla a Dios. Esta veneración se extendió hasta el siglo XI. Desde 1978, Pablo VI unió en esta fecha las dos celebraciones que habían sido en agosto 16 (Joaquín) y julio 26 (Ana).
En las fotos vemos a Maria Santísima con sus padres y a San Juan XXIII con el Cardenal Montini - quien luego sería el Papa Pablo VI.
Pablo VI será beatificado el domingo 19 de octubre de este 2014.

Evangelio del Sábado 26 de Julio

Sábado de la decimosexta semana del tiempo ordinario

Evangelio según San Mateo 13,24-30.

Jesús propuso a la gente otra parábola:
"El Reino de los Cielos se parece a un hombre que sembró buena semilla en su campo;
pero mientras todos dormían vino su enemigo, sembró cizaña en medio del trigo y se fue.
Cuando creció el trigo y aparecieron las espigas, también apareció la cizaña.
Los peones fueron a ver entonces al propietario y le dijeron: 'Señor, ¿no habías sembrado buena semilla en tu campo? ¿Cómo es que ahora hay cizaña en él?'.
El les respondió: 'Esto lo ha hecho algún enemigo'. Los peones replicaron: '¿Quieres que vayamos a arrancarla?'.
'No, les dijo el dueño, porque al arrancar la cizaña, corren el peligro de arrancar también el trigo.
Dejen que crezcan juntos hasta la cosecha, y entonces diré a los cosechadores: Arranquen primero la cizaña y átenla en manojos para quemarla, y luego recojan el trigo en mi granero'".

Palabra del Señor. Gloria a Ti, Señor Jesús.

viernes, 25 de julio de 2014

"Feliz día del Apóstol Santiago".

Para toda nuestra diócesis, y en especial para la ciudad y partido de Baradero.


Santiago el Apóstol.... ¿a qué ha de movilizarnos esta festividad?.
"Al encuentro de los pueblos, a la significación de la renovación del cristianismo en nuestras vidas, a la nueva evangelización que hemos de realizar, la conciencia cívica y moral, y los desafíos pastorales de nuestra época contemporánea, que hemos de llevar a cabo con amor, y la virtud de la esperanza, “el realismo de la esperanza” (de la homilía de Mons. Oscar Sarlinga en el 395 aniversario de Baradero, en 2010).
Procesión con la imagen del Santo Apóstol.
Procesión en Baradero
Procesión. Llegada al templo parroquial en Baradero.
Peñas gauchescas en la procesión.
Padre Atilio Rosatte y Padre Arturo Terenzi.
Predicación el Fiesta del Apóstol en el 395 aniversario
Celebración en la iglesia parroquial de Santiago el Apóstol en Baradero.

Evangelio del Viernes 25 de Julio

Fiesta de Santiago, apóstol

Evangelio según San Mateo 20,20-28.

La madre de los hijos de Zebedeo se acercó a Jesús, junto con sus hijos, y se postró ante él para pedirle algo.
"¿Qué quieres?", le preguntó Jesús. Ella le dijo: "Manda que mis dos hijos se sienten en tu Reino, uno a tu derecha y el otro a tu izquierda".
"No saben lo que piden", respondió Jesús. "¿Pueden beber el cáliz que yo beberé?". "Podemos", le respondieron.
"Está bien, les dijo Jesús, ustedes beberán mi cáliz. En cuanto a sentarse a mi derecha o a mi izquierda, no me toca a mí concederlo, sino que esos puestos son para quienes se los ha destinado mi Padre".
Al oír esto, los otros diez se indignaron contra los dos hermanos.
Pero Jesús los llamó y les dijo: "Ustedes saben que los jefes de las naciones dominan sobre ellas y los poderosos les hacen sentir su autoridad.
Entre ustedes no debe suceder así. Al contrario, el que quiera ser grande, que se haga servidor de ustedes;
y el que quiera ser el primero que se haga su esclavo:
como el Hijo del hombre, que no vino para ser servido, sino para servir y dar su vida en rescate por una multitud".

Palabra del Señor. Gloria a Ti, Señor Jesús.

jueves, 24 de julio de 2014

En este momento pongo mis palabras en tu boca. En este día te encargo los pueblos y las naciones

De la profecía de Jeremías:

(Jeremías 1,1.4-10)


Estas son las palabras de Jeremías, hijo de Helcías, de una familia de sacerdotes que vivían en Anatot, en la tierra de Benjamín.

Me llegó una palabra de Yavé:
Antes de formarte en el seno de tu madre, ya te conocía; antes de que tú nacieras, yo te consagré, y te destiné a ser profeta de las naciones.
Yo exclamé: “Ay, Señor, Yavé, ¡cómo podría hablar yo, que soy un muchacho!”
Y Yavé me contestó: “No me digas que eres un muchacho. Irás adondequiera que te envíe, y proclamarás todo lo que yo te mande.
No les tengas miedo, porque estaré contigo para protegerte, palabra de Yavé.
Entonces Yavé extendió su mano y me tocó la boca, diciéndome: “En este momento pongo mis palabras en tu boca.
En este día te encargo los pueblos y las naciones
Arrancarás y derribarás, perderás y destruirás,
edificarás y plantarás.

Palabra de Dios.
Te alabamos, Señor.

La Evangelii Gaudium en 45 frases que no se olvidan

Tomado de: http://www.primeroscristianos.com/

45 frases destacadas del texto de Evangelii Gaudium


Evangelii Gaudium es una verdadera joya, entregada en la clausura del inolvidable Año de la Fe. Sus palabras son clásicas del pensamiento de Francisco y no resultarán nuevas para sus numerosos lectores, pero nos ha impactado la fuerza y potencial transformador que tienen para cada persona, para la Iglesia y la sociedad. Como ha escrito Fernando Sebastián, “es un documento escrito con una actitud humilde, con un estilo pastoral cercano y entrañable. Nos va a hacer mucho bien”.

Hemos pensado que sería bueno destacar citas que, subjetivamente, nos parecen de valor por la calidad del mensaje y el impacto comunicativo que siempre buscamos en “Los Nuevos Areópagos”. En cualquier caso, la influencia de esta exhortación apostólica será duradera. Estas citas textuales que compartimos no pretenden resumirla ni sustituir su lectura, que va a ser imprescindible. Pero aquí hay frases de las que no se olvidan:

1. El confesionario no debe ser una sala de torturas sino el lugar de la misericordia del Señor que nos estimula a hacer el bien posible.

2. La sociedad tecnológica ha logrado multiplicar las ocasiones de placer, pero encuentra muy difícil engendrar la alegría.

3. El bien siempre tiende a comunicarse. Toda experiencia auténtica de verdad y de belleza busca por sí misma su expansión.

4. A menudo nos comportamos como controladores de la gracia y no como facilitadores. Pero la Iglesia no es una aduana, es la casa paterna donde hay lugar para cada uno con su vida a cuestas.

5. Prefiero una Iglesia accidentada, herida y manchada por salir a la calle, antes que una Iglesia enferma por el encierro y la comodidad de aferrarse a las propias seguridades.

6. No puede ser que no sea noticia que muere de frío un anciano en situación de calle y que sí lo sea una caída de dos puntos en la bolsa.

7. La cultura del bienestar nos anestesia y perdemos la calma si el mercado ofrece algo que todavía no hemos comprado, mientras todas esas vidas truncadas por falta de posibilidades nos parecen un mero espectáculo que de ninguna manera nos altera.

8. La crisis financiera que atravesamos nos hace olvidar que en su origen hay una profunda crisis antropológica: ¡la negación de la primacía del ser humano!

9. Así como el bien tiende a comunicarse, el mal consentido, que es la injusticia, tiende a expandir su potencia dañina y a socavar silenciosamente las bases de cualquier sistema político y social por más sólido que parezca.

10. En muchas partes hay un predominio de lo administrativo sobre lo pastoral.

11. El aporte indispensable del matrimonio a la sociedad supera el nivel de la emotividad y el de las necesidades circunstanciales de la pareja.

12. Llama la atención que aun quienes aparentemente poseen sólidas convicciones doctrinales y espirituales suelen caer en un estilo de vida que los lleva a aferrarse a seguridades económicas, o a espacios de poder y de gloria humana que se procuran por cualquier medio, en lugar de dar la vida por los demás en la misión.

13. Se desarrolla la psicología de la tumba, que poco a poco convierte a los cristianos en momias de museo. Desilusionados con la realidad, con la Iglesia consigo mismos, viven la constante tentación de apegarse a una tristeza dulzona, sin esperanza.

14. Una de las tentaciones más serias que ahogan el fervor y la audacia es laconciencia de derrota que nos convierte en pesimistas quejosos.

15. La humanidad saldrá perdiendo con cada opción egoísta que hagamos.

16. ¡Atención a la tentación de la envidia! ¡Estamos en la misma barca y vamos hacia el mismo puerto!

17. En lugar de evangelizar lo que se hace es analizar y clasificar a los demás, y en lugar de facilitar el acceso a la gracia, se gastan las energías en controlar.

18. Rezar por aquel con el que estamos irritados es un hermoso paso en el amor, y es un acto evangelizador.

19. La predicación puramente moralista o adoctrinadora, y también la que se convierte en una clase de exégesis, reducen esta comunicación entre corazones que se da en la homilía.

20. Un predicador que no se prepara no es “espiritual”; es deshonesto e irresponsable con los dones que ha recibido.

21. Uno de los defectos de una predicación tediosa e ineficaz es precisamente no poder transmitir la fuerza propia del texto que se ha proclamado.

22. No vale la pena dedicarse a leer un texto bíblico si uno quiere obtener resultados rápidos, fáciles o inmediatos.

23. No se nos pide que seamos inmaculados, pero sí que estemos siempre en crecimiento, que vivamos el deseo profundo de crecer en el camino del Evangelio, y no bajemos los brazos.

24. La preocupación por la forma de predicar también es una actitud profundamente espiritual.

25. Una buena homilía, como me decía un viejo maestro, debe contener “una idea, un sentimiento, una imagen”.

26. Algunos se creen libres cuando caminan al margen de Dios, sin advertir que se quedan existencialmente huérfanos, desamparados, sin un hogar donde retornar siempre.

27. Una auténtica fe —que nunca es cómoda e individualista— siempre implica unprofundo deseo de cambiar el mundo, de transmitir valores, de dejar algo mejor detrás de nuestro paso por la tierra.

28. Quiero una Iglesia pobre para los pobres. Ellos tienen mucho que enseñarnos.

29. La necesidad de resolver las causas estructurales de la pobreza no puede esperar, no sólo por una exigencia pragmática de obtener resultados y de ordenar la sociedad, sino para sanarla de una enfermedad que la vuelve frágil e indigna y que sólo podrá llevarla a nuevas crisis

30. Ya no podemos confiar en las fuerzas ciegas y en la mano invisible del mercado. El crecimiento en equidad exige algo más.

31. Estoy lejos de proponer un populismo irresponsable, pero la economía ya no puede recurrir a remedios que son un nuevo veneno, como cuando se pretende aumentar la rentabilidad reduciendo el mercado laboral y creando así nuevos excluidos.

32. La política, tan denigrada, es una altísima vocación, es una de las formas más preciosas de la caridad, porque busca el bien común.

33. Sólo me interesa procurar que aquellos que están esclavizados por una mentalidad individualista, indiferente y egoísta, puedan liberarse de esas cadenas indignas.

34. Entre esos débiles, que la Iglesia quiere cuidar con predilección, están también los niños por nacer, que son los más indefensos e inocentes de todos, a quienes hoy se les quiere negar su dignidad humana en orden a hacer con ellos lo que se quiera, quitándoles la vida y promoviendo legislaciones para que nadie pueda impedirlo.

35. No es progresista pretender resolver los problemas eliminando una vida humana.

36. El conflicto no puede ser ignorado o disimulado. Ha de ser asumido. Pero si quedamos atrapados en él, perdemos perspectivas, los horizontes se limitan y la realidad misma queda fragmentada

37. Hace falta postular un principio que es indispensable para construir la amistad social: la unidad es superior al conflicto.

38. La fe no le tiene miedo a la razón; al contrario, la busca y confía en ella,

39. ¡Cómo quisiera encontrar las palabras para alentar una etapa evangelizadora más fervorosa, alegre, generosa, audaz, llena de amor hasta el fin y de vida contagiosa!

40. Es sano acordarse de los primeros cristianos y de tantos hermanos a lo largo de la historia que estuvieron cargados de alegría, llenos de coraje, incansables en el anuncio y capaces de unagran resistencia activa.

41. Una persona que no está convencida, entusiasmada, segura, enamorada, no convence a nadie.

42. Uno no vive mejor si escapa de los demás, si se esconde, si se niega a compartir, si se resiste a dar, si se encierra en la comodidad. Eso no es más que un lento suicidio.

43. Hay que reconocerse a sí mismo como marcado a fuego por esa misión de iluminar, bendecir, vivificar, levantar, sanar, liberar. Allí aparece la enfermera de alma, el docente de alma, el político de alma, esos que han decidido a fondo ser con los demás y para los demás.

44. Puede suceder que el corazón se canse de luchar porque en definitiva se busca a sí mismo en un carrerismo sediento de reconocimientos, aplausos, premios, puestos.

45. Hay un estilo mariano en la actividad evangelizadora de la Iglesia. Porque cada vez que miramos a María volvemos a creer en lo revolucionario de la ternura y del cariño. En ella vemos que la humildad y la ternura no son virtudes de los débiles sino de los fuertes, que no necesitan maltratar a otros para sentirse importantes.

Mensaje del Papa con ocasión de los cincuenta años del santuario de San Pantaleón en Buenos Aires


2014-07-23 L’Osservatore Romano



Cercanía en la oración y gratitud expresó el Papa Francisco a los fieles y a los peregrinos que el próximo domingo, 27 de julio, se reunirán en el barrio de Mataderos, en Buenos Aires, para celebrar el quincuagésimo aniversario del santuario de San Pantaleón. En un mensaje el Pontífice recuerda con nostalgia los tiempos en que, como arzobispo de Buenos Aires, visitaba personalmente la parroquia dedicada al santo médico de Nicomedia. «Quiero estar junto a ustedes —escribe— para poder revivir, de alguna manera, las veces que podía llegarme hasta el santuario los 27 para ayudar a los sacerdotes en las confesiones».

«Volvía fortificado espiritualmente —confiesa— por el testimonio de fe. No se imaginan todo el bien que recibí allí. Y por todo ese bien quiero agradecerles. Que el Señor se lo retribuya abundantemente».

Evangelio del Jueves 24 de Jlio

Jueves de la decimosexta semana del tiempo ordinario

Evangelio según San Mateo 13,10-17.

En aquel tiempo, los discípulos se acercaron y le dijeron: "¿Por qué les hablas por medio de parábolas?".
El les respondió: "A ustedes se les ha concedido conocer los misterios del Reino de los Cielos, pero a ellos no.
Porque a quien tiene, se le dará más todavía y tendrá en abundancia, pero al que no tiene, se le quitará aun lo que tiene.
Por eso les hablo por medio de parábolas: porque miran y no ven, oyen y no escuchan ni entienden.
Y así se cumple en ellos la profecía de Isaías, que dice: Por más que oigan, no comprenderán, por más que vean, no conocerán,
Porque el corazón de este pueblo se ha endurecido, tienen tapados sus oídos y han cerrado sus ojos, para que sus ojos no vean, y sus oídos no oigan, y su corazón no comprenda, y no se conviertan, y yo no los cure.
Felices, en cambio, los ojos de ustedes, porque ven; felices sus oídos, porque oyen.
Les aseguro que muchos profetas y justos desearon ver lo que ustedes ven y no lo vieron; oír lo que ustedes oyen, y no lo oyeron." 

  Palabra del Señor. Gloria a Ti, Señor Jesús.

miércoles, 23 de julio de 2014

23 de julio. Santa Brígida de Suecia.

Semblanza de la santa, realizada por Benedicto XVI en la audiencia general del 27 de octubre del 2010.


Queridos hermanos y hermanas,

en la ferviente vigilia del Gran Jubileo del Año 2000, el Venerable Siervo de Dios (hoy santo) Juan Pablo II proclamó a santa Brígida de Suecia copatrona de toda Europa. Esta mañana quisiera presentar su figura, su mensaje, y las razones por las que esta santa mujer tiene mucho que enseñar – aún hoy – a la Iglesia y al mundo.

Conocemos bien los acontecimientos de la vida de santa Brígida, porque sus padres espirituales redactaron su biografía para promover su proceso de canonización inmediatamente después de su muerte, que tuvo lugar en 1373. Brígida había nacido setenta años antes, en 1303, en Finster, en Suecia, una nación del Norte de Europa que desde hacía tres siglos había acogido la fe cristiana con el mismo entusiasmo con el que la Santa la había recibido de sus padres, personas muy piadosas, pertenecientes a familias nobles cercanas a la Casa reinante.

Podemos distinguir dos periodos en la vida de esta Santa.

El primero se caracterizó por su condición de mujer felizmente casada. Su marido se llamaba Ulf y era gobernador de un importante distrito del reino de Suecia. El matrimonio duró veintiocho años, hasta la muerte de Ulf. Nacieron ocho hijos, de los que la segunda, Karin (Catalina), es venerada como santa. Esto es un signo elocuente del compromiso educativo de Brígida respecto de sus propios hijos. Por lo demás, su sabiduría pedagógica era apreciada hasta tal punto que el rey de Suecia, Magnus, la llamó a la corte por un cierto tiempo, con el fin de introducir a su joven esposa, Blanca de Namur, en la cultura sueca.

Brígida, espiritualmente guiada por un docto religioso que la inició en el estudio de las Escrituras, ejerció una influencia muy positiva en su propia familia que, gracias a su presencia, se convirtió en una verdadera “iglesia doméstica”. Junto con su marido, adoptó la Regla de los Terciarios franciscanos. Practicaba con generosidad obras de caridad hacia los indigentes; fundó también un hospital. Junto a su esposa, Ulf aprendió a mejorar su carácter y a progresar en la vida cristiana. A la vuelta de una larga peregrinación a Santiago de Compostela, efectuado en 1341 junto a otros miembros de la familia, los esposos maduraron el proyecto de vivir en continencia; pero poco después, en la paz de un monasterio en el que se había retirado, Ulf concluyó su vida terrena.

Este primer periodo de la vida de Brígida nos ayuda a apreciar la que hoy podríamos definir una auténtica “espiritualidad conyugal”: juntos, los esposos cristianos pueden recorrer un camino de santidad, sostenidos por la gracia del Sacramento del Matrimonio. No pocas veces, precisamente como sucedió en la vida de santa Brígida y de Ulf, es la mujer la que con su sensibilidad religiosa, con la delicadeza y la dulzura consigue hacer recorrer al marido un camino de fe. Pienso con reconocimiento en tantas mujeres que, día a día, aún hoy iluminan a sus propias familias con su testimonio de vida cristiana. Que el Espíritu del Señor pueda suscitar también hoy la santidad de los esposos cristianos, para mostrar al mundo la belleza del matrimonio vivido según los valores del Evangelio: el amor, la ternura, la ayuda recíproca, la fecundidad en engendrar y educar hijos, la apertura y la solidaridad hacia el mundo, la participación en la vida de la Iglesia.

Cuando Brígida se quedó viuda, comenzó el segundo periodo de su vida. Renunció a otro matrimonio para profundizar en la unión con el Señor a través de la oración, la penitencia y las obras de caridad. También las viudas cristianas, por tanto, pueden encontrar en esta Santa un modelo a seguir. En efecto, Brígida, a la muerte de su marido, tras haber distribuido sus propios bienes a los pobres, aún sin acceder nunca a la consagración religiosa, se estableció en el monasterio cisterciense de Alvastra. Aquí tuvieron inicio las revelaciones divinas, que la acompañaron todo el resto de su vida. Éstas fueron dictadas por Brígida a sus secretarios-confesores, que las tradujeron del sueco al latín y las recogieron en una edición de ocho libros, titulados Revelationes (Revelaciones). A estos libros se añadió un suplemento, que lleva por título Revelationes extra vagantes (Revelaciones suplementarias).

Las Revelaciones de santa Brígida presentan un contenido y un estilo muy variados. A veces la revelación se presenta bajo forma de diálogos entre las Personas divinas, la Virgen, los santos y también los demonios; diálogos en los que también Brígida interviene. Otras veces, en cambio, se trata de la narración de una visión particular; y en otras se narra lo que la Virgen María le revela sobre la vida y los misterios del Hijo. El valor de las Revelaciones de santa Brígida, a veces objeto de alguna duda, fue precisado por el Venerable Juan Pablo II en la Carta Spes Aedificandi: “Reconociendo la santidad de Brígida – escribe mi amado Predecesor – la Iglesia, aún sin pronunciarse sobre cada una de las revelaciones, acogió la autenticidad conjunta de su experiencia interior” (n. 5).

De hecho, leyendo estas Revelaciones, se nos interpela sobre muchos temas importantes. Por ejemplo, vuelve frecuentemente la descripción, con detalles muy realistas, de la Pasión de Cristo, hacia la cual Brígida tuvo siempre una devoción privilegiada, contemplando en ella el amor infinito de Dios por los hombres. En la boca del Señor que le habla, ella pone con audacia estas conmovedoras palabras: “Oh, amigos míos, yo amo tan tiernamente a mis ovejas que, si fuese posible, quisiera morir muchas otras veces, por cada una de ellas, de la misma muerte que sufrí por la redención de todas” (Revelationes, Libro I, c. 59). También la dolorosa maternidad de María, que la hizo Mediadora y Madre de misericordia, es un argumento que se repite a menudo en las Revelaciones.

Recibiendo estos carismas, Brígida era consciente de ser destinataria de un don de gran predilección por parte del Señor: “Hija mía – leemos en el primer libro de las Revelaciones – Yo te he elegido para mí, ámame con todo tu corazón... más que todo lo que existe en el mundo” (c. 1). Por lo demás, Brígida sabía bien, y estaba firmemente convencida de ello, que todo carisma está destinado a edificar la Iglesia. Precisamente por ese motivo, no pocas de sus revelaciones estaban dirigidas, en forma de advertencias incluso severas, a los creyentes de su tiempo, incluyendo las Autoridades religiosas y políticas, para que viviesen coherentemente su vida cristiana; pero hacía esto con una actitud de respeto y de fidelidad plena al Magisterio de la Iglesia, en particular al Sucesor del Apóstol Pedro.

En 1349 Brígida dejó para siempre Suecia y se dirigió en peregrinación a Roma. No sólo quería tomar parte en el Jubileo de 1350, sino que deseaba también obtener del Papa la aprobación de la Regla de una orden religiosa que quería fundar, dedicada al Santo Salvador, y compuesta por monjes y monjas bajo la autoridad de la abadesa. Este es un elemento que no debe sorprendernos: en la Edad Media existían fundaciones monásticas con na rama masculina y una rama femenina, pero con la práctica de la misma regla monástica, que preveía la dirección de la Abadesa. De hecho, en la gran tradición cristiana, a la mujer se le reconoce una dignidad propia y – a ejemplo de María, Reina de los Apóstoles – un lugar propio en la Iglesia, que, sin coincidir con el sacerdocio ordenado, es también importante para el crecimiento espiritual de la Comunidad. Además, la colaboración de consagrados y consagradas, siempre en el respeto de su vocación específica, reviste una gran importancia en el mundo de hoy.

En Roma, en compañía de su hija Karin, Brígida se dedicó a una vida de intenso apostolado y de oración. Y desde Roma se fue en peregrinación a varios santuarios italianos, en particular a Asís, patria de san Francisco, hacia el cual Brígida sintió siempre gran devoción. Finalmente, en 1371, coronó su más grande deseo: el viaje a Tierra Santa, a donde se dirigió en compañía de sus hijos espirituales, un grupo al que Brígida llamaba “los amigos de Dios”.

Durante esos años, los pontífices se encontraban en Aviñón, lejos de Roma: Brígida se dirigió encarecidamente a ellos, para que volviesen a la sede de Pedro, en la Ciudad Eterna.

Murió en 1373, antes de que el Papa Gregorio XI volviese definitivamente a Roma. Fue sepultada provisionalmente en la iglesia romana de San Lorenzo en Panisperna, pero en 1374 sus hijos Birger y Karin la volvieron a llevar a su patria, al monasterio de Vadstena, sede de la Orden religiosa fundada por santa Brígida, que conoció en seguida una notable expansión. En 1391 el Papa Bonifacio IX la canonizó solemnemente.

La santidad de Brígida, caracterizada por la multiplicidad de los dones y de las experiencias que he querido recordar en este breve perfil biográfico-espiritual, la hace una figura eminente en la historia de Europa. Procedente de Escandinavia, santa Brígida atestigua cómo el cristianismo había permeado profundamente la vida de todos los pueblos de este Continente. Declarándola copatrona de Europa, el Papa Juan Pablo II auguró que santa Brígida – vivida en el siglo XIV, cuando la cristiandad occidental aún no había sido herida por la división – pueda interceder eficazmente ante Dios, para obtener la gracia tan esperada de la plena unidad de todos los cristianos. Por esta misma intención, que consideramos tan importante, y para que Europa sepa siempre alimentarse de sus propias raíces cristianas, queremos rezar, queridos hermanos y hermanas, invocando la poderosa intercesión de santa Brígida de Suecia, fiel discípula de Dios, copatrona de Europa.

Evangelio del Miércoles 23 de Julio

Miércoles de la decimosexta semana del tiempo ordinario

Evangelio según San Mateo 13,1-9. 

Aquel día, Jesús salió de la casa y se sentó a orillas del mar.
Una gran multitud se reunió junto a él, de manera que debió subir a una barca y sentarse en ella, mientras la multitud permanecía en la costa.
Entonces él les habló extensamente por medio de parábolas. Les decía: "El sembrador salió a sembrar.
Al esparcir las semillas, algunas cayeron al borde del camino y los pájaros las comieron.
Otras cayeron en terreno pedregoso, donde no había mucha tierra, y brotaron en seguida, porque la tierra era poco profunda;
pero cuando salió el sol, se quemaron y, por falta de raíz, se secaron.
Otras cayeron entre espinas, y estas, al crecer, las ahogaron.
Otras cayeron en tierra buena y dieron fruto: unas cien, otras sesenta, otras treinta.
¡El que tenga oídos, que oiga!".

Palabra del Señor. Gloria a Ti, Señor Jesús.

martes, 22 de julio de 2014

22 de julio. La Iglesia conmemora a Santa María Magdalena

  MARÍA MAGDALENA ENCUENTR AL SEÑOR JESÚS RESUCITADO.

Santa María Magdalena, penitente, y "la primera" que anunció al Señor resucitado a los Apóstoles y a los discípulos (la tradición de las iglesias orientales, por esta razón, la llama analógicamente mujer "equiapostólica", equiparada a los apóstoles, en este sentido).

“Diciendo esto, se volvió para atrás y vio a Jesús que estaba allí, pero no conoció que fuese Él. Jesús le dijo: ‘Mujer, ¿por qué lloras? ¿A quién buscas?’ Ella, creyendo que era el jardinero, le dijo: ‘Señor, si le has llevado tú, dime dónde le has puesto, y yo le tomaré’” (Jn 20,14 15).

Pero escuchó, de veras y en su corazón, la voz amada, que le dijo: “¡María!”

Con el sonido de su nombre cayó el velo de sus ojos. El Sol de Justicia, la Cruz Pascual la inundaron con su luz, en la bienaventurada certeza: ¡Es el Señor !.

María Magdalena se volvió a su Señor y se postró a sus pies con este grito de júbilo: “Rabbuní!” (“¡Maestro!”).

Evangelio del Martes 22 de Julio

Memoria de santa María Magdalena

Evangelio según San Juan 20,1-2.11-18.

El primer día de la semana, de madrugada, cuando todavía estaba oscuro, María Magdalena fue al sepulcro y vio que la piedra había sido sacada.
Corrió al encuentro de Simón Pedro y del otro discípulo al que Jesús amaba, y les dijo: "Se han llevado del sepulcro al Señor y no sabemos dónde lo han puesto".
María se había quedado afuera, llorando junto al sepulcro. Mientras lloraba, se asomó al sepulcro
y vio a dos ángeles vestidos de blanco, sentados uno a la cabecera y otro a los pies del lugar donde había sido puesto el cuerpo de Jesús.
Ellos le dijeron: "Mujer, ¿por qué lloras?". María respondió: "Porque se han llevado a mi Señor y no sé dónde lo han puesto".
Al decir esto se dio vuelta y vio a Jesús, que estaba allí, pero no lo reconoció.
Jesús le preguntó: "Mujer, ¿por qué lloras? ¿A quién buscas?". Ella, pensando que era el cuidador de la huerta, le respondió: "Señor, si tú lo has llevado, dime dónde lo has puesto y yo iré a buscarlo".
Jesús le dijo: "¡María!". Ella lo reconoció y le dijo en hebreo: "¡Raboní!", es decir "¡Maestro!".
Jesús le dijo: "No me retengas, porque todavía no he subido al Padre. Ve a decir a mis hermanos: 'Subo a mi Padre, el Padre de ustedes; a mi Dios, el Dios de ustedes'".
María Magdalena fue a anunciar a los discípulos que había visto al Señor y que él le había dicho esas palabras.

 Palabra del Señor. Gloria a Ti, Señor Jesús.

lunes, 21 de julio de 2014

Evangelio del Lunes 21 de Julio

Lunes de la decimosexta semana del tiempo ordinario

Evangelio según San Mateo 12,38-42.

Entonces algunos escribas y fariseos le dijeron: "Maestro, queremos que nos hagas ver un signo".
El les respondió: "Esta generación malvada y adúltera reclama un signo, pero no se le dará otro que el del profeta Jonás.
Porque así como Jonás estuvo tres días y tres noches en el vientre del pez, así estará el Hijo del hombre en el seno de la tierra tres días y tres noches.
El día del Juicio, los hombres de Nínive se levantarán contra esta generación y la condenarán, porque ellos se convirtieron por la predicación de Jonás, y aquí hay alguien que es más que Jonás.
El día del Juicio, la Reina del Sur se levantará contra esta generación y la condenará, porque ella vino de los confines de la tierra para escuchar la sabiduría de Salomón, y aquí hay alguien que es más que Salomón." 

 Palabra del Señor. Gloria a Ti, Señor Jesús.

domingo, 20 de julio de 2014

Evangelio del Domingo 20 de Julio

Decimosexto Domingo del tiempo ordinario

Evangelio según San Mateo 13,24-43.

Jesús propuso a la gente otra parábola:
"El Reino de los Cielos se parece a un hombre que sembró buena semilla en su campo;
pero mientras todos dormían vino su enemigo, sembró cizaña en medio del trigo y se fue.
Cuando creció el trigo y aparecieron las espigas, también apareció la cizaña.
Los peones fueron a ver entonces al propietario y le dijeron: 'Señor, ¿no habías sembrado buena semilla en tu campo? ¿Cómo es que ahora hay cizaña en él?'.
El les respondió: 'Esto lo ha hecho algún enemigo'. Los peones replicaron: '¿Quieres que vayamos a arrancarla?'.
'No, les dijo el dueño, porque al arrancar la cizaña, corren el peligro de arrancar también el trigo.
Dejen que crezcan juntos hasta la cosecha, y entonces diré a los cosechadores: Arranquen primero la cizaña y átenla en manojos para quemarla, y luego recojan el trigo en mi granero'".
También les propuso otra parábola: "El Reino de los Cielos se parece a un grano de mostaza que un hombre sembró en su campo.
En realidad, esta es la más pequeña de las semillas, pero cuando crece es la más grande de las hortalizas y se convierte en un arbusto, de tal manera que los pájaros del cielo van a cobijarse en sus ramas".
Después les dijo esta otra parábola: "El Reino de los Cielos se parece a un poco de levadura que una mujer mezcla con gran cantidad de harina, hasta que fermenta toda la masa".
Todo esto lo decía Jesús a la muchedumbre por medio de parábolas, y no les hablaba sin parábolas,
para que se cumpliera lo anunciado por el Profeta: Hablaré en parábolas, anunciaré cosas que estaban ocultas desde la creación del mundo.
Entonces, dejando a la multitud, Jesús regresó a la casa; sus discípulos se acercaron y le dijeron: "Explícanos la parábola de la cizaña en el campo".
El les respondió: "El que siembra la buena semilla es el Hijo del hombre;
el campo es el mundo; la buena semilla son los que pertenecen al Reino; la cizaña son los que pertenecen al Maligno,
y el enemigo que la siembra es el demonio; la cosecha es el fin del mundo y los cosechadores son los ángeles.
Así como se arranca la cizaña y se la quema en el fuego, de la misma manera sucederá al fin del mundo.
El Hijo del hombre enviará a sus ángeles, y estos quitarán de su Reino todos los escándalos y a los que hicieron el mal,
y los arrojarán en el horno ardiente: allí habrá llanto y rechinar de dientes.
Entonces los justos resplandecerán como el sol en el Reino de su Padre. ¡El que tenga oídos, que oiga!" 

Palabra del Señor. Gloria a Ti, Señor Jesús.

sábado, 19 de julio de 2014

Infodiócesis HD N°5 Obispado Zárate Campana



Evangelio del Sábado 19 de Julio

Sábado de la decimoquinta semana del tiempo ordinario

Evangelio según San Mateo 12,14-21.

En seguida los fariseos salieron y se confabularon para buscar la forma de acabar con él.
Al enterarse de esto, Jesús se alejó de allí. Muchos lo siguieron, y los curó a todos.
Pero él les ordenó severamente que no lo dieran a conocer,
para que se cumpliera lo anunciado por el profeta Isaías:
Este es mi servidor, a quien elegí, mi muy querido, en quien tengo puesta mi predilección. Derramaré mi Espíritu sobre él y anunciará la justicia a las naciones.
No discutirá ni gritará, y nadie oirá su voz en las plazas.
No quebrará la caña doblada y no apagará la mecha humeante, hasta que haga triunfar la justicia;
y las naciones pondrán la esperanza en su Nombre. 


Palabra del Señor. Gloria a Ti, Señor Jesús. 

viernes, 18 de julio de 2014

El Papa reclamó justicia por el atentado a la AMIA


Viernes 18 Jul 2014


Francisco, en una captura de pantalla del video que grabó. ver másBuenos Aires (AICA): El Papa hizo llegar su cercanía a la comunidad israelita argentina y a los familiares de las víctimas del atentado a la mutual judía AMIA, al cumplirse 20 años de la explosión que se cobró la vida de 85 personas. A través de un mensaje de video grabado con un celular, Francisco aseguró que el atentado fue “un acto de locura”, reclamó el esclarecimiento del caso y afirmó que la falta de justicia es “una deuda con la sociedad”.

El Papa hizo llegar su cercanía a la comunidad israelita argentina y a los familiares de las víctimas del atentado a la mutual judía AMIA, al cumplirse 20 años de la explosión que se cobró la vida de 85 personas. A través de un mensaje de video grabado con un celular, Francisco aseguró que el atentado fue “un acto de locura”, reclamó el esclarecimiento del caso y afirmó que la falta de justicia es “una deuda con la sociedad”.

El pontífice argentino afirmó que el terrorismo “es una locura”, que solo “sabe matar y destruye”, e insistió con su mensaje de cercanía con todos aquellos “que han visto sus vidas sesgadas, esperanzas truncadas y ruinas”.

El obispo de Roma recordó que muchas veces dijo que Buenos Aires era una ciudad que “necesitaba llorar”. Al respecto agregó: “A riesgo de caer en un lugar común, lo repito: nos hace falta llorar. Somos muy proclives a archivar cosas, a no hacernos cargo de historias, de sufrimientos, de cosas que podrían haber sido bellas y no fueron. Y por eso nos cuesta tanto encontrar caminos de justicia, para encarar la deuda que esta tragedia ha contraído con la sociedad”.

“Junto a mi cercanía, junto a mi oración por todas las víctimas, también hoy va mi deseo de justicia. Que se haga justicia. Que Dios bendiga a todos. A las instituciones, a las familias. Y que Dios dé paz a los que murieron en este acto de locura”, concluyó Francisco.

El mensaje del Santo Padre fue grabado por el director ejecutivo del Congreso Judío Latinoamericano, Claudio Epelman, que visitó el mes pasado al Santo Padre en la Ciudad del Vaticano. Epelman le preguntó a Francisco si deseaba enviar un mensaje a la comunidad judía, y según relató, luego de pensar unos segundos, le pidió su teléfono celular y lo grabaron en el momento.

El 18 de julio de 1994, cuando sucedió el ataque a la mutual judía, Jorge Bergoglio era obispo auxiliar de Buenos Aires, destinado a la vicaría episcopal de la zona Flores.

El arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Aurelio Poli, asistió al acto conmemorativo por el 20º aniversario del atentado junto con el presbítero Omar Salvador Di Mario, integrante de la comisión arquidiocesana de Ecumenismo y Diálogo Interreligioso. Luis Czyzeweski, familiar de una de las víctimas, agradeció al arzobispo por abrir las puertas de la catedral metropolitana para conmemorar con referentes de otros cultos un nuevo aniversario de la tragedia. 


Mensaje del Santo Padre por el atentado a la AMIA

A 20 años de la tragedia de la AMIA quiero hacer llegar mi cercanía a la comunidad israelita argentina y a todos aquellos que son familiares de las víctimas, sean judíos o sean cristianos.
20 años de la tragedia, de una locura. El terrorismo es una locura. El terrorismo solamente sabe matar, no sabe construir, destruye. Por eso mi cercanía a todos aquellos que han visto vidas sesgadas, esperanzas truncadas, ruinas.

Algunas veces dije que Buenos Aires es una ciudad que necesitaba llorar, que todavía no había llorado lo suficiente. A riesgo de caer en un lugar común, lo repito: nos hace falta llorar.

Somos muy proclives a archivar cosas, a no hacernos cargo de historias, de sufrimientos, de cosas que podrían haber sido bellas y no fueron. Y por eso nos cuesta tanto encontrar caminos de justicia, para encarar la deuda que esta tragedia ha contraído con la sociedad.

Junto a mi cercanía, junto a mi oración por todas las víctimas, también hoy va mi deseo de justicia. Que se haga justicia. Que Dios bendiga a todos. A las instituciones, a las familias. Y que Dios dé paz a los que murieron en este acto de locura.+

Evangelio del Viernes 18 de Julio

Viernes de la decimoquinta semana del tiempo ordinario

Evangelio según San Mateo 12,1-8.

Jesús atravesaba unos sembrados y era un día sábado. Como sus discípulos sintieron hambre, comenzaron a arrancar y a comer las espigas.
Al ver esto, los fariseos le dijeron: "Mira que tus discípulos hacen lo que no está permitido en sábado".
Pero él les respondió: "¿No han leído lo que hizo David, cuando él y sus compañeros tuvieron hambre,
cómo entró en la Casa de Dios y comieron los panes de la ofrenda, que no les estaba permitido comer ni a él ni a sus compañeros, sino solamente a los sacerdotes?
¿Y no han leído también en la Ley, que los sacerdotes, en el Templo, violan el descanso del sábado, sin incurrir en falta?
Ahora bien, yo les digo que aquí hay alguien más grande que el Templo.
Si hubieran comprendido lo que significa: Yo quiero misericordia y no sacrificios, no condenarían a los inocentes.
Porque el Hijo del hombre es dueño del sábado".


Palabra del Señor. Gloria a Ti, Señor Jesús.


jueves, 17 de julio de 2014

Alerta sobre una categoría de migrantes que desgraciadamente aumenta día a día, Francisco Papa en su mensaje al Coloquio sobre migración México- Santa Sede



2014-07-15 Radio Vaticana

(RV).- El Papa Francisco ha pedido ayuda para los niños emigrantes y alerta sobre la crisis humanitaria en la frontera de EE.UU. y México por la emigración ilegal, en un Mensaje firmado el 11 de julio y que fue leído el lunes 14 por el Cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado de Su Santidad en el Coloquio México Santa Sede sobre “movilidad humana y desarrollo”.

El Santo Padre advierte acerca de la “emergencia humanitaria” que supone el incremento de los niños que emigran solos hacia los Estados Unidos y reclama medidas urgentes para protegerlos.
En su mensaje, Francisco se refiriere asimismo a las amenazas que padecen los emigrantes en el mundo, e insiste en los peligros que afrontan los niños que viajan solos desde Centroamérica y México hacia los Estados Unidos. “Ésta es una categoría de emigrantes que desde Centroamérica y desde el mismo México cruzan la frontera con los Estados Unidos en condiciones extremas y persiguiendo una esperanza que la mayor parte de las veces resulta vana”, observa el Obispo de Roma y reclama la “atención de la comunidad internacional ante este desafío” pidiendo medidas a los países involucrados.

Texto completo del Mensaje Pontificio con ocasión del “Coloquio México Santa Sede sobre movilidad humana y desarrollo”

Ciudad de México, 14 de Julio 2014

Deseo dirigir mi saludo a los organizadores, a los relatores y a los participantes en el “Coloquio México Santa Sede sobre movilidad humana y desarrollo”.

La globalización es un fenómeno que nos interpela, especialmente en una de sus principales manifestaciones como lo es la emigración. Se trata de uno de los “signos” de estos tiempos que vivimos y que nos recuerdan las palabras de Jesús: “¿Por qué no juzgan ustedes mismos lo que es justo?” (Lc 12,57). No obstante el gran flujo de migrantes presentes en todos los Continentes y en casi todos los Países, la migración es vista aun como emergencia, o como un hecho circunstancial y esporádico, mientras se ha convertido ya en un elemento característico y en un desafío de nuestras sociedades.
Es un fenómeno que trae consigo grandes promesas junto a múltiples desafíos. Muchas personas obligadas a la emigración sufren y, a menudo, mueren trágicamente; muchos de sus derechos son violados, son obligados a separarse de sus familias y lamentablemente continúan siendo objeto de actitudes racistas y xenófobas.

Frente a tal situación, repito aquello que he tenido oportunidad de afirmar en el Mensaje para la Jornada mundial del Migrante y del Refugiado de este año: “Es necesario un cambio de actitud hacia los migrantes y refugiados por parte de todos; el paso de una actitud de defensa y de miedo, de desinterés o de marginación – que, al final, corresponde precisamente a la “cultura del descarte” – a una actitud que tenga a la base la “cultura del encuentro”, la única capaz de construir un mundo más justo y fraterno, un mundo mejor”.

Me urge, además, llamar la atención sobre decenas de miles de niños que emigran solos, no acompañados, para escapar a la pobreza y a las violencias: esta es una categoría de migrantes que, desde Centro America y desde México, atraviesa la frontera con los Estados Unidos de América en condiciones extremas, en busca de una esperanza que la mayoría de las veces resulta vana. Ellos aumentan día a día. Tal emergencia humanitaria reclama en primer lugar intervención urgente, que estos menores sean acogidos y protegidos. Tales medidas, sin embargo no serán suficientes, sino son acompañadas por políticas de información sobre los peligros de un viaje tal y, sobre todo, de promoción del desarrollo en sus países de origen.

Finalmente, es necesario frente a este desafío, llamar la atención de toda la comunidad internacional para que puedan ser adoptadas nuevas formas de migración legal y segura.

Deseo un gran éxito a la admirable iniciativa del Ministerio de Asuntos Exteriores del gobierno mexicano de organizar un coloquio de estudio y reflexión sobre el gran desafío de la emigración e imparto de corazón a cada uno de los presentes mi Bendición Apostólica.

Vaticano, 11 de Julio 2014

Evangelio del Jueves 17 de Julio

Jueves de la decimoquinta semana del tiempo ordinario

Evangelio según San Mateo 11,28-30.

Jesús tomó la palabra y dijo:
Vengan a mí todos los que están afligidos y agobiados, y yo los aliviaré.
Carguen sobre ustedes mi yugo y aprendan de mí, porque soy paciente y humilde de corazón, y así encontrarán alivio.
Porque mi yugo es suave y mi carga liviana.

Palabra del Señor. Gloria a Ti, Señor Jesús.

miércoles, 16 de julio de 2014

Nuestra Señora del Carmen

Imagen auténtica (y fundacional) de la Virgen María en su advocación de Nuestra Señora del Carmen, en la ciudad de Zárate

16 de julio: la Iglesia celebra la fiesta de la Virgen María en su advocación de Nuestra Señora del Carmen.


El nombre “Carmen” proviene de la lengua hebrea, y está relacionada con “Carmelo”, esto es: כרמן (Har ha'Karmel) que significa jardin de Dios. En las lenguas romances, entre las cuales el castellano, ese nombre tomó también algo del significado del latín “carmen”, que significa “canto, poema, bella música”.
El Monte Carmelo es mencionado en la Antigua Alianza, entre otros lugares, en el capítulo 18 del Primer Libro de los Reyes, en el relato donde el profeta Elías -símbolo del profetismo en el Antiguo Testamento- demuestra que el Señor de Israel es el verdadero Dios (recordamos el episodio del destruido "Altar de Karmel" y cómo Elías reunió 12 piedras (esto es, una por cada Tribu de Israel) con las cuales lo reparó o reerigió. Una comunidad de ermitaños de Israel vivió allí desde aquella época, según antiquísima tradición.
Como vemos, la historia del Carmelo está íntimamente ligada al profeta Elías, que vivió en el siglo IX antes de Cristo. Según tradiciones recogidas por los Santos Padres y por escritores antiguos, varios lugares conservaban el recuerdo de su presencia: una gruta en la ladera norte, sobre el cabo de Haifa, donde estableció su morada primero él y después Eliseo; cerca de allí, el sitio donde reunían a sus discípulos, llamado por los cristianos Escuela de los Profetas y en árabe también El Hader; en la misma zona, hacia el oeste, un manantial conocido como fuente de Elías, que él mismo habría hecho brotar de la roca; y en el sureste del macizo, la cima de El-Muhraqa y el torrente del Qison, donde se enfrentó a los cuatrocientos cincuenta profetas de Baal: por su oración Dios hizo bajar fuego del cielo y de este modo el pueblo abandonó la idolatría, según relata el primer libro de los Reyes (Cfr. 1 Re 18, 19-40).
En estos lugares venerados desde los albores del cristianismo, donde se habían construido iglesias y monasterios en memoria de Elías, nació la Orden del Carmen y fue en estos tiempos cristianos cuando se estableció allí una comunidad de ermitaños, que permaneció durante siglos, hasta que en el siglo XI todo fue destruido a sangre y fuego por hordas llegadas desde Egipto. Muchos monjes, murieron mientras cantaban himnos a la Sma. Virgen, pero algunos lograron huir y embarcarse y llegar hasta Italia. Allá empezaron a propagar la devoción a la Sma. Virgen y las gentes los seguían llamando Los Carmelitas. Ahora los Padres Carmelitas y las hermanas Carmelitas siguen propagando en todas partes la devoción a Nuestra Señora. Entre los monjes llegados del Monte Carmelo hubo uno que se hizo célebre por su santidad, por su amor a la Virgen y sobre todo por una aparición que recibió. Fue San Simón Stock. Dice la tradición que un 16 de julio (de 1251) la Sma. Virgen se le apareció y le prometió conceder ayudas muy especiales a quienes lleven el Santo Escapulario como un acto de cariño y devoción de honor de la Madre de Dios con deseo de convertirse y llevar una vida más santa.
Según la más creíble tradición, el 16 de julio de 1251 la Virgen María apareció al monje San Simón Stock, superior general de la Orden Carmelita, a quien le entregó sus hábitos y el escapulario, principal signo del culto mariano que le daba como señal. La veneración recibió reconocimiento papal en 1587. Según esa tradición devota, la Virgen prometió liberar del Purgatorio a todas las almas que hayan vestido el escapulario durante su vida, el sábado siguiente a la muerte de la persona y llevarlos al Cielo.

Evangelio del Miércoles 16 de Julio

Miércoles de la decimoquinta semana del tiempo ordinario

Evangelio según San Mateo 11,25-27.

Jesús dijo:
"Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, por haber ocultado estas cosas a los sabios y a los prudentes y haberlas revelado a los pequeños.
Sí, Padre, porque así lo has querido.
Todo me ha sido dado por mi Padre, y nadie conoce al Hijo sino el Padre, así como nadie conoce al Padre sino el Hijo y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar."

Palabra del Señor. Gloria a Ti, Señor Jesús.

martes, 15 de julio de 2014

Evangelio del Martes 15 de Julio

Martes de la decimoquinta semana del tiempo ordinario

Evangelio según San Mateo 11,20-24.

Jesús comenzó a recriminar a aquellas ciudades donde había realizado más milagros, porque no se habían convertido.
"¡Ay de ti, Corozaín! ¡Ay de ti, Betsaida! Porque si los milagros realizados entre ustedes se hubieran hecho en Tiro y en Sidón, hace tiempo que se habrían convertido, poniéndose cilicio y cubriéndose con ceniza.
Yo les aseguro que, en el día del Juicio, Tiro y Sidón serán tratadas menos rigurosamente que ustedes.
Y tú, Cafarnaún, ¿acaso crees que serás elevada hasta el cielo? No, serás precipitada hasta el infierno. Porque si los milagros realizados en ti se hubieran hecho en Sodoma, esa ciudad aún existiría.
Yo les aseguro que, en el día del Juicio, la tierra de Sodoma será tratada menos rigurosamente que tú".

Palabra del Señor. Gloria a Ti, Señor Jesús.