sábado, 30 de junio de 2012

Celebración de San Pedro y San Pablo en el Seminario diocesano, y homenaje al Pontífice, Benedicto XVI


Con la presencia de 35 sacerdotes, formadores, seminaristas, 7 diáconos permanentes, los miembros la “mesa pastoral” (o “junta pastoral”), los miembros del consejo de asuntos económicos, profesores, padres y madres de familia de los seminaristas, religiosos y religiosas, tuvo lugar el día 29 la celebración de la eucaristía en honor de San Pedro y San Pablo, presidida por el obispo diocesano, Mons. Oscar Sarlinga
 
En la concelebración se encontraban Mons. Santiago Herrera, rector, el nuevo vicerrector, recién designado, Pbro. Hugo Lovatto, el prefecto de la vida común, Pbro. Fernando Fusari, junto con los demás sacerdotes.
De tal modo, con la solemnidad de San Pedro y San Pablo, patronos del Seminario diocesano culminó  el mes del Sagrado Corazón de Jesús y fue la ocasión de homenaje al Sumo Pontífice, el Papa Benedicto XVI. Reliquias de San Pedro y San Pablo, de San Pío X (patrono del teologado) y de Santo Toribio de Mogrovejo fueron quedaron expuestas al terminar la misa.  Ofreceremos una desgravación de la homilía de Mons. Oscar Sarlinga en la próxima edición al respecto. Al término de la homilía hizo un acto de agradecimiento a todos los que habían hecho posible, en el misterio y la gracia de Dios, esta realidad, al primer Obispo, Mons. Alfredo Esposito Castro, al segundo Obispo, Mons. Rafael Rey, y a quienes fueron los primeros formadores, el Pbro. Atilio Rosatte, el actual Mons. Ariel Pérez (recién designado como cura párroco de la iglesia catedral de Santa Florentina) y al actual cura párroco de Maquinista Savio, Mons. Justo Rodríguez Gallego, quien por entonces era director espiritual.
Al término de la eucaristía, los presentes compartieron un momento de esparcimiento, y un almuerzo en las instalaciones del Seminario, que fue reabierto en la ciudad de Campana en este año 2012. El almuerzo, que llevó algunas horas de compartir y departir fraternos, incluyó algunas palabras del Rector, Mons. Santiago Herrera, y un cortometraje (obra de los seminaristas Guilermo Felix y Elías Duff) de los primeros momentos del Seminario en el edificio actual, con reportaje incluido a Mons. Alfredo Esposito, al Pbro. Atilio Rosatte (entonces rector), al Pbro. Justo Rodríguez Gallego (entonces director espiritual) y a algunos de los entonces seminaristas, que hoy son curas párrocos, tales como el Pbro. Jorge Ritacco (cura párroco de Ntra. Sra. del Pilar), así como también flashes de distintos momentos de la vida del Seminario desde su reapertura en 2009 hasta la actualidad. 

Ya desde el año 2009 funcionaba como “casa de formación” en la ciudad de Buenos Aires, habiendo acudido los seminaristas para su formación académica a la Facultad de Teología de Villa Devoto (Cf http://aica.org/)

Esta solemnidad del 29 de junio fue tomada como un punto especial de partida de preparación inmediata para lo que será el inicio del Año de la fe, para el cual en la diócesis se dará apertura solemne en la celebración de Nuestra Señora del Pilar, en Pilar, el 12 de octubre.

Días atrás, tanto el consejo presbiteral, en reunión especial del 28 del cte. como la Mesa pastoral (o Junta pastoral diocesana)  han tratado los puntos y acciones destacados en las recientes Jornadas del clero acerca de la Nota con indicaciones pastorales para el Año de la fe” de la Congregación para la doctrina de la Fe, la cual fue leída, estudiada y comentada durante las citadas Jornadas. En especial se nos ha pedido que se tuviera en cuenta “el ámbito diocesano” y “el ámbito de parroquias, asociaciones, comunidades, movimientos” de la mencionada Instrucción, que trasunta un gran sentido pastoral.

Para ampliar la noticia puede leerse:

Celebración del día del Pontífice en Campana

http://padrenuestro.net/

Como dato curioso, podemos acotar que en algunos lugares se retomó la costumbre de la “fogata de San Pedro y San Pablo”, que algo conserva de la antigua piedad popular, como lo vemos en la noticia que nos ofrece el periodista José Cuello:

El diario de la ciudad de Manuel Alberti (27-6-12) La Subsecretaría de Cultura área dependiente de la Secretaría de Educación, Cultura e Integración recuerda que el próximo viernes 29 de junio a las 19.00 hs. se realizará la popular fogata de San Pedro y San Pablo en el centro de la localidad de Manuel Alberti, en el predio próximo a la estación de trenes, ubicado en Santa Inés e Yrigoyen, espacio abierto donde se vienen realizando diversas actividades. Se trata de una celebración que se conmemora cada 29 de junio donde toda la comunidad preparan, encienden la misma y disfrutan en una noche mágica, recordando el martirio del primer Papa, San Pedro, y del Apóstol de los Gentiles, San Pablo. En el escenario central se presentarán números artísticos como así también la participación de los alumnos de los distintos talleres que se dictan en la Casa de la Cultura de Manuel Alberti. Y al cierre de la jornada, se quemarán los muñecos representativos de la fogata de San Pedro y San Pablo.

A continuación el mismo diario ofrece la noticia de la celebración de San Pedro y San Pablo


http://www.manuelalberti.com.ar/

Solemnidad de San Pedro y San Pablo en Zárate-Campana y comienzo de la preparación inmediata a la apertura del Año de la Fe  Diario de la ciudad de Manuel Alberti (24-6-12)   En Campana se comenzará con la preparación más inmediata al Año de la Fe convocado por Benedicto XVI. Cerca del término del mes del Sagrado Corazón de Jesús y de la celebración de San Pedro y San Pablo en el Seminario diocesano (29 de junio) la diócesis de Zárate-Campana dio comienzo a la preparación inmediata a la apertura del “Año de la Fe”, la cual, en consonancia con la apertura que hará el Santo Padre en Roma, se realizará en la ciudad de Pilar el 12 de octubre, para las fiestas patronales de Nuestra Señora del Pilar, en razón de ser Pilar con esa advocación de la Virgen uno de los hitos de la evangelización en la entera región, desde el siglo XVIII, junto con San Antonio de Aréco y Santiago del Baradero (ésta del siglo XVII), las tres parroquias más antiguas de la zona. En los primeros días de octubre, cual culminación previa a la apertura solemne en Pilar, la diócesis tendrá la anual “Misión Joven” en la ciudad de Zárate, ciudad donde este año se congregó la feligresía diocesana para las fiestas patronales de la Virgen de Luján, pues cada año se desplaza la ciudad-sede de dicha celebración, en el lugar elegido para la misión juvenil.  Mientras tanto, durante estos meses, tanto la “Mesa pastoral” (Junta pastoral diocesana) como el Consejo presbiteral se hallan abocados a reflexionar para dar concreción a las conclusiones de las últimas Jornadas pastorales del clero, acerca de la “Nota con indicaciones pastorales para el Año de la fe”. La Junta pastoral se encuentra en actividad permanente, y el Consejo presbiteral considerará la temática en la próxima reunión del 28 de junio. La citada “Nota” con indicaciones pastorales para el Año de la fe”de la Congregación para la doctrina de la Fe fue leída, estudiada y comentada durante las Jornadas del clero. El Obispo ha pedido a los sacerdotes y a la Mesa pastoral que tuvieran muy en particular en cuenta las indicaciones en “el ámbito diocesano” y “el ámbito de parroquias, asociaciones, comunidades, movimientos” de la mencionada Instrucción. Si bien muchas de sus proposiciones ya se realizan en la pastoral ordinaria de la diócesis e incluso, de un modo u otro, están contenidas en el lan Pastoral diocesano, cuyo eje es la “nueva evangelización”, sera la ocasión, dijo Mons. Oscar Sarlinga “(…) para realizarlas en nuestra iglesia particular, en el “Año de la Fe” que ha convocado S.S. Benedicto XVI, con nuevo ardor, nuevos métodos legítimos y nuevos modos de expresión, en tanto expresen mejor el esplendor de la verdad de la fe, nos muevan a la esperanza y nos afirmen en vivir en la caridad de Cristo”.

Más información en:
www.obispadozaratecampana.org
www.padrenuestro.net



-------------------------------------------------------
Secretaría de Comunicación Institucional del Obispado 
Atención: lunes a viernes, de 9 a 13,
Tel 03489 422817- 426606 líneas rotativas, interno 37
www.obispadozaratecampana.org 

miércoles, 27 de junio de 2012

Celebración del “Día del Pontífice” en Campana


En Campana se celebrará el día 29 la solemnidad de San Pedro y San Pablo y el “Día del Pontífice”, con una visión de comenzar la preparación más inmediata al Año de la Fe convocado por Benedicto XVI, a quien le será tributado un homenaje en agradecimiento por su magisterio, por ser vínculo de unidad en la fe y por su vida y acción pastoral.
Carcere mamertino San Pietro e San Paolo Altare di Stefano Bolognini
El “Día del Pontífice” será celebrado por todo el clero, los seminaristas, diáconos permanentes, religiosos, religiosas, junta pastoral, consejo de asuntos económicos, profesores del Instituto “San Pedro y San Pablo”, en el Seminario del mismo nombre, en Campana. El mismo, reabierto este año 2012 en la ciudad de Campana (había sido fundado por el primer Obispo, Mons. Alfredo Esposito Castro), la diócesis dio comienzo a la preparación más inmediata a la apertura del citado "Año de la Fe", la cual, en consonancia con la apertura que hará el Santo Padre en Roma, se realizará en la ciudad de Pilar el 12 de octubre, para las fiestas patronales de Nuestra Señora del Pilar. Mientras tanto, a partir del 28 del corriente y durante estos meses, tanto la "Mesa pastoral" (Junta pastoral diocesana) como el Consejo presbiteral se encuentran abocados a reflexionar para dar concreción a las conclusiones de las últimas Jornadas pastorales del clero, acerca de la "Nota con indicaciones pastorales para el Año de la fe". La Junta pastoral se encuentra en actividad permanente, y el Consejo presbiteral considera la temática en la sesión del 28 de junio. La citada "Nota" con indicaciones pastorales para el Año de la fe"de la Congregación para la doctrina de la Fe fue leída, estudiada y comentada durante las Jornadas del clero diocesano, que tuvo lugar a inicios de junio en la Casa de los Padres Siervos de María, en Pilar.

Al mismo tiempo, siguiendo las Instrucciones pastorales de la Congregación de la Fe, en los primeros días de octubre, cual culminación previa a la apertura solemne en Pilar, la diócesis tendrá la anual "Misión Joven"  este año en Zárate, ciudad donde para el 8 de mayo se congregó la feligresía diocesana para las fiestas patronales diocesanas de la Virgen de Luján, pues cada año se desplaza la ciudad-sede de dicha celebración, en el lugar elegido para la misión juvenil.

El Obispo ha pedido a los sacerdotes y a la Mesa pastoral que tuvieran muy en particular en cuenta las indicaciones de la Congregación de la Fe, en particular en los puntos referidos al  "ámbito diocesano" y "el ámbito de parroquias, asociaciones, comunidades, movimientos" de la mencionada Instrucción. Las mencionadas indicaciones pastorales enriquecen en mucho al  Plan Pastoral diocesano, cuyo eje es la "nueva evangelización", y dijo al respecto Mons. Oscar Sarlinga en la invitación a clero y fieles, que este lanzamiento será la ocasión "(…) para realizarlas en nuestra iglesia particular, en el "Año de la Fe" que ha convocado S.S. Benedicto XVI, con nuevo ardor, nuevos métodos legítimos y nuevos modos de expresión, en tanto expresen mejor el esplendor de la verdad de la fe, nos muevan a la esperanza y nos afirmen en vivir en la caridad de Cristo".

Más información en:


También puede leerse ésta nota en:



------------------------------------------
Secretaría de Comunicación Institucional del Obispado 
Atención: lunes a viernes, de 9 a 13,
Tel 03489 422817- 426606 líneas rotativas, interno 37

viernes, 22 de junio de 2012

La diócesis de Zárate-Campana se prepara al Año de la Fe

Fin del mes del Sagrado Corazón de Jesús y celebración de San Pedro y San Pablo en el Seminario (29 de junio) como comienzo de la preparación directa a la apertura del “Año de la Fe” y tratamiento en la “Mesa pastoral” y en el “Consejo presbiteral” de los temas de las Jornadas pastorales del clero acerca de la “Nota con indicaciones pastorales para el Año de la fe”.
Conversión de San Pablo
El primer “Año de la Fe” fue proclamado por el Siervo de Dios Papa Paulo VI en 1968  (que culminó con “el Credo del Pueblo de Dios”) y éste, convocado por S.S. Benedicto XVI, tendrá apertura solemne en Roma el 11 de octubre del corriente, y en la diócesis el 12 de octubre, con ocasión de la solemnidad de Nuestra Señora del Pilar.
Paulo VI, Año de la Fe 1968
Con la solemnidad de San Pedro y San Pablo, patronos del Seminario diocesano y la celebración eucarística de las 11 (que presidirá nuestro Obispo Mons. Oscar Sarlinga), culmina el mes del Sagrado Corazón de Jesús con un renovado fervor a este “misterio de fe”(y no sólo “devoción” aunque también) el cual ha sido visto y celebrado en y desde la Eucaristía, razón por la cual se está dando cada año mayor importancia pastoral al Corpus Christi, el cual en iglesia catedral de Santa Florentina de Campana y en la iglesia concatedral de la Natividad del Señor de Belén de Escobar adquieren particular realce, pero que se extiende a otras parroquias. El 9 de mayo de 2009 (con ocasión de las Fiestas patronales diocesanas de la Virgen de Luján) nuestra diócesis se consagró al Sagrado Corazón de Jesús, y desde este “misterio de fe” quiere tomar fuerzas para celebrar el “Año de la Fe” el cual tendrá su apertura solemne en diócesis el 12 de octubre, en la ciudad de Pilar, con motivo de las festividades de Nuestra Señora del Pilar, uno de los hitos de la evangelización en la entera región, desde el siglo XVIII. 
Término de la Misa de la Virgen de Luján y consagración al Sagrado Corazón
SAGRADO CORAZÓN EN IGLESIA CONCATEDRAL
Tanto el consejo presbiteral, en reunión especial del 28 del cte. como la Mesa pastoral (o Junta pastoral diocesana) tienen como cometido el tratar los puntos y acciones destacados en las recientes Jornadas del clero acerca de la Nota con indicaciones pastorales para el Año de la fe”de la Congregación para la doctrina de la Fe, la cual fue leída, estudiada y comentada durante las citadas Jornadas. En especial se nos ha pedido que se tuviera en cuenta “el ámbito diocesano” y “el ámbito de parroquias, asociaciones, comunidades, movimientos” de la mencionada Instrucción, que trasunta un gran sentido pastoral.

San Pedro Apóstol en la capilla de San Pedro del barrio de Villanueva de Campana
Los seminaristas
Muchas de sus proposiciones ya se realizan en la pastoral ordinaria de la diócesis y están contenidas en nuestro Plan Pastoral diocesano, cuyo eje es la “nueva evangelización”pero será la ocasión para realizarlas en el “Año de la Fe” con nuevo ardor, nuevos métodos legítimos y nuevos modos de expresión, en tanto expresen mejor el esplendor de la verdad de la fe, nos muevan a la esperanza y nos afirmen en vivir en la caridad de Cristo. Veamos ahora en el texto de la “Instrucción” puestos en destacado “el ámbito diocesano” y el ámbito de las parroquias, asociaciones y movimientos, y luego se ofrece para la lectura el texto completo, con el link de www.vatican.va

(Para ver el texto completo de la Nota con indicaciones pastorales para el Año de la fe, hágase en:


El resaltado es propio de las indicaciones que se han profundizado
 en la diócesis de Zárate-Campana

En el ámbito diocesano

1. Se auspicia una celebración de apertura del Año de la fe y de su solemne conclusión en el ámbito de cada Iglesia particular, para «confesar la fe en el Señor Resucitado en nuestras catedrales e iglesias de todo el mundo».
2. Será oportuno organizar en cada diócesis una jornada sobre el Catecismo de la Iglesia Católica, invitando a tomar parte en ella sobre todo a sacerdotes, personas consagradas y catequistas. (…).
3. Cada obispo podrá dedicar una Carta pastoral al tema de la fe, recordando la importancia del Concilio Vaticano II y el Catecismo de la Iglesia Católica, teniendo en cuenta las circunstancias específicas de la porción de fieles a él confiada.
4. Se espera que en cada Diócesis, bajo la responsabilidad del obispo, se organicen eventos catequísticos para jóvenes y para quienes buscan encontrar el sentido de la vida, con el fin de descubrir la belleza de la fe de la Iglesia, aprovechando la oportunidad de reunirse con sus testigos más reconocidos.
5. Será oportuno verificar la recepción del Concilio Vaticano II y del Catecismo de la Iglesia Católica en la vida y misión de cada Iglesia particular, especialmente en el ámbito catequístico. En tal sentido, se espera un renovado compromiso de parte de los departamentos de catequesis de las diócesis, que sostenidos por las comisiones para la catequesis de las Conferencias Episcopales, tienen en deber de ocuparse de la formación de los catequistas en lo relativo a los contenidos de la fe.
6. La formación permanente del clero podrá concentrarse, particularmente en este Año de la fe, en los documentos del Concilio Vaticano II y el Catecismo de la Iglesia Católica, tratando, por ejemplo, temas como “el anuncio de Cristo resucitado”, “la Iglesia sacramento de salvación”, “la misión evangelizadora en el mundo de hoy”, “fe e incredulidad”, “fe, ecumenismo y diálogo interreligioso”, “fe y vida eterna”, “hermenéutica de la reforma en la continuidad” y “el Catecismo en la atención pastoral ordinaria”.
7. Se invita a los Obispos a organizar celebraciones penitenciales, particularmente durante la cuaresma, en las cuales se ponga un énfasis especial en pedir perdón a Dios por los pecados contra la fe. Este año será también un tiempo favorable para acercarse con mayor fe y frecuencia al  sacramento de la Penitencia.
8. Se espera la participación del mundo académico y de la cultura en un diálogo renovado y creativo entre fe y razón, a través de simposios, congresos y jornadas de estudio, especialmente en las universidades católicas, que muestren «cómo entre la fe y la verdadera ciencia no puede haber conflicto alguno, porque ambas, aunque por caminos distintos, tienden a la verdad».
9. Será importante promover encuentros con personas que «aun no reconociendo en ellos el don de la fe, buscan con sinceridad el sentido último y la verdad definitiva de su existencia y del mundo», inspirándose también en los diálogos del Patio de los Gentiles, iniciados bajo la guía del Consejo Pontificio de la Cultura.
10. El Año de la fe será una ocasión para dar mayor atención a las escuelas católicas, lugares privilegiados para ofrecer a los alumnos un testimonio vivo del Señor, y cultivar la fe con una oportuna referencia al uso de buenos instrumentos catequísticos, como por ejemplo el Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica o el Youcat.

En el ámbito de las parroquias / comunidades / asociaciones / movimientos

1. En preparación al Año de la fe, todos los fieles están invitados a leer y meditar la Carta apostólica Porta fidei del Santo Padre Benedicto XVI.
2. El Año de la fe «será también una ocasión propicia para intensificar la celebración de la fe en la liturgia, y de modo particular en la Eucaristía». En la Eucaristía, misterio de la fe y fuente de la nueva evangelización, la fe de la Iglesia es proclamada, celebrada y fortalecida. Todos los fieles están invitados a participar de ella en forma consciente, activa y fructuosa, para ser auténticos testigos del Señor.
3. Los sacerdotes podrán dedicar mayor atención al estudio de los documentos del Concilio Vaticano II y del Catecismo de la Iglesia Católica, recogiendo sus frutos para la pastoral parroquial –catequesis, predicación, preparación a los sacramentos, etc.– y proponiendo ciclos de homilías sobre la fe o algunos de sus aspectos específicos, como por ejemplo, “el encuentro con Cristo”, “los contenidos fundamentales del Credo” y “la fe y la Iglesia”.
4. Los catequistas podrán apelar aún más a la riqueza doctrinal del Catecismo de la Iglesia Católica y, bajo la responsabilidad de los respectivos párrocos, guiar grupos de fieles en la lectura y la profundización común de este valioso instrumento, con la finalidad de crear pequeñas comunidades de fe y testimonio del Señor Jesús.
5. Se espera por parte de las parroquias un renovado compromiso en la difusión y distribución del Catecismo de la Iglesia Católica y de otros subsidios aptos para las familias, auténticas iglesias domésticas y lugares primarios de la transmisión de la fe. El contexto de tal difusión podría ser, por ejemplo, las bendiciones de las casas, el bautismo de adultos, las confirmaciones y los matrimonios. Esto contribuirá a confesar y profundizar la doctrina católica «en nuestras casas y con nuestras familias, para que cada uno sienta con fuerza la exigencia de conocer y transmitir mejor a las generaciones futuras la fe de siempre».
6. Será conveniente promover misiones populares y otras iniciativas en las parroquias y en los lugares de trabajo, para ayudar a los fieles a redescubrir el don de la fe bautismal y la responsabilidad de su testimonio, conscientes de que la vocación cristiana «por su misma naturaleza, es también vocación al apostolado».
7. En este tiempo, los miembros de los Institutos de Vida Consagrada y de las Sociedades de Vida Apostólica son llamados a comprometerse en la nueva evangelización mediante el aporte de sus propios carismas, con una renovada adhesión al Señor Jesús, fieles al Santo Padre y a la sana doctrina.
8. Las comunidades contemplativas durante el Año de la fe dedicarán una particular atención a la oración por la renovación de la fe en el Pueblo de Dios y por un nuevo impulso en su transmisión a las jóvenes generaciones.
9. Las Asociaciones y los Movimientos eclesiales están invitados a hacerse promotores de iniciativas específicas que, mediante la contribución del propio carisma y en colaboración con los pastores locales, se incorporen al gran evento del Año de la fe. Las nuevas Comunidades y Movimientos eclesiales, en modo creativo y generoso, encontrarán los medios más eficaces para ofrecer su testimonio de fe al servicio de la Iglesia.
10. Todos los fieles, llamados a reavivar el don de  la fe, tratarán de comunicar su propia experiencia de fe y caridad, dialogando con sus hermanos y hermanas, incluso de otras confesiones cristianas, sin dejar de lado a los creyentes de otras religiones y a los que no creen o son indiferentes. Así se espera que todo el pueblo cristiano comience una especie de misión entre las personas con quienes viven y trabajan, conscientes de haber «recibido la buena nueva de la salvación para comunicarla a todos»

-------------------

Ésta noticia puede leerse también en:

-------------------

Secretaría de Comunicación Institucional del Obispado 
Atención: lunes a viernes, de 9 a 13,
Tel 03489 422817- 426606 líneas rotativas, interno 37

lunes, 18 de junio de 2012

Culminación del año jubilar parroquial en Presidente Derqui

éste articulo puede leerse también en:
http://www.obispadozaratecampana.org/
http://padrenuestro.net/

Con San Antonio de Padua, Derqui cree, predica y vive
 
 
Con este lema, elegido por los niños y jóvenes, que se puso en una gigantografía que insinuaba la figura de San Antonio de Padua a través de un collage de centenares de fotografías de acontecimientos parroquiales, se tuvo el domingo 17 las celebraciones con que concluyeron los festejos del año jubilar de la parroquia en Presidente Derqui, en el cincuentenario.
Pese a las malas condiciones climáticas, un frío intenso con momentos de aguanieve y niebla, que arreciaban desde primeras horas después del mediodía, a las 15 en punto se inició la procesión, aunque abreviada, con gran cantidad de fieles. Se encontraban presentes el Sr. Obispo Mons. Oscar Sarlinga, el vicario general, Mons. Edgardo Galuppo, el provicario y rector, Mons. Santiago Herrera, el cura párroco de Presidente Derqui y decano de Pilar, Pbro. Oscar Iglesias, el capellán externo para Presidente Derqui, Mons. Daniel Ferrari, los curas párrocos en Pilar Pbro. Fernando Crevatin y Pbro. Gabriel Micheli, el P. Mauricio Aracena y numerosos otros sacerdotes, también diáconos en camino al sacerdocio, diáconos permanentes, seminaristas del Seminario San Pedro y San Pablo, religiosos, religiosas de Santa Ana y de Santa Marta, alumnos de colegios, matrimonios que renovaron sus promesas, grupo de jóvenes y grupo misionero, y numeroso público en general. Autoridades municipales de Pilar, entre los cuales el Intendente Dr. Humberto Zuccaro, delegados municipales, concejales, también se hicieron presentes en la celebración del cincuentenario, y donaron una placa, que fue bendecida al final, luego de la placa del Obispado y parroquia.
La celebración eucarísica tuvo que realizarse en el templo, aunque debió reacondicionarse el atrio y la acera con cierta cobertura, y aún había personas en la calle adyacente, desafiando el clima.
El Obispo manifestó al inicio de la homilía que la razón por la cual estaban allí presentes era “confesar nuestro amor profundo a la iglesia particular, diocesana, y a todos los que la representan, buscando participar en el espíritu de Jesús que «amó a la Iglesia y se entregó por ella» (cf. Ef 5,25)”.
Luego se refirió a las lecturas, y en especial a las parábolas de la semilla que crece mientras el sembrador no necesariamente tiene la actitud que sería de desear en él, en efecto, aunque su participación sea importante, existe una dinámica superior que hace que el pequeño  grano de mostaza, dé lugar a un árbol tan grande, es la dinámica de la Gracia, dijo, que nos da razones de creer y de esperar. “Lo importante es que seamos esperanzados, aunque no ilusos, sí esperanzados, porque la esperanza significa que creemos en que Dios siempre puede actuar, e incluso irrumpir con su amor en nuestra vida personal, comunitaria; tengamos confianza en Él, que es el primero que quiere que se realice su Reino”.
Prosiguió el Obispo diciendo que “tenemos que poner en la Eucaristía todos nuestros anhelos, y desde la Eucaristía realizar obras buenas, personales, familiares, con alcance comunitario, social, solidario, sabiendo que, como decía un gran obispo, San Lorenzo Giustiniani, “(…) la ofrenda espiritual que nos purifica y surge como agradable a Dios no es tanto la obra de nuestras manos en sí misma cuanto el sacrificio espiritual que se inmola en el templo del corazón, reavivado por la presencia y la complacencia de Nuestro Señor Jesucristo”(Cf San Lorenzo Giustiniani, Sermone 8, nella festa della Purificazione della B.V. Maria: Opera, 2, Venezia 1751, 38-39).
Por último, el Obispo delineó algunos trazos de la personalidad y la acción benéfica de San Antonio de Padua, aunque dijo que profundizaría sólo en dos puntos puesto que su vida era basante conocida y además la guía lo había explicado bien durante la procesión. Manifestó Mons. Sarlinga que el Papa Benedicto XVI se ocupó de San Antonio en su Audiencia general del miércoles 10 de febrero de 2010, y que una primera noción que debiéramos asimilar es el amor de Antonio por el misterio de la Natividad, el Nacimiento, por el misterio de Dios inmenso que se hizo niño. Dijo también que, con esa sencillez del corazón, el Santo tenía un conocimiento profundo de las cosas y era instruido e iluminado, en las cosas de la fe, y también en las cosas sociales, aspecto que generalmente no se tiene tan en cuenta. “En una época de expansión de las ciudades, del comercio, de los préstamos, San Antonio tuvo muy claro predicar el “compartir”que es básico, pero también denunciar proféticamente aquello que atentaba contra la dignidad humana, en particular de los más pobres y necesitados, con el desarrollo de lo que podríamos hoy llamar “una moral social” a través de algunos de sus sermones. Es por ello que en esta audiencia a que nos referimos, dijo Mons. Sarlinga, el Papa Benedicto hace alusión a la aplicación de estos principios a la realidad de crisis financiera y económica de nuestros tiempos, al punto que menciona: “¿Acaso no es esto (…) una enseñanza muy importante también hoy, cuando la crisis financiera y los graves desequilibrios económicos empobrecen a no pocas personas, y crean condiciones de miseria?. En mi encíclica Caritas in veritate recuerdo. “la economía tiene necesidad de la ética para su correcto funcionamiento, no de cualquier ética, sino de una ética de la persona”(n. 45). Ésta es una enseñanza que puede reavivar en nosotros también hoy, San Antonio de Padua, con su intercesión.


--
Secretaría de Comunicación Institucional del Obispado 
Atención: lunes a viernes, de 9 a 13,
Tel 03489 422817- 426606 líneas rotativas, interno 37

martes, 12 de junio de 2012

Ecos del Corpus Christi en Campana y parroquias que celebran el patronazgo de San Antonio de Padua La parroquia de Presidente Derqui celebra sus bodas de oro, para lo cual está concluyendo la cincuentena de días de festejos

Breve sobre las celebraciones llevadas a cabo en la diócesis. Especial devoción a San Antonio de Padua y la celebración del Corpus como fuerza pastoral de la diócesis y manifestación pública de la presencia real de Cristo en la Eucaristía por parte del Pueblo de Dios.

Se inicia la procesión con la imagen de San Antonio en Ing. Maschwitz

Procesión del Corpus Christi 2012 Campana
El Corpus Christi tuvo una muy concurrida celebración en la ciudad de Campana, en la iglesia catedral de Santa Florentina. La festividad, "la Fiesta Patronal de la Iglesia, junto con Pentecostés", fue presidida por el obispo Mons. Oscar Sarlinga, con la concelebración de Mons. Edgardo Galuppo, el P. Hugo Lovatto, el P. Lucas Martínez, el P. Oscar Moretti y el P. Pablo Iriarte. Asistieron los diáconos permanentes Ricardo Dib, Sergio Pandiani y Pedro Bruno, así como los seminaristas que realizan su actividad pastoral de fin de semana en la parroquia. Numerosísimos los niños, las familias, también los jóvenes y fieles en general. Al término de la misa se tuvo la procesión en torno de la manzana de la iglesia catedral, con dos capillas estacionales con reflexiones inspiradas en Caritas in veritate y en el documento de Aparecida.
El patronazgo de San Antonio de Padua es muy popular en la diócesis, donde lo tienen como patrono las parroquias de San Antonio de Areco (donde se festejó el Bicentenario y se nombró a dicha ciudad "madre de ciudades" puesto que desde allí derivó la fundación de 7 ciudades), Presidente Derqui (partido de Pilar) e Ingeniero Maschwitz (partido de Escobar). En San Antonio de Areco las celebraciones tienen lugar el mismo día 13 de junio. En Ing. Maschwitz, la celebración principal tendrá lugar el domingo 17 por la tarde.
En Presidente Derqui, cuya parroquia vive su "Año Jubilar" en sus bodas se oro, desde tiempo atrás se había comenzado la preparación con el estado de "misión permanente" y más recientemente con la cincuentena de días de acontecimientos y festejos, que narramos a continuación.

La parroquia de San Antonio de Padua de Presidente Derqui cumple sus bodas de oro.

La  comunidad local y diocesana lo celebra.

Preparación durante estos años con la “misión permanente” y con diversos acontecimientos


Ya desde unos meses comunicaba la parroquia de San Antonio, de Presidente Derqui: “Este será un año particular para la localidad de Derqui como también para la Parroquia San Antonio de Padua”. (Cf http://oscarsarlinga.blogdiario.com/i2011-12/

Es que la iglesia del patrono de la localidad cumple sus primeros 50 años (bodas de oro) y desde hace algunas semanas lo está celebrando con diversas actividades que vienen reuniendo a vecinos de distintos barrios. Así, desde un principio se comenzó con una serie de eventos para elegir el logo de las Fiestas Patronales de la localidad, también se organizó la plantación de 50 árboles como también el desarrollo de competiciones deportivas.
Todavía antes, en pleno Año Paulino Jubilar (cuyos frutos es bueno que recordemos) nuestro Obispo Mons. Oscar Sarlinga dirigió una nota al Pbro. Oscar Iglesias, cura párroco de San Antonio de Padua (Presidente Derqui) y Decano de Pilar, junto con su consejo pastoral y fieles laicos, “(…) felicitándolos por el éxito de los distintos momentos de la misión en la jurisdicción parroquial, y alentándolos a seguir construyendo una parroquia verdaderamente eucarística, mariana y misionera, conforme con el espíritu del Año Paulino Jubilar, y con la concepción de misión permanente, y dimensión misionera de toda la pastoral, propia del proyecto pastoral diocesano, al mismo tiempo que con el propósito de celebrar con ese espíritu el Jubileo parroquial que tendrá lugar en el año 2012”.
Casi simultáneamente, en esos mismos tiempos (2009), el “servicio informativo de la parroquia de San Antonio de Padua” manifestaba lo que sigue, que expresa la asunción de la “misión permanente”: 
“En el contexto del Año Paulino Jubilar, y tal como lo hemos asumido en nuestra diócesis, la parroquia de San Antonio de Padua informa a la comunidad diocesana que durante el mes de diciembre próximo pasado, en sintonía con nuestro esbozo de proyecto pastoral y con los requerimientos de nuestro Pastor y Obispo Mons. Oscar Sarlinga, hemos realizado un tiempo especial de misión en la jurisdicción parroquial. 
Dicho estado de misión, con respecto a la actividad misionera permanente fue vista como necesidad pastoral por nuestro párroco, Pbro. Oscar Iglesias, y el consejo pastoral, de acuerdo, como hemos dicho, al espíritu diocesano del estado de misión permanente y dimensión misionera de toda la pastoral. Se realizó durante el mes de diciembre la misión de Adviento, desde el 20 al 23, en la zona periférica de la jurisdicción parroquial, cerca del Arroyo Pinazo, donde, además de visitar a todas las familias y bendecir sus casas, también fueron entregados alimentos para las personas más carenciadas, de acuerdo a un sentido de verdadera asistencia sin asistencialismo. Es preciso decir que esa zona posee «asentamientos» con casas muy precarias donde viven familias numerosas. Nuestro acercamiento como fieles católicos motivó esperanzas en muchas de estas familias, y a la vez, quedamos comprometidos en regresar durante este año de 2009.
Durante los primeros días de diciembre, desde el 7 al 15 del mismo mes, un grupo de nuestra parroquia, integrado por personas que sirven en el servicio musical de las capillas: Nuestra Señora de Lourdes, Nuestra Señora del Rosario, Nuestra Señora de Caacupé y la misma iglesia parroquial de San Antonio, se unieron para llevar nuestra música cristiana más allá de las fronteras del país, señaladamente a la arquidiócesis de Santiago de Chile, donde se vivió un emocionante encuentro con los hermanos chilenos. Para ello viajaron cuatro familias con un total 12 personas que integran los distintos grupos, quienes compartieron una experiencia de Iglesia muy sentida. El recibimiento fue afectuoso y se compartió experiencias pastorales, visitas a distintos grupos de las parroquias de esa arquidiócesis, habiendo finalizado con el cierre musical que desde nuestra parroquia de San Antonio de Padua se había previsto y preparado”.

El plan de los festejos patronales
(La celebración de la festividad de San Antonio de Padua, que tiene lugar el 13 de junio, fue trasladada al domingo 17 conforme a las normas litúrgicas y la disposición del Obispo diocesano)
Véase el tema en: Derquinoticias.com

Junto a toda la comunidad la Parroquia de San Antonio de Padua ha efectuado jornadas deportivas, culturales y sociales. Culminarán con una procesión y misa el 17 de junio, festividad trasladada del Santo Patrono de Presidente Derqui.
Los acontecimientos han tenido lugar y continuarán hasta el próximo 17 de junio, día en que se celebrará el día del Santo. Por eso han tenido lugar con un sentido festivo diversas actividades deportivas, culturales y sociales, con la organización de vecinos y diversas agrupaciones.
Para comenzar con las actividades desde la Parroquia a cargo del Padre Oscar Iglesias, junto a Luis Lambrecht, titular del Consejo Pastoral, y fieles; confeccionaron el logo del 50 aniversario que surgió de los chicos que asisten a catequesis.
Para el resto de los festejos, el párroco convocó a toda la comunidad para que se acerque y proponga una actividad para celebrar entre todos los derquinos su historia como católicos.
“Nuestra propuesta es invitar a la comunidad a que presenten sus ideas para celebra juntos. Están invitados los artistas, deportistas, escuelas y todas las agrupaciones que quieran participar”, contaron el Padre Oscar junto a Lambrecht.
El primero de los eventos para celebrar los 50 años de San Antonio como patrono de la ciudad, fue un encuentro de Mini Básquet en el Club Presidente Derqui, este viernes desde las 10 y hasta las 16 horas. La entrada consistió en un alimento no perecedero para Caritas y habrá buffet a beneficio de la Parroquia.
El domingo pasado por la mañana, la Agrupación Atlética de Norma Ramos realizó una Maratón Solidaria, que salió desde el predio de la estación del Ferrocarril San Martín, a beneficio de Bruno, quien necesita viajar a China para un transplante de células madres.
Ese mismo día por la tarde, la Asociación de Skaters Derquinos (ASD) hizo una exhibición en la plaza junto con un grupo BMX.

Más actividades
El 2 de junio, tuvo lugar clase abierta de tango y salsa en la Parroquia a las 21, con entrada libre y gratuita. También en la Parroquia, el domingo 3, Juan Carlos realizó un encuentro coral desde las 16, que contó con la agrupación que dirige formada por vecinos de Presidente Derqui y Del Viso, y otros coros invitados.
El sábado 9 las docentes Angélica Chevallier y Silvana Berrutti, efectuaron un Café Literario a partir de las 19, en la Casa de la Cultura.
(…)
“Se realizó la plantación de 50 árboles gracias a una donación del club de Pesca en diferentes lugares significativos de Presidente Derqui. También se efectuó una exhibición y desfile de modas de diseñadores derquinos, una muestra de artesanos y con las escuelas municipales que presentaron sus trabajos, y encuentro de murgas que está organizando la Asociación Civil “Aguas claras” del barrio Los Laureles”, contó Lambrecht.
Los festejos culminarán el domingo 17 de junio con la Procesión del Santo en la que se realizará un homenaje con 50 bombos y 50 guitarras, y la celebración de la Santa Misa, presidida por el Obispo diocesano, Mons. Oscar Sarlinga.

San Antonio en imágenes
La organización por los 50 años de San Antonio invita a toda la comunidad a enviar sus fotos de bautismo, comunión o casamiento en la Parroquia para “rescatar la historia con los protagonistas”. Con las imágenes se va a armar un collage del Santo Patrono.
¿Sabíamos que las reliquias de San Antonio de Padua visitaron Presidente Derqui, y más específicamente la parroquia?
Podemos informarnos de ello, al mismo tiempo que enterarnos de algunos aspectos de su historia, en la nota (que data del año 2000) aparecida en la conocida revista:  Mensajero de san Antonio
Parroquia San Antonio de Presidente Derqui, Jorge Fernández
“En la comunidad había muchas dudas y temores antes de la visita de las reliquias de San Antonio; no se sabía qué reacción iba a tener la gente, pero la respuesta de ésta superó todos los cálculos más optimistas”.
Presidente Derqui es una ciudad de noventa mil habitantes que se encuentra muy cerca de la ciudad de Buenos Aires. Presiente Derqui está teniendo últimamente un gran crecimiento poblacional; según los cálculos de su párroco, P. Manuel Iglesias, este crecimiento ha alcanzado el 40% en los últimos diez años. Esto significa en concreto un altísimo porcentaje de población juvenil e infantil.
La ciudad tiene una única parroquia, la misma está dedicada a San Antonio y forman parte de ella otras seis capillas. La sede parroquial cuenta con más de mil niños que se están preparando para la primera comunión; a esto hay que sumarle los de las seis capillas. Con la animación de veintisiete matrimonios guías hay trescientas sesenta familias que están participando de la catequesis familiar. Todos los sábados se celebran entre quince y veinte bautismos en la parroquia. Estos son sólo algunos números que nos ayudan a ilustrar la envergadura de la vida pastoral de esta comunidad.

Un poco de historia de la comunidad
La parroquia ha alcanzado apenas los 45 años de historia. Originalmente perteneció a la diócesis de San Isidro, hasta que se formó aquella de Zárate-Campana, de la cual forma parte actualmente. No se sabe precisar por qué fue dedicada a San Antonio. Unas de las razones probables es que en la zona había anteriormente un pequeño oratorio de San Antonio. Otra de las razones posibles es que, al momento de iniciar la construcción de la sede parroquial alguien, que no se sabe quién fue, había donado una gran imagen del Santo.
La guía y animación de la comunidad fue confiada inicialmente a los religiosos de La Salette, los cuales permanecieron al frente de la parroquia hasta 1994, año en el que el obispo diocesano envía uno de sus sacerdotes para asumir la guía pastoral. Los mencionados religiosos promueven fuertemente la devoción a la Virgen de ‘La Salette’, quedando de algún modo relegada la espiritualidad y devoción al santo patrono, San Antonio de Padua.
El primer (y actual) párroco diocesano se esfuerza por dar mayor relevancia a la figura, historia y espiritualidad de San Antonio. Esto genera algunos conflictos internos en la comunidad, dado que algunos interpretan esta propuesta del párroco como una actitud de querer hacer “borrón y cuenta nueva” con todo lo hecho anteriormente. Es dentro de este proceso histórico que se encuadran las visitas de las reliquias del Santo a esta comunidad, durante el año jubilar del 2000.
Las visitas de las reliquias del Santo
Teniendo en cuenta lo dicho más arriba, el P. Oscar Manuel cuenta que había muchas dudas y hasta temores de recibir las reliquias de San Antonio en la parroquia. No se sabía qué reacción podría haber producido en la gente. Sin embargo, era ésta la gran ocasión histórica para consolidar y dar impulso definitivo a la relación de los feligreses de la parroquia con el santo Patrono.
Las visitas (dos) fueron preparadas con suficiente anticipación y con mucho dinamismo a través de todos los grupos, movimientos e instituciones de la comunidad. A pesar de todo, la respuesta de la gente superó todos los cálculos más optimistas. Durante la primera visita se calcula que pasaron por el templo parroquial aproximadamente diez mil personas para venerar las reliquias. (…)

Los frutos de las visitas
El P. Manuel afirma que él y su comunidad conocen y quieren mucho más a San Antonio después de las visitas de sus reliquias. Este conocimiento y afecto se materializan concretamente en algunos actos devocionales como los triduos y oraciones especiales en los días martes.
Otra característica muy destacada de esta comunidad es el compromiso solidario hacia los más necesitados. Este aspecto se reforzó y se intensificó después de las visitas de las reliquias del Santo (…)
En estos proyectos se mancomunan la donación económica de aquellos que más pueden con el trabajo y el esfuerzo de los que no tienen dinero pero tienen tiempo y manos trabajadoras para ofrecer. De este modo la comunidad de San Antonio de Presidente Derqui vive y promueve dos aspectos tan propios de la espiritualidad antoniana: la caridad y la solidaridad.

Los desafíos que continúan
El P. Oscar Manuel afirma que todavía queda mucho trabajo por realizar, dice que en su comunidad tienen que aprender más a llevar la oración a la acción y la acción a la oración, a unir más y mejor la dimensión espiritual con la dimensión del compromiso histórico. Y por otro lado también seguir creciendo en la responsabilidad de la solidaridad. No quedarse esperando que la solidaridad venga de afuera sino buscar y promover los propios recursos de la comunidad.
(fin del artículo del “Messaggero di Sant Antonio”)
La parroquia de Presidente Derqui fue la primera de la diócesis en recibir las reliquias de Santa María Margarita Alacoque
Visita a Presidente Derqui de las reliquias de Santa Margarita María Alacoque, quien recibió la aparición y los mensajes del Sagrado Corazón de Jesús
Publicado en: AICA.ORG
De regreso a su diócesis, el obispo de Zárate-Campana, monseñor Oscar Domingo Sarlinga, relató a AICA que invitado por el padre Édouard Marot, rector de los Santuarios del Sagrado Corazón, viajó a la ciudad de Paray-le-Monial (en la Borgoña francesa), pequeña ciudad actualmente de 10.000 habitantes, donde se le apareció Jesús a Santa Margarita María Alacoque, revelándole su Corazón ardiente de amor por la humanidad. (…)

Peregrinación de las reliquias de Santa Margarita
Por iniciativa de las autoridades del Santuario de Paray-le-Monial, desde hace varios años las reliquias de Santa Margarita María “peregrinan” por distintos lugares del mundo llevando el mensaje del Sagrado Corazón. Así lo hicieron en algunos países de América (que se consagraron al Sagrado Corazón de Jesús) y recientemente peregrinaron en diversas diócesis argentinas.
Monseñor Sarlinga invitó al padre Édouard Marot y a la señora Alicia Beauvisage, organizadores de la peregrinación con las reliquias, a peregrinar en 2009 en la diócesis de Zárate-Campana, que cuenta con el Monasterio de la Visitación (en Pilar), orden fundada por San Francisco de Sales y a la que pertenecía Santa Margarita María.
El obispo informó ahora que las reliquias llegarán el 25 de marzo de 2009, y luego de permanecer en el monasterio de la Visitación, serán llevadas para su veneración a la parroquia San Antonio de Padua, de Presidente Derqui, a la catedral de Santa Florentina, y a la iglesia cocatedral de la Natividad del Señor, de Escobar, donde se acompañarán con una misión del Sagrado Corazón. Desde allí las rteliquias partirán el sábado 4 de abril, en las vísperas del Domingo de Ramos, a Portugal, previa misa presidida por monseñor Sarlinga en la iglesia cocatedral.

Un resumen de la historia de la parroquia de Presidente Derqui
Es bueno recordar la historia de la comunidad de Presidente Derqui, para lo cual nos basamos en la nota de Iván Boragno (Fotos: Gentileza Rosa S. de Raspo), en artículo extraido de la pagina:

Algunos viejos habitantes del pueblo, al primer golpe de vista reubicarán la figura en su memoria con suma gratificación. La construcción de tipo prefabricada que se observa con toda nitidez y claros detalles, fué nada menos que la primera capilla de Villa Toro-Derqui. Lamentablemente no hemos podido precisar en que año habría empezado a funcionar, usándose para reuniones varias y catequesis hasta una fecha cercana a 1960, época en la cuál ya se encontraba levantado el edificio de la actual parroquia San Antonio de Padua. En los mismos tiempos muchos de los habitantes de esta localidad, para ceremonias religiosas especiales como casamientos, comuniones generales, misas de Gallo o bautismos, optaban por correrse hasta la capilla -hoy desaparecida- perteneciente a la familia Nazar Anchorena que entonces moraba cruzando el arroyo Pinazo.
La denominada "capilla de madera" de Toro-Derqui a la cual nos referimos en esta columna estaba ubicada en los terrenos donde hoy se levanta la Casa Solidaria, o sea sobre Avenida de Mayo, Entre Rivadavia y San Martín. La acompañaban una hilera de paraísos y otra figura religiosa: la ermita con una virgen de Luján, donada por doña Antonia Gianpetruzzi de Contardo (1895-1976) quien hizo tal donación en cumplimiento de una promesa. Dentro del grupo de personas que integran la toma fotográfica podemos reconocer a tres. El primero es monseñor Aguirre, obispo de San Isidro, diócesis a la cual Derqui perteneció antes de pasar a la de Zárate-Campana. En segundo plano y muy cerca de él, se ve al padre Luis Sawisa de venerada memoria para muchos derquinos. Un poco más atrás se ve íntegramente a una señora. Se trata de María Elena de Brié, firme colaboradora de las tareas parroquiales.


--
Secretaría de Comunicación Institucional del Obispado 
Atención: lunes a viernes, de 9 a 13,
Tel 03489 422817- 426606 líneas rotativas, interno 37
www.obispadozaratecampana.org

domingo, 10 de junio de 2012

En vísperas del Corpus Christi, Mons. Oscar Sarlinga realizó visita pastoral a la comunidad de “Villa Astolfi” en el conurbano bonaerense

Visita pastoral a “Villa Astolfi”. Ubicada en las márgenes de la muy populosa localidad de “Presidente Derqui”, dentro del partido de Pilar, el lugar es una expresión de la heterogeneidad social de esa zona del conurbano bonaerense, y de la necesidad de una evangelización con características de “nueva evangelización”. Se encuentra allí la capilla “San Marcelino Champagnat”, inaugurada por el primer obispo diocesano, Mons. Esposito Castro, en 1982, cuando ese lugar era casi campo, y la diócesis cuenta con un jardín de infantes, llamado “Virgen Niña”. La población va en continuo aumento, al punto que ya se formaron barrios de la propia Villa Astolfi, como “La Escondida”, donde viven 600 familias, en su gran mayoría paraguayos o de origen de ese país. Allí funciona desde muy reciente una floreciente “infancia misionera”. Muchos niños se encontraban en la Misa, el sábado 9 a las 17, presidida por Mons. Oscar Sarlinga y concelebrada por el cura párroco zonal, Pbro. Oscar Iglesias, así como por Mons. Daniel Ferrari, quien oficia de capellán externo y atiende la capilla los fines de semana. El Obispo Mons. Sarlinga llegó temprano y saludó uno por uno a los numerosos niños del jardín de infantes Virgen Niña, junto con sus maestras, y también a los niños de la infancia misionera de “La Escondida” y los responsables de dicha pastoral. También pudo tener un encuentro con los catequistas, con los voluntarios de Caritas (en el fin de semana de la Colecta nacional) y demás agentes de pastoral. Al término de la celebración eucarística visitó las instalaciones del área de la capilla (que en su tiempo fue donada por exalumnos de los Hnos. Marianistas, de ahí el nombre de Marcelino Champagnat).
Inmigración del Paraguay
Cabe destacar que “Villa Astolfi” es producto del boom poblacional de toda la región norte del conurbano bonaerense y que el nombre le viene del Sr. Giovanni Santo Astolfi, un inmigrante italiano que vino a la Argentina a los 14 años, hizo su patrimonio y luego donó terrenos para formar una población, y propició la llegada del ferrocarril, cuya estación (aún vigente) fue inaugurada el 1ro. de abril de 1950, hace 62 años, con lo cual pudieron acceder nuevos habitantes, que le fueron dando a la zona la fisonomía de pueblo, muy acrecentado hoy por la inmigración de hermanos y hermanas paraguayos.

Las fiestas patronales
La comunidad católica de esa región, nucleada en torno a la capilla de “San Marcelino Champagnat” recibió al Obispo diocesano, luego de 24 años de no tener visita pastoral. En efecto, Mons. Oscar Sarlinga, presente desde 2006, había estado en algunas oportunidades no en visita pastoral, y la última vez que había ido el obispo diocesano fue para la inauguración del jardín de infantes, en los primeros ’90.
En su homilía, Mons. Oscar Sarlinga quiso destacar la relación entre Corpus Christi y el ardiente amor, desde el Corazón de Cristo, por los hermanos y hermanas, en especial los más necesitados, y mencionó que una forma es a través de la solidaridad. Por eso exhortó nuevamente a la colecta nacional de Caritas, para lo cual ya había sido destinada la Conferencia de Prensa y toda la preparación que se hizo con el consejo diocesano, a lo largo de dos meses. También hizo referencia a San Marcelino Champagnat, quien luego de tiempos tan difíciles y graves como los que siguierona la revolución francesa, se dedicó a lo que hoy llamaríamos promoción humana integral de la niñez y juventud, con la educación y la formación, y la entrega generosa de su vida al servicio de los demás. En cuanto a las festividades de la solemnidad del Cuerpo y Sangre del Señor tienen en la diócesis la digna celebración que merecen en distintas ciudades, entre ellas, como todos los años, en Campana, en la iglesia catedral de Santa Florentina, donde como es costumbre se realiza también la procesión, con “capillas estacionales” en las cuales se da lectura a meditaciones hechas por miembros del consejo pastoral, este año sobre la base del Documento de Aparecida. La bendición solemne final tiene lugar en el atrio de la iglesia catedral, a cargo de S.E. Mons. Oscar Sarlinga.



-----------
Secretaría de Comunicación Institucional del Obispado 
Atención: lunes a viernes, de 9 a 13,
Tel 03489 422817- 426606 líneas rotativas, interno 37
www.obispadozaratecampana.org

sábado, 9 de junio de 2012

Visita pastoral a Villa Astolfi (Presidente Derqui), Corpus Christi, Colecta de Caritas en la diócesis, Jornada de discernimiento vocacional

 Esta nota puede leerse también en:
http://www.obispadozaratecampana.org/
http://padrenuestro.net/

 

VISITA A LA COMUNIDAD DE VILLA ASTOLFI
El día sábado el Obispo Mons. Oscar Sarlinga visita la comunidad de Villa Astolfi, una zona dentro de la localidad de Presidente Derqui, a la vez perteneciente al partido de Pilar. La comunidad católica de esa región, nucleada en torno a la capilla de “San Marcelino Champagnat” recibe al Obispo diocesano luego de más de 20 años. El cura párroco, P. Oscar Iglesias, y Mons. Daniel Ferrari, capellán externo de Presidente Derqui y encargado de Villa Astolfi, se encontrarán presentes junto a la comunidad.
CORPUS
El Obispo ha querido destacar la relación entre Corpus Christi y el ardiente amor, desde el Corazón de Cristo, por los hermanos y hermanas, en especial los más necesitados, y mencionó que una forma es a través de la solidaridad. Por eso exhortó nuevamente a la colecta nacional de Caritas, para lo cual ya había sido destinada la Conferencia de Prensa que se ofrece a continuación. En cuanto a las festividades de la solemnidad del Cuerpo y Sangre del Señor tienen en la diócesis la digna celebración que merecen en distintas ciudades, entre ellas, como todos los años, en Campana, en la iglesia catedral de Santa Florentina, donde como es costumbre se realiza también la procesión, con “capillas estacionales” en las cuales se da lectura a meditaciones hechas por miembros del consejo pastoral, este año sobre la base del Documento de Aparecida. La bendición solemne final tiene lugar en el atrio de la iglesia catedral, a cargo de S.E. Mons. Oscar Sarlinga, quien ha participado todos los años en Campana, a excepción del año 2008 en Zárate, cuya homilía, por su significación, dado que expresa un consenso del consejo presbiteral y del consejo pastoral, exponemos al final de esta síntesis.
También este domingo se tendrá la Jornada de discernimiento vocacional, en La Lonja (partido de Pilar)



A continuación, ofrecemos la homilía de 2008 de Mons. Oscar Sarlinga.

HOMILÍA DE MONS. OSCAR SARLINGA EN LA SOLEMNIDAD DEL «CORPUS CHRISTI» EN LA CIUDAD DE ZÁRATE
Sábado 24 de mayo de 2008
Queridos sacerdotes, religiosos, religiosas, seminaristas, hermanos y hermanas en el Señor, que tan numerosos han acudido, desde las parroquias y capillas de la ciudad de Zárate, para esta misa del Cuerpo y Sangre del Señor, y la subsiguiente procesión por las calles de la ciudad.
Me alegra sobremanera el que la intención de reactualizar y promover la festividad del «Corpus Christi», haya provenido del Decanato, y que sean justamente las dos ciudades que dan nombre a la diócesis, tanto Zárate como Campana las que hayan comenzado a hacer realidad este anhelo, que también habíamos conversado en 2006 y 2007 con el presbiterio y el consejo pastoral. Para nada es un signo «triunfal» (sería degradante de nuestra parte el buscar triunfalismo alguno, lo cual en el fondo constituiría un modo camuflado de degradar lo sagrado) sino, sí, un signo «presencial» (y por consiguiente desprovisto tanto de «sentimiento de supremacía o predominio» como de «complejo de inferioridad»; vaya de paso la consideración acerca de que este último generalmente es el efecto –y no tanto el contrario- de los dos precedentes).
Signo presencial, es cierto, que para dar más fruto debiera ser también explicado convenientemente en la catequesis, en las misiones populares y en la nueva evangelización en general, pues se trata (junto con Pentecostés) como de la «Fiesta Patronal» de la Iglesia Católica, la Presencia real, activa y operante de Aquél que «habitó entre nosotros», como dice el Evangelio (Jn. 1, 14).
Por eso, junto con el Obispo, con los sacerdotes y consagrados, este pueblo aquí presente quiere dar a la ciudad, en especial a los católicos alejados, o que quizá no se han sentido lo suficientemente confortados por nuestro testimonio cristiano, su mensaje presencial de fe y de caridad. Así, unida a la intención cultual y litúrgica, nuestro propósito se hace pastoral y evangelizador; y nos concede el consuelo, que viene del Espíritu, de encontrarnos como hermanos, saludarlos a Ustedes como fieles de Cristo e hijos en Él, así como darnos mutuamente la ocasión de conocernos mejor, para lo cual no menor es la posibilidad que nos brinda la participación de tantos jóvenes y niños de los colegios.

I. EL SACRAMENTO DE LA CRISTIANA CO-UNIÓN Y CO-MISIÓN
«Comunión» significa también, podemos decir, «co-unión» y «co-misión», en lo cual se encuentra la fuerza de transformación que posee el cristianismo. Por eso el efecto supremo del sacramento de la Eucaristía es llamado «comunión», que es el «cumplimiento acabado de nuestra vida espiritual» (1): es la fuerza de transformación de todas las cosas, en Cristo.
En este sentido, el Papa Benedicto XVI ha subrayado en la celebración del Corpus de este año cómo en la expresión paulina «todos ustedes son uno en Jesucristo» reside la verdad y la fuerza de la transformación cristiana de todas las cosas: “(…) la revolución más profunda de la historia humana, que se experimenta en torno a la Eucaristía”.
“Aquí se reúnen ante la presencia del Señor personas de distintas edades, sexos, condiciones sociales, ideas políticas. La Eucaristía no puede ser nunca un ámbito privado, reservado a personas que se ha elegido en función de la afinidad o la amistad. La Eucaristía es un culto público, que no tiene nada de esotérico, de exclusivo” (2).
Por eso, hermanos y hermanas, luego de la Misa, cumpliendo con esta opción de renovar en la ciudad la procesión del Corpus, hemos tenido la intención de honrar la presencia del «Peregrino Celestial», Jesucristo, al que muchos no conocen, o no han oído de Él, o no se han sentido atraídos por su Palabra y por su Amor, tal vez porque nosotros (que somos su Cuerpo viviente, como Iglesia) no se lo hemos mostrado de modo diáfano con nuestro culto y nuestro testimonio de vida, en parte por la pereza respecto del evangelizar, o por creer que no hace falta la evangelización explícita (que incluye como en un «todo-íntegro») la promoción humana integral). O quizá también porque divisiones y enfrentamientos (que generalmente emergen a partir de nimiedades y las llamadas «cuestiones de piel», o pequeños-grandes rencores, pero que después empeoran) han opacado en algo, o en mucho, la unidad visible de nuestra realidad eclesial.
Es verdad que el recorrido de la procesión es simbólico respecto de una ciudad tan grande, pero en el corazón de fe queremos llevar a Jesús verdaderamente presente, a cada hogar, a cada barrio, para que no caiga en nuestra falta, como fue el caso de las palabras que constan en el Evangelio: “En medio de ustedes está Uno al que Ustedes no conocen” (Jn. 1, 26).
Aquí es el mismo Jesucristo quien se da a conocer, y nos enseña, en el pasaje del Evangelio que acabamos de escuchar, que Él es el Pan vivo bajado del Cielo, no como el que comieron los padres del pueblo elegido en el desierto, y que luego murieron, sino el Pan para la Vida Eterna. Porque el pueblo que huía desde Egipto hacia la Tierra Prometida fue sometido a la prueba y a la tentación de desesperar, pero Dios Providente les envió el maná.
Jesús nos enseña que ese maná venía del Cielo, pero este Pan Nuevo, en cambio, es Él que se da a sí mismo en la Eucaristía, ese sacramento que instituyó en la última Cena, y que constituye el sacramento de la comunión cristiana, el sacramento que hace la unidad de la Iglesia en el Amor. Es el sacramento-principio de vida, idéntico para toros, el mismo Jesucristo que se ofrece a cada uno como el Pan vivo bajado del Cielo, y que hace de los comensales a esa Mesa una sola cosa, un solo cuerpo, unido en el Amor (Cf. 1 Cor. 10, 17).
La solemnidad del «Corpus Christi» nos impulsa a reconocer a Cristo vivo y presente en medio de vosotros; y a reflexionar, si prestamos atención, en cuánto la vida cotidiana y diaria del pueblo, ayudada por el buen ejemplo y el testimonio de los cristianos de veras («aquellos que con simplicidad de fe saben captar las místicas irradiaciones del divino Hermano»), pueda ser como «magnetizada, iluminada, confortada, y, por la gracia, santificada».

II. EUCARISTÍA VIVIDA
Atendiendo a esta última razón expuesta, no queda otra cosa más cierta y sucinta que decir que la Eucaristía es causa maravillosa de la unificación de los creyentes, con Jesucristo y entre ellos. Así lo afirma San León Magno: “No a otra cosa (…) tiende nuestra participación al cuerpo y a la sangre de Cristo, sino a transformarnos en aquello que asumimos” (4).
Transformación, en Cristo. Es la meta. Sería vano nuestro culto si quedara encerrado en un intimismo o en el recinto del templo material. ¡Cómo podría quedar así opacado el efecto de la Eucaristía!. Al culto debido (Cf. 1 Cor. 2, 30-31), como lógica y esencial consecuencia se le debe la «Eucaristía vivida» del Amor cristiano, en todos los órdenes, también en el sentido de nuestra conciencia social (en todos los niveles, también en la relación familiar y vecinal), de la «caridad social» e incluso «caridad política», como la llama la Doctrina social de la Iglesia. No podemos olvidarlo, so pena de caer en la condición de «masa internamente dividida» pues, como justamente lo afirmaba el Papa Pablo VI, “(…) si olvidáramos que la Eucaristía está destinada a nuestra relación humana, junto con nuestra cristiana santificación; está instituida para que lleguemos a ser hermanos; es presidida por el Sacerdote, ministro de la comunidad cristiana, para que, desde el estado de extraños, dispersos e indiferentes los unos a los otros, lleguemos a ser hermanos, iguales y amigos; y ha sido dada a nosotros para que, desde el estado de masa apática, egoísta, o gente dividida o adversaria entre sí, lleguemos a ser un pueblo, un verdadero pueblo, creyente y amoroso, de un solo corazón y una sola alma”(5) .
De tal modo, la Eucaristía celebrada lleva al pueblo cristiano al sentido de una profunda solidaridad, a infundir el carisma de una real y mística unidad, que es la celebración del Sacrificio Eucarístico, el cual, al ser también Banquete (Sacrificio y Banquete van unidos; sólo una mentalidad escindida podría separarlos), produce el efecto de vivir como con un solo corazón y una sola alma (Cf. Hch. 4, 32). ¿Tenemos la suficiente conciencia de esta realidad de fe?. ¿Tenemos el propósito –también los sacerdotes- de poner toda nuestra colaboración para hacer realidad visible tangible, esta realidad de fe?. Será un tema importante para el desafío evangelizador y la «conversión pastoral» a la que proféticamente nos llama el Documento de Aparecida.

III. LA EUCARISTÍA PARA LA CONSTRUCCIÓN EFECTIVA DE LA «CIVILIZACIÓN DEL AMOR»
A no dudar, entonces, esta comunión de fe, de caridad, de vida sobrenatural, que deriva del Sacramento que la significa y la produce, puede tener un enorme y benéfico reflejo sobre la sociabilidad temporal de los seres humanos; porque hay un sentido primordial y trascendente, hay una Fuerza (con mayúscula) que lo solo humano no puede alcanzar: “A la «Ciudad terrestre» le falta ese suplemento de fe y de amor, que en sí no puede hallar; y que la «Ciudad religiosa» en ella existente, esto es, la Iglesia, puede en no pequeña medida conferirle, sin ofender en nada la autonomía de la«Ciudad terrestre»; inclusive, la justa laicidad puede también conferírsela, por tácita ósmosis de ejemplo y de virtud espiritual!” (6). Son las bases de la ansiada construcción de la «Civilización del Amor». ¿Cuánto más puede aguantar el mundo sin esta reconstrucción?.
Sabemos como el tema y el problema social tiene relevancia hoy, como ayer, en nuestro tiempo y en nuestro país. Sabemos como las ideologías, las políticas, las culturas, las organizaciones tienen como base lo social, y cuánto esto es importante. Ahora bien, ¿nos preocupamos en evangelizar, incluso desde una sana laicidad, lo social?. Los cohermanos nuestros de este tiempo trabajan, se fatigan, sueñan y sufren, para crear la «Ciudad terrestre», como la hemos llamado, y sabemos todos como en este esfuerzo se logran, sí, progresos, muchas veces dignos de admiración, pero también sabemos que hay obstáculos y contrariedades, que derivan en divisiones, luchas continuas e internismos debilitadores, porque en el fondo falta un único y trascendente principio unificador de la sociedad humana, falta la suficiente energía moral para dar a ella la cohesión libre y consciente y al mismo tiempo sólida y feliz; falta no pocas veces el deponer egoísmos o mutuos avasallamientos. Y, en el fondo, incluso en los«creyentes», no pocas veces falta fe. Señor, creemos, pero aumenta nuestra fe… Esta fe no queremos imponérsela a nadie. Hay libertad, y es bueno que así sea. Sobre todo, la libertad religiosa, es el centro de los demás derechos humanos (como la llamaba Juan Pablo II: «quicio de los derechos humanos»).
Queremos repetir, sí, en esta «Fiesta patronal de la Iglesia católica», o mejor todavía, queremos reactualizar en nuestro corazón y en nuestros labios, la triple exclamación del santo Obispo y Doctor de la Iglesia, San Agustín, refiriéndose a la Eucaristía: “¡Sacramento de piedad!; ¡Sacramento de unidad!; ¡Vínculo de caridad!”(7) . Y esto lo haremos con el acompañamiento de la Madre de Jesús Eucarístico, la siempre Virgen María, que nos llevará de la mano en nuestro peregrinar. Ella nos protege y sana muchas de nuestras heridas interiores, con las manos llenas de ese Espíritu Santo que procede del Padre y del Hijo. Espíritu de consuelo y de clemencia, de sanación y paz, que mucha falta nos hace, y que hoy, especialmente, suplicamos al Señor.

+Oscar D. Sarlinga

——-
1. Cf. SANTO TOMÁS DE AQUINO, S.Theol., III, q. 73, 3.
2. BENEDICTO XVI, Homilía en la Misa del Corpus Domini, Roma, 22 de mayo de 2008.
3. Cf. PABLO VI, Homilía en la Solemnidad del Corpus Domini, Roma, 17 de junio de 1965. El Papa exhortaba allí a descubrir “(…) la presencia silenciosa, misteriosa y amorosa del Señor: «Habitavit in nobis», habitó entre nosotros, dice el Evangelio (Jn. 1, 14). (…). También aquí Él tiene su morada, inquilino, habitante urbano, como cuantos aquí tienen su vivienda; vuestro compañero, vuestro colega, vuestro huésped, vuestro amigo, que comparte vuestra vida, tácita, escondidamente; pero no interesado por otra cosa que por vuestra vida espiritual; deseoso de ninguna otra cosa que de vuestra conversación, de vuestra comunión con Él. Para que no se diga, aún, como en el Evangelio: “En medio de vosotros está Uno al que no conocéis” (Jn. 1, 26), es que celebramos aquí este culto (…). Reconoced a Cristo vivo y presente en medio de vosotros; y pensad, como la vida cotidiana, profana, pueda ser como magnetizada, iluminada, confortada, santificada por aquellos que con simplicidad de fe saben captar las místicas irradiaciones del divino Hermano”).
4. SAN LEÓN MAGNO, Sermo 63, 7; P.L. 54, 357.
5. Cf. PABLO VI, Homilía en la Solemnidad del Corpus Domini, Roma, 17 de junio de 1965.
6. PABLO VI, Homilía en la Solemnidad del Corpus Domini, Roma, 17 de junio de 1965.
7. SAN AGUSTÍN, In Io. Tract. 26, 13; P.L. 35, 1613.

domingo, 3 de junio de 2012

La "Misión permanente" en la diócesis de Zárate-Campana

Jornadas de pastoral del clero, proseguimiento de la efusión del Espíritu Santo en la diócesis con nuevas confirmaciones, Día del periodista, Colecta nacional de Caritas, nuevas visitas pastorales, Corpus Christi y Jornada de discernimiento vocacional en el Seminario

Éste texto puede leerse también en: padrenuestro.net

En la reunión del Consejo diocesano de Caritas con el Obispo (el jueves 31 de mayo durante toda la mañana, en el salón del consejo del Obispado) se trataron distintos temas de carácter diocesano acerca de la misión propia de la Caritas, se propuso como modelo a la Beata Madre Teresa de Calcuta para el próximo día de la solidaridad, y asimismo fueron compartiéndose y discerniéndose los trazos salientes de la presentación que sobre la vida y organización de Caritas se hará en el primer día de la Jornada de pastoral del clero, que tendrá lugar del martes 5 al jueves 7 de este mes de junio (en casa de los Padres Siervos de María, en Pilar) con temario que incluye la dimensión de Caritas en las parroquias, junto con diversos aspectos pastorales (y especialmente parroquiales) del derecho canónico y también el comienzo de revisión del Plan diocesano de Pastoral. En las Jornadas se procurará precisar la integración de todos estos aspectos pastorales en la dimensión de la Gran Misión Continental, a la que ha lanzado a la Iglesia en América Latina la Conferencia de Aparecida, y asimismo a “la dimensión misionera de toda la pastoral”, tema que Mons. Oscar Sarlinga recuerda como elemento fundamental, y condición de la “misión permanente”.

 En estos días, mientras tanto ha proseguido la efusión del Espíritu Santo en sucesivas celebraciones del sacramento de la confirmación, en capilla Santa Teresita (Pilar), parroquia de Zelaya (Pilar), parroquia San Vicente de Paúl (Campana), parroquia de Ntra. Sra. del Carmen (Zárate), éstas el 31 de mayo y el 1ro. de junio, y en las parroquias de San Antonio de Padua (San Antonio de Areco) y Exaltación de la Cruz (Capilla del Señor), el día 2, donde el Sr. Obispo administró dicho sacramento a muy numerosos jóvenes. El domingo 3 de junio el obispo concurrió a confirmar a la parroquia de Ntra. Sra. del Carmen, de Campana, de los Padres Rogacionistas (quienes celebraron la fiesta del santo fundador, san Aníbal María de Francia, el 1ro del corriente.).

El día jueves 7 por la tarde se tendrá en el salón grande del Obispado la conferencia de prensa sobre la colecta nacional de Caritas, así como se celebrará el día del periodista con los que concurran a dicho acto, con un brindis en homenaje.
Recientemente el Obispo Monseñor Sarlinga, explicó que la colecta anual de Cáritas Argentina es “una ocasión privilegiada de encuentro solidario”, mediante el cual “la comunidad cristiana sale como Iglesia al encuentro de toda la sociedad, para crear conciencia y promover el compromiso con los hermanos más pobres y excluidos del país”. “La Colecta Anual es a la vez un signo y un gesto concreto, dijo. “Es signo porque manifiesta la voluntad de muchas personas de promover una vida digna para todos sin distinciones. Y es gesto concreto, porque el aporte solidario permite paliar muchas urgencias, carencias y desigualdades, promoviendo la calidad de vida de muchas familias”, subrayó”.
En cuanto a la prosecución de las visitas pastorales y las confirmaciones, luego de celebraciones mencionadas, esta vez se administrará el sacramento que confirma en la fe, nuevamente en la localidad de Zelaya (partido de Pilar) y en Zárate (a alumnos del colegio San Pablo, en Nuestra Señora del Carmen), el viernes 8, el sábado 9. Asimismo, el Obispo visitará el barrio carenciado de “Villa Astolfi” en la localidad de Presidente Derqui y el domingo 10 presidirá la misa del Corpus Christi (y la procesión, a la que acuden numerosos fieles) en la jurisdicción de la iglesia catedral en la ciudad de Campana. Por la tarde del mismo domingo 10 asistirá a la misa de clausura de la Jornada de discernimiento vocacional en el Seminario “San Pedro y San Pablo”.

En las confirmaciones en San Antonio de Areco el Sr. Obispo administró el sacramento a 60 jóvenes del centro catequístico parroquial y también de otro centro catequístico parroquial, donde concurren alumnos de una escuela pública del Estado. El P. Santiago Whelan, cura párroco, concelebró y al término de la misa el obispo saludó a las catequistas, se tomó fotografías con los jóvenes confirmados y también conversó con el grupo de jóvenes misioneros de la parroquia, que van a participar en la misión diocesana en Zárate, a inicios de octubre.
En Exaltación de la Cruz hubo 86 confirmados, en su gran mayoría jóvenes, pertenecientes al centro parroquial, a la capilla de Jesús Misericordioso, a Parada Robles y a los centros rurales (como Dechenaux, por ejemplo). La gran iglesia estaba repleta, entre quienes recibieron el sacramento de la confirmación, sus padrinos, familiares y amigos. El cura párroco, Pbro. Walberto Morales, presentó los confirmandos al Obispo, y se manifestó muy contento por esa manifestación de fe, en una parroquia que ha crecido mucho en obras pastorales. También allí se ha formado grupo juvenil, y está recibiendo impronta misionera desde la delegación de misiones, que preside Mons. Marcelo Monteagudo, con su grupo animador. El Obispo exhortó al término de la misa a la pastoral vocacional específica y al dinamismo misionero, haciendo también alusión a la "misión joven" en Zárate.


--
Secretaría de Comunicación Institucional del Obispado 
Atención: lunes a viernes, de 9 a 13,
Tel 03489 422817- 426606 líneas rotativas, interno 37
www.obispadozaratecampana.org