lunes, 31 de mayo de 2010

FESTIVIDADES DE LA MISIÓN CONTINENTAL Y EL BICENTENARIO, EN SAN ANTONIO DE ARECO, FUERON PRESIDIDAS POR EL SR. NUNCIO APOSTÓLICO.

Monseñor Adriano Bernardini, Nuncio Apostólico

Pese al pésimo tiempo reinante hasta las 7 de la mañana del día domingo 30, y a la persistente lluvia, en el Domingo de la Santísima Trinidad despuntó el sol cerca de las 10, para los festejos del Bicentenario (“San Antonio de Areco, ciudad madre de ciudades”) y el gesto de la misión continental, en San Antonio de Areco, diócesis de Zárate-Campana. El Sr. Nuncio Apostólico, Mons. Adriano Bernardini, se hizo presente en esa ciudad, una de las parroquias más antiguas de la provincia de Buenos Aires, y fundadora de otras ciudades, para los festejos diocesanos del Bicentenario, al que había convocado el Obispo diocesano, Mons. Oscar Sarlinga, con su clero y consejos, siguiendo el pedido del CELAM, en el sentido de en las naciones donde se celebre dicho Bicentenario, las diócesis implementen el modo de un "gesto misional y evangelizador" que tenga que ver con los orígenes de la patria, de la evangelización y de la obra de la Iglesia.

Jóvenes misioneros se dirigen a la Misa de Consagración

La Iglesia se encontró desbordada de fieles hasta la plaza.

Los Jóvenes llegan a la Iglesia de San Antonio.

Doscientos cincuenta jóvenes formados para la misión, junto con los sacerdotes de la Pastoral Juvenil, y los seminaristas, estuvieron desde el día anterior en San Antonio, el 29, desafiando todas las inclemencias del tiempo, y participaron de la vigilia de oración, que duró gran parte de la noche, en preparación a la “misión juvenil” que tendrá lugar en dicha ciudad, en el mes de septiembre.

Al mismo tiempo, la “Jornada pastoral”, que también se desenvolvió el día 30, incluyó la reunión sobre la temática de Cáritas, y de la Catequesis, con la delegación pertinente, y la presencia del P. Fernando Crevatin, delegado diocesano, la Junta y numerosos catequistas.

Templo restaurado de San Antonio de Areco.

Letanías previas a la consagración del Altar.

El Sr. Nuncio consagra el Altar del Templo.

El Sr. Nuncio enciende las velas del Altar consagrado.

CONSAGRACIÓN DEL ALTAR Y BENDICIÓN DE LA CAPILLA “DE LA ADORACIÓN PERPETUA” EN LA HISTÓRICA IGLESIA

En la celebración eucarística, que fue tan concurrida que los fieles tuvieron que ubicarse fuera, hasta la plaza, el Sr. Nuncio Apostólico de Su Santidad consagró el altar de la iglesia de San Antonio de Areco y dedicó la nueva capilla del Santísimo Sacramento. La Misa fue concelebrada por el Obispo diocesano, Mons. Sarlinga, los vicarios generales y episcopales, Mons. Tomás Llorente, Mons. Galuppo, Mons. Santiago Herrera, Mons. Justo Rodríguez Gallego, el cura párroco, R.P. Santiago Whelan, S.A.C., el delegado provincial de los PP. Palotinos y 20 sacerdotes. El Sr. Nuncio, luego de agradecer la invitación del Sr. Obispo y del cura párroco, tuvo palabras muy iluminadoras acerca del misterio de la Santísima Trinidad, de la Iglesia como comunión y misión, así como dio un aliento especial a la Jornada pastoral, y en particular a los jóvenes, y a la pastoral vocacional. Hizo también alusión a la importancia de estos festejos, que nos cimientan en nuestra historia y nuestras raíces. Asistieron numerosas autoridades, la intendente local, Sra. Lennon, varios intendentes locales, entre los cuales la Sra. Stella Maris Giroldi, de Campana, y en representación de Zárate el Lic. Jiménez, secretario de gobierno, así como diputados y senadores, así como la Embajadora de Irlanda, en razón de ser San Antonio de Areco la ciudad argentina donde se establecieron los primeros inmigrantes irlandeses.

Autoridades presentes

Celebración en San Antonio, el Sr. Nuncio y el Sr. Obispo.

Presentación de ofrendas.

En el Atrio de la Iglesia con el Sr. Nuncio.

San Antonio de Areco fue elegida este año 2010 como sede de estas festividades diocesanas ha sido el hecho que fue "ciudad madre de ciudades", habiéndose desprendido de ella, directa o indirectamente, 7 importantes ciudades, y el hecho que se tuviera una especial mención del cura párroco Pbro. Vicente Piñero, quien fundó la ciudad de San Andrés de Giles en el año 1806. Para la ocasión se encontraba presente el párroco actual de San Andrés de Giles, Pbro. Hernán Lucía, quien descubrió, junto a Mons. Amondaráin, la placa que honra al P. Piñero, fundador.

Descubrimiento de la placa de Padre Vicente Piñero.

Como iglesia parroquial, casa cural e instalaciones pastorales, la parroquia de San Antonio pertenece al Obispado de Zárate-Campana y cuenta con la presencia de los Padres Palotinos irlandeses desde hace 25 años (lo cual también se celebró el día 30, contando con la presencia del primer párroco palotino de dicha parroquia, que vino de los Estados Unidos).

Padre Santiago Whelan descubre la placa de los 25 años de los Padres Palotinos.

Descubrimiento de la placa "Misión -Continental Bicentenario"

Al término de la celebración, se descubrieron en el atrio unas placas conmemorativas, previo a lo cual Mons. Oscar Sarlinga recordó un punto del “Plan pastoral diocesano”:

“Después del Gran Jubileo por el que entramos en el IIIer. Milenio, como Iglesia particular queremos afianzar su herencia, puesto nuestro corazón en Jesucristo, el que hace nuevas todas las cosas (a cuyo Corazón hemos consagrado la diócesis el 9 de mayo de 2009 en la iglesia co-catedral de Belén de Escobar). En ese «sentir con la Iglesia» es comprendido este Plan Pastoral, conscientes de la esencial necesidad, sobre todo, de vivir más y mejor el Evangelio de Jesucristo, como nos refiere el Papa Benedicto XVI: "Ahora nos toca recoger la herencia jubilar, tomar conciencia de que lo importante no es tanto hacer "programas nuevos", sino vivir la novedad permanente del evangelio...".


Breves palabra de Monseñor Sarlinga en el Atrio.

A continuación dijo el Obispo que la diócesis realizó dos grandes gestos del Bicentenario, ambos en torno al 25 de mayo (más específicamente, el 27 y el 30), a saber:

El Ier. FORO REGIONAL DE DESARROLLO INTEGRAL SUSTENTABLE, en Los Cardales (partido de Campana), el 27 de mayo, en el marco de la Doctrina social de la Iglesia como instrumento privilegiado de la Nueva evangelización.

Y la Celebración del Bicentenario en el marco de la misión continental, precisamente con esta celebración de la Santísima Trinidad, en la ciudad de San Antonio de Areco, fundadora de ciudades, “capital de la tradición argentina”.

Dijo a continuación el Obispo “Gracias a la presencia del Sr. Nuncio, Representante de Su Santidad Benedicto XVI, de la Sra. Intendente de la ciudad, Estela Lennon, de los Sres. Intendentes, en particular de Campana, y de San Andrés de Giles (cuya ciudad fue fundada por el cura párroco de San Antonio, Pbro. Vicente Piñero, en 1806), Senadores, Diputados, Sra. Embajadora de Irlanda y demás autoridades. Y especialmente gracias a todos ustedes, queridos hermanos, que en gran multitud han acudido, a pesar del mal tiempo de ayer y hoy por la mañana, gracias queridos jóvenes, que nos alegran la vida en la misión, catequistas, miembros de la Caritas diocesanas y las Caritas parroquiales, muy queridos sacerdotes, en la cercana clausura del Año sacerdotal, diáconos permanentes, seminaristas de nuestro Seminario de San Pedro y San Pablo, y medios de comunicación. Con ese espíritu de Misión continental, de celebración de Bicentenario, de nuestra Nación argentina, y de honra a quienes nos precedieron en la Iglesia y en la Edificación de nuestra sociedad Argentina, descubriremos estos recuerdos que serán signos permanentes de una Iglesia unida y una patria de hermanos, y un compromiso a vivir el Amor divino en todas sus dimensiones, entregando nuestra vida a ello, con la ayuda de la Ssma. Virgen, en su advocación de Nuestra Señora de Luján”.

Capilla de la Adoración Perpetua del Santisimo Sacramento.

Padre Santiago Whelan, cura párroco de San Antonio.

domingo, 30 de mayo de 2010

Apertura del Primer Foro Regional de Gestión Integral Sustentable

Participaron el Prof. Mario Oporto, la Intendente Giroldi junto a Mons. Sarlinga y Mons. Casaretto

El Obispo de la Diócesis, Monseñor Oscar Sarlinga, alentó a la participacion y resaltó laimportancia del desarrollo sustentable.

La Intendente Giroldi, saludó a los presentes y resaltó la importancia del Foro.

Oporto disertó y luego contestó preguntas

EL Ing. Osvaldo Fraticceli, explicó los alcanses del Comité de Seguridad.

El evento se llevó a cabo en Sofitel, y fue organizado por las uniones industriales de Campana y Zárate, el Obispado Zárate-Campana y la adhesión de la Comisión Episcopal de la Pastoral Social y la Comisión Nacional de Justicia y Paz.

Educación y desarrollo sustentable:

Una gran cantidad de jóvenes se hizo presente en las instalaciones del Hotel Sofitel La Reserva, en donde se llevó a cabo el Primer Foro Regional de Gestión Integral Sustentable, organizado conjuntamente por la UIC, la UIZ, la Diócesis local y contó además con la adhesión de la Comisión Episcopal de la Pastoral Social y la Comisión Nacional de Justicia y Paz.

En tan importante evento, donde se conjugaron la idea de la Responsabilidad Social Empresarial y al Desarrollo Sustentable en el marco del Bicentenario de la Patria, se destacaron las presencias del Director General de Cultura y Educación de la Provincia, Prof. Mario Oporto, La Intendente de Campana, Stella Maris Giroldi, el Presidente de la Comisión de Pastoral Social de la Conferencia Episcopal Argentina, Mons. Jorge Casaretto, Obispo de la Diócesis Zarate Campana, Mons. Oscar Sarlinga, el Presidente de la UIC Juan Sajnin, y de la UIZ, Lic. Eduardo Campos, entre otras autoridades.

La Jefa Comunal local tuvo a cargo la bienvenida de lo asistentes al Foro, señalando que "es importante trabajar articuladamente con los distintos sectores, porque así recorremos el camino del consenso, y cuando pensamos que sabemos todo, podemos aprender algo. Siempre alenté el trabajo en equipo, y este es un claro ejemplo. Quiero felicitar a los organizadores, y el Municipio de Campana siempre estará a disposición especialmente en este tipo de acciones que vinculan la producción con la cultura y la educación, en una Ciudad tan pujante como Campana" señaló.

Otro de los oradores de la jornada fue Mons. Oscar Sarlinga, destacando el encuentro dentro de la sociedad civil "en el tema del desarrollo, algo fundamental, tanto de la persona como de la sociedad, contando con la presencia de alumnos de las escuelas estatales principalmente junto a representantes de la sociedad".

Sarlinga además señaló que la intención del Foro será principalmente "el trazados de líneas de acción en común como sociedad civil, en vistas de una civilización mucho mejor, pensando especialmente en los jóvenes en un camino de desarrollo sustentable".

La temática tratada ante los jóvenes, se relacionó con las experiencias productivas de la zona y los agentes intervinientes. Como parte de los oradores se incluyó al Ingeniero Osvaldo Fraticelli, presidente del Comité de Seguridad e Higiene Industrial de Zárate-Campana, el Prof. Mario Oporto quién abordó el tema de "Gestión del sector Público Educativo - Relación del desarrollo sustentable", el CICACZ: "Gestión del Sector Industrial", y Monseñor Jorge Casaretto: "Gestión del sector Social".

La Intendenta Giroldi participo de la jornada junto al Director de Educacion de la Pcia. Mario Oporto, Monseñor Cassareto, el Obispo Sarlinga y Juan Sajnin de la Union Industrial de Campana.

Funcionarios Municipales, Concejales, representantes Sindicales y de Empresas, participaron de la charla.

Alumnos de Escuelas de Campana y Zárate fueron participes del Foro.


* * * * * * * * * * * * * * * * * *

Ver también en: infozc

* * * * * * * * * * * * * * * * * *
No podemos menos que alegrarnos de la realización de un “Foro” de desarrollo sustentable en nuestra región. Es un “Foro” como “espacio de reflexión, escucha e interacción” de personas e instituciones. En nuestra sociedad hace mucha falta el diálogo, la escucha (personal e interinstitucional), el adquirir una mirada “prospectiva” que apunte “más allá” en el trazado de líneas de acción que produzcan y cimienten el bien común.

“Desarrollo es el nuevo nombre de la paz” dijo en una oportunidad el Papa Pablo VI. Muy recientemente, con su encíclica “Caritas in veritate” el Papa Benedicto XVI ha relanzado la reflexión universal sobre el “desarrollo integral”, el de “todo el ser humano” y “todos los seres humanos”. Con ese ánimo queremos un Foro que ayude a crecer en el desarrollo integral, en la ciencia, en la educación, en el espíritu, en los valores trascendentes. Un “paso” da lugar a otro paso, y a muchos pasos. Ojalá aporte al desarrollo integrativo de nuestra región.

+Oscar Sarlinga

miércoles, 26 de mayo de 2010

Tedeum en Zárate-Campana, en la ciudad de Campana y en la ciudad de Pilar

25 de mayo de 2010

imagenes correspondientes al Tedéum de 25 de Mayo en Nta. Sra. del Pilar

El obispo de Zárate-Campana, Mons. Oscar Sarlinga, celebró el Tedeum en la iglesia catedral de Santa Florentina, en la ciudad de Campana, a las 10.30, seguido de acto cívico y desfile, y en la iglesia de Nuestra Señora del Pilar, en Pilar, a las 15, seguido también de desfile cívico. En el primer Tedeum se encontraba presente la Sra. Intendente, Dña. Stella Maris Giroldi, diputados, miembros del poder judicial y de fuerzas de seguridad, autoridades educativas, alumnado y fieles y vecinos en general. En la ciudad de Pilar, asistieron al Tedeum tanto el Intendente municipal, Dr. Humberto Zuccaro, como miembros de los ámbitos sociales arriba indicados.

imagenes correspondientes al Tedéum de 25 de Mayo en Nta. Sra. del Pilar

En el Tedeum en Pilar el obispo hizo mención al maravilloso desafío que nos presenta el bicentenario de la nación argentina, tanto más en Pilar, conocida como la "Cuna del Federalismo Argentino" porque el 23 de febrero de 1820, en la primitiva capilla de la "Virgen del Pilar", se firmó el tratado que puso fin a la guerra entre las provincias de Entre Ríos y Santa Fé contra Buenos Aires, y que, de hecho, siendo uno de los pactos preexistentes de la constitución de 1853, instaló las bases de esta última. Señaló también que en el federalismo se aplica, en cierto sentido, el principio de la subsidiariedad de la Doctrina social de la Iglesia, pues en la organización multijurisdiccional del estado, se da el ámbito de la protección y conservación de las atribuciones locales para promover su propio potencial.

A continuación se refirió a la patria como don y la nación como tarea, recordando la Declaración de la 155º Comisión Permanente del la Conferencia Episcopal Argentina y la necesidad de una actitud de grandeza y de magnanimidad, así como de calidad institucional, en todos los órdenes, con un sentido de subsidiariedad y de amistad social que favorezca el desarrollo integral, en particular de los más pobres y abandonados.

Al momento de hacer referencia al momento de privilegiar la sanción de leyes que respondan a las necesidades reales de nuestro pueblo, recordó que una sociedad se compone de familias, y que éstas son las células básicas de aquélla, mencionado que el Concilio Vaticano II (en la constitución Gaudium et spes, n. 52) señala que la familia nacida del matrimonio entre un hombre y una mujer es «la escuela de humanidad más rica», y que esta cualidad de humanidad esclarece su misterio a la luz del misterio del Verbo Encarnado.

Concluyó con un vivo llamamiento al cumpliento de los deberes de cada uno, con dedicación, con alegría, “cargando la nación al hombro” para seguir adelante como un verdadero desafío del Tercer milenio. “Es una deuda”, dijo, “para con las generaciones futuras”.

domingo, 23 de mayo de 2010

SOLEMNIDAD DE PENTECOSTÉS MENSAJE DEL OBISPO

Queridos hermanos y hermanas condiocesanos, me dirijo a todos ustedes, y me permitirán que, ante la cercanía de la Clausura del Año Sacerdotal, lo haga hoy, de un modo especial, también, a los sacerdotes, con una oración muy fraterna y paterna por la renovación interior de su ministerio.

Pentecostés, Giovan Battista de Rossi

PRIMIGENIA FUENTE MISIONAL

En estas vísperas de la solemnidad, esperamos con apertura de corazón el gran misterio de un renovado Pentecostés, en el “recogimiento en la oración, a ejemplo de los Apóstoles junto a la Virgen María, para pedir la efusión del Espíritu Santo”[1]. Se trata de esa “efusión” que es fuente misional, primigenia, ardorosa, fortaleciente, enviante, en y desde el Amor personal del Padre y el Hijo. Lo es para toda la Iglesia, Pueblo de Dios, pero les pido hoy que lo tengan especialmente en cuenta los sacerdotes, ante la cercana clausura del Año Sacerdotal. Pentecostés es envío fortalecedor para el testimonio supremo: "Tendrán la fuerza del Espíritu Santo que descenderá sobre ustedes, y serán mis testigos… hasta los confines del orbe" [Hch 1,8].

El pasado domingo hemos celebrado el retorno de Jesús al Padre, en su gloriosa Ascensión, y ya en estas vísperas, y en la solemnidad misma, Jesús Resucitado nos abre renovadamente el camino a la vida eterna y nos llama a la unidad, en la cual “formamos el Cuerpo de Cristo”, unidad hecha por la eucaristía. Así, San Agustín enseñaba a sus catecúmenos: "Cuando ustedes recibirán la comunión, se les dirá: el Cuerpo de Cristo, y ustedes responderán: Amén. Pero ustedes mismos deben formar el Cuerpo de Cristo. Es, pues, el misterio de ustedes mismos lo que van a recibir”[2]. Porque dice San Pablo: “Puesto que hay un solo pan, nosotros, aún siendo muchos, somos un solo cuerpo: todos participamos del único pan” [1Cor 10,16-17].

La Virgen María nos ayudará a vivir con apertura al misterio divino esta Fiesta, Ella, la Mujer plena, la llena de Gracia, que es, en este sentido (como la llama el Concilio Vaticano II), “sacrarium Spiritus Sancti”[3], sagrario del Espíritu. Saben ustedes que he visto, con inmensa alegría, en diversas parroquias de nuestra diócesis, la adoración perpetua, o la adoración del Santísimo no ya sólo los jueves, sino en distintos días de la semana, con familias, con jóvenes, con personas que se reencuentran con Dios, que son sanados interiormente, que recobran la salud del alma, las ganas de vivir, las fuerzas para ser felices y dar testimonio del Señor. ¿Cómo no pedir los dones del Espíritu, y la intercesión de María, para que ese ejemplo se propague, para recibir todos de esa fuente de gracia?.

Sí, queremos vivir en el Amor, deponer mezquindades, odios, donde los hubiere, y miedos. Queremos celebrar con un solo corazón, juntos, la fiesta de Pentecostés, tan originante, tan fontal, que fue llamada por el Papa Pablo VI, “fuente de toda otra fiesta cristiana”[4]. Es Dios el que obra en nosotros. El Santo Espíritu de Dios, "el Único Protagonista de la evangelización, la Persona obrante por excelencia de ella"[5], tanto así que en libro de los Hechos de los Apóstoles se deja de manifiesto que es el Espíritu Santo el que guía la obra evangelizadora (Cf Hch 2, 4; 4, 8; 6, 3; 8, 29; 10, 19; 13, 2, 9; 16, 7; 19, 21; 20, 28).

El Espíritu anima a la Iglesia, en su visible y jerárquica estructura, y hace que, en la eucaristía, nos unamos a Cristo y a todos y cada uno de quienes están unidos con Él. Vemos aquí el sentido de plenitud, o “totalidad” que nos da el Espíritu, pues esa unión ya lo es “todo”, más que todo el universo, como también lo afirmaba con su magnífica pluma San Agustín: “Chorus Christi iam totus mundus est”[6], el coro de Cristo, la unión de los cristianos (y no menos, de los sacerdotes), ya es, en sí, “el mundo entero”. Cuánto podríamos aprender de esto, en tiempos de mucho “vacío existencial” y de vaciante individualismo.

LAS LENGUAS DE FUEGO QUE DESCIENDEN

¿Qué efecto obran en nosotros las lenguas de fuego que, también hoy, misteriosamente, recibimos?. Las lenguas de fuego no queman, no destruyen, sino que iluminan e impulsan: “(…) el Espíritu Santo ilumina el corazón humano y, al revelar a Cristo crucificado y resucitado, indica el camino para llegar a ser más semejantes a él, o sea, ser "expresión e instrumento del amor que proviene de él" (Deus caritas est, 33)”[7].

Las lenguas de fuego nos iluminan para una vida vivida en la «verdad entera». La plenitud del Espíritu llena a los apóstoles con el don de la esperanza, del coraje, de la “parresía”, de la confianza en Jesús, “el Señor” (Cf 1Cor 12,3). Promediando el Año Sacerdotal convocado por el Santo Padre, pidamos los Pastores la fuerza para exclamar, en la vivencialidad y las circunstancias diarias, «Abbà, ¡Padre!» (Gal 4,7). Que en tiempos en que nuestra sociedad contemporánea necesita de testimonio, con sacrificio, que el Espíritu nos sugiera que debemos decir “ante los magistrados y las autoridades” (Cf Lc 12,12), que nos dé sabiduría (Cf Hch 6,10) nos guíe en nuestras decisiones (Cf Hch 15,18). Que el Espíritu renueve en nosotros la humildad y la entrega para ejercer la misión de Cristo en la remisión de los pecados (Cf Jn 20,23) y en el llevar a todos, sin excepción, sin acepción de personas, la buena nueva del inextinguible amor, la Misericordia divina a la humanidad entera (Cf Mc 16,20).

UNIDOS CON MARÍA, MADRE DE LA IGLESIA

No podríamos perseverar en esta vida sin la intercesión de María, la Madre de Jesús y Madre de la Iglesia, presente en el Cenáculo de Pentecostés, y en cierto sentido presidiéndolo, como Madre, con los Apóstoles presididos por Pedro. Ella es esa criatura que el Concilio llama “quasi a Spiritu Sancto plasmatam novamque creaturam formatam”[8], como plasmada por el Espíritu y hecha por Él una nueva criatura, porque fue el Espíritu Santo quien como una nube la cubrió (Cf Lc 1,28.35) para hacerla Madre de Dios. Ella, exenta del pecado y en verdad Mujer libre, fue obediente, humilde, Mujer de la escucha y de la aceptación a la voluntad divina, por eso Dios, que le confirió su gran misión, la quiso también en el Cenáculo, para perseverar en la oración, y ayudar a los Apóstoles a perseverar, y confortarlos con su presencia, para disponerse a recibir el Don del Espíritu (Cf Hch 1,14).

Por eso, en las imágenes de Pentecostés, la primera obediente a Cristo, María, está en el centro del Cenáculo, bajo el Espíritu, en medio de los Doce, por encima de toda otra criatura, sobre el cosmos, sobre el universo. Que nos ayude, que nos sostenga, que nos proteja, nos libre de toda insidia y de todo mal, y haga brillar la luz que de Dios ha recibido, como Estrella de la Evangelización.

+Oscar Sarlinga

Sábado 22 de mayo de 2010, Vísperas de Pentecostés

Notas:
[1] BENEDICTO XVI, Alocución con ocasión del rezo del «Regina Caeli», CIUDAD DEL VATICANO, domingo, 20 mayo 2007.
[2] SAN AGUSTÍN, Sermo 272.
[3] CONCILIO ECUMÉNICO VATICANO II, Const. dogm. Lumen gentium, n 53.
[4] PABLO VI, “Festività di Pentecoste”. Omelia del Sommo Pontífice Paolo VI, domingo 17 de mayo 1964, Città del Vaticano.
[5] Cf PABLO VI, Exh. apost. Evangelii nuntiandi, 75; Cf. también JUAN PABLO II, Enc. Redemptoris missio, 24).
[6] SAN AGUSTÍN, In Ps. 149, 7. P L. 37, 1953.
[7] BENEDICTO XVI, Homilía durante la Solemnidad de Pentecostés, 2006, Plaza de San Pedro, Ciudad del Vaticano, Domingo 4 de junio de 2006.
[8] CONCILIO ECUMÉNICO VATICANO II, Const. dogm. Lumen gentium, n 56.

sábado, 22 de mayo de 2010

PALABRAS DEL OBISPO SOBRE EL FORO REGIONAL DE DESARROLLO SUSTENTABLE

No podemos menos que alegrarnos de la realización de un “Foro” de desarrollo sustentable en nuestra región. Es un “Foro” como “espacio de reflexión, escucha e interacción” de personas e instituciones. En nuestra sociedad hace mucha falta el diálogo, la escucha (personal e interinstitucional), el adquirir una mirada “prospectiva” que apunte “más allá” en el trazado de líneas de acción que produzcan y cimienten el bien común.

“Desarrollo es el nuevo nombre de la paz” dijo en una oportunidad el Papa Pablo VI. Muy recientemente, con su encíclica “Caritas in veritate” el Papa Benedicto XVI ha relanzado la reflexión universal sobre el “desarrollo integral”, el de “todo el ser humano” y “todos los seres humanos”. Con ese ánimo queremos un Foro que ayude a crecer en el desarrollo integral, en la ciencia, en la educación, en el espíritu, en los valores trascendentes. Un “paso” da lugar a otro paso, y a muchos pasos. Ojalá aporte al desarrollo integrativo de nuestra región.

+Oscar Sarlinga

viernes, 21 de mayo de 2010

PREPARÉMONOS COMO DIÓCESIS PARA LA PRÓXIMA COLECTA ANUAL DE 'CÁRITAS ARGENTINA'

PREPARÉMONOS CON ESPÍRITU DE FE A LA PRÓXMA COLECTA DE CARITAS, que será en JUNIO

Queridos hermanos:

El vice-presidente de la Caritas diocesana, mons. Ariel Pérez, ha hecho una carta con profundo sentido humano y evangélico (que les suplico lean con atención), pidiendo que vayamos preparándonos todos para la próxima colecta de "Caritas nacional", que en año bicentenario de nuestra patria tiene el lema: "Construyamos juntos una patria sin excluidos". La exclusión, tanto más cuando se encuentra de algún modo anquilosada en una sociedad, es generadora de mayores pobrezas, desentendimientos y rupturas. Valoremos todo cuanto se ha hecho, pongamos el hombro a trabajar, cada uno según su vocación y elección, para construir una sociedad mejor, y crezcamos en la dedicación al desarrollo integral, al que nos ha llamado Benedicto XVI en "Caritas in veritate".

Sabemos todos que la acción de Caritas es eclesial, y más que un asistencialismo sin raíces, lo que en realidad pone en obra es asistencia en los diversos órdenes (donde es necesaria) y promoción humana integral, desarrollo. Son muchos los proyectos de promoción humana, en una cultura del trabajo, en escuelas y talleres de artes y oficios (como la "Escuela de artes y oficios de la Isla", de nuestra diócesis, entre numerosas otras), en apoyo escolar, en emprendimientos de educación popular, sin descuidar, en la integralidad de la promoción, lo que pudiera también necesitarse para proyectos de carácter más directamente pastoral (pues evangelización, humanización y promoción humana van unidas). Les pido que NOS PREPAREMOS de verdad, también espiritualmente, a COMPARTIR, desde la fe, desde un sentido del ser humano y desde una concepción de nuestra direccionalidad como cristianos: a dónde queremos ir; qué sociedad queremos ayudar a construir, qué humanismo cristiano integral y solidario queremos contribuir a realizar, que sea digno del Amor de Dios nuestro Padre y de nosotros como imagen de Dios. Los más pobres no pueden esperar.

Nuestra Diócesis recaudó en el año 2008 la suma de $ 209.588,81 y en el año 2009 la suma de $ 236.520, 62. Se ha ingresado todo, se lleva cuentas en la contabilidad de Caritas diocesana, de todo. Se tiene cuenta de todos y cada uno de los proyectos para los más pobres que, en la fase diocesana, se han beneficiado de la generosidad de los fieles. Es un tema de conciencia; los exhorto de corazón. Los exhortaré también en los próximos foros de desarrollo a realizarse.
Ojalá nos preparemos con conciencia a esta expresión de la CARITAS CRISTIANA.

+Oscar


CONSTRUYAMOS JUNTOS UNA PATRIA SIN EXCLUIDOS.

12 y 13 de Junio – Colecta Anual de Cáritas

Tu aporte es necesario.

Hacia la Colecta Anual

¡Faltan 25 días!

QUERIDOS HERMANOS Y AMIGOS:

Una vez más, la Diócesis de Zárate Campana se prepara para la Colecta Anual de Cáritas, en un año tan particular como lo es el del Bicentenario de nuestra Patria.

Sin ninguna duda, el lema elegido, nos propone y nos desafía, en consonancia con el sentir de nuestros Pastores los Obispos, a asumir la exclusión de tantos hermanos, que en " la Patria bendita del pan", no han sido invitados a sentarse en la mesa.

La Colecta de Cáritas, es siempre una oportunidad, no solo de recaudar, sino de crear conciencia de que la Iglesia toda es la Caridad de Cristo, que se pone a caminar junto a cada hermano para ayudarle a encontrar el sentido del por qué y para qué vivir.

La invitación también abarca a aquellas personas que no comparten nuestra fe y para los no creyentes, que están convencidos que se puede construir algo nuevo y para todos, trabajando juntos y unidos. Es la oportunidad de saber que puedo hacer el bien, un bien eficaz que llega al otro, que promueve a la persona humana.

Que todas las comunidades parroquiales de la Diócesis , que todas y cada una de las instituciones, puedan trabajar en esta tarea indelegable de la Caridad por los hermanos más pobres, sabiendo que el festejo del bicentenario no será pleno hasta que hayamos logrado que todos estemos sentados en la Mesa de la Inclusión.

Los bendigo de todo corazón en la Caridad de Jesucristo, Señor de la Historia.

Mons. Ariel Pérez – Vicepresidente de Cáritas Diocesana




1810/1816 – 2010/2016 – Por un Bicentenario con Justicia y Solidaridad

miércoles, 19 de mayo de 2010

CONFIRMACIONES EN LA DIÓCESIS

PROSIGUEN LAS TANDAS DE CONFIRMACIONES EN NUESTRA DIÓCESIS DE ZÁRATE-CAMPANA

El día 13 de mayo el Sr. Obispo administró el sacramento de la confirmación a jóvenes en la capilla de Santa Teresita (parroquia de Manuel Alberti), a las 19, habiendo concelebrado con el mismo, el cura párroco mons. Tomás Llorente Martínez y el P. Aleixandre (de los Sodalicios de vida cristiana). En la misma capilla fue confirmada otra tanda de jóvenes, el viernes 14 a las 19, habiendo administrado dicho sacramento, como delegado del Sr. Obispo, el cura párroco y vicario, mons. Tomás Llorente Martínez.

El sábado 15 por la tarde, en la Solemnidad de la Ascensión del Señor, el Sr. Obispo confirmó a un numeroso grupo de jóvenes provenientes del colegio "Los Robles" en el auditodio de la Universidad del Salvador (partido de Pilar) en la jurisdicción de la parroquia de Nuestra Señora del Pilar, habiendo concelebrado, entre otros sacerdotes, el P. Guillermo Striebeck (de la Sociedad de San Juan), responsable de la atención pastoral de dicho establecimiento educativo.

El jueves 20 de mayo mons. Tomás Llorente confirmará a otro grupo de jóvenes en la misma capilla de Santa Teresita, y el día 21 S.E. Mons. Oscar Sarlinga hará lo propio, también en la misma capilla de Santa Teresita, que forma parte de los centros de culto y pastorales de la abarcativa jurisdicción pastoral de Manuel Alberti (partido de Pilar).

LA CONFIRMACIÓN ES MUY IMPORTANTE EN LA VIDA CRISTIANA Y ASÍ LO RECONOCE NUESTRO PLAN PASTORAL

El sacramento de la Confirmación es uno de los tres sacramentos de iniciación cristiana. La misma palabra, Confirmación que significa afirmar o consolidar, nos dice mucho.

En este sacramento se fortalece y se completa la obra del Bautismo. Por este sacramento, el bautizado se fortalece con el don del Espíritu Santo. Se logra un arraigo más profundo a la filiación divina, se une más íntimamente con la Iglesia, fortaleciéndose para ser testigo de Jesucristo, de palabra y obra. Por él es capaz de defender su fe y de transmitirla. A partir de la Confirmación nos convertimos en cristianos maduros y podremos llevar una vida cristiana más perfecta, más activa. Es el sacramento de la madurez cristiana y que nos hace capaces de ser testigos de Cristo.

El día de Pentecostés – cuando se funda la Iglesia – los apóstoles y discípulos se encontraban reunidos junto a la Virgen. Estaban temerosos, no entendían lo que había pasado – creyendo que todo había sido en balde - se encontraban tristes. De repente, descendió el Espíritu Santo sobre ellos –quedaron transformados - y a partir de ese momento entendieron todo lo que había sucedido, dejaron de tener miedo, se lanzaron a predicar y a bautizar. La Confirmación es “nuestro Pentecostés personal”. El Espíritu Santo está actuando continuamente sobre la Iglesia de modos muy diversos. La Confirmación – al descender el Espíritu Santo sobre nosotros - es una de las formas en que Él se hace presente al Pueblo de Dios.


Además, los próximos turnos de confirmaciones serán los siguientes:

Sábado 22 de mayo, por la tarde, en las VÍSPERAS DE PENTECOSTÉS:

18.30: Confirmaciones en Nuestra Señora de Luján, de Baradero. Confirma Mons. Edgardo Galuppo.
19.00: Confirmaciones en Capilla del Señor (Exaltación de la Cruz). Confirma S.E. Mons. Oscar Sarlinga.
19.00: Confirmaciones en Ntra. Sra. del Carmen (Zárate). Confirma Mons. Santiago Herrera.

Domingo 23, en la SOLEMNIDAD DE PENTECOSTÉS

11.00. Confirmaciones en Ntra. Sra. de las Gracias (Pilar). Confirma S.E. Mons. Oscar Sarlinga.

lunes, 17 de mayo de 2010

MENSAJE DEL OBISPO EN LA JORNADA MUNDIAL DE LAS COMUNICACIONES SOCIALES

Celebramos la Ascensión del Señor. Como los apóstoles y discípulos, nos admiramos hoy también nosotros:
"Lo vieron levantarse, hasta que una nube se lo quitó de la vista"
(Hechos 1,10).

Tenemos la ocasión una vez más de celebrar la Jornada mundial de las Comunicaciones sociales, instituida por el Concilio Ecuménico Vaticano II[1] y que tantos beneficios ha traído en la toma de conciencia y actualización sobre este campo tan vasto de la pastoral. Este año el Santo Padre Benedicto XVI nos ha propuesto el tema – “El sacerdote y la pastoral en el mundo digital: los nuevos medios al servicio de la Palabra” –, lo cual se inserta felizmente en el camino del Año Sacerdotal, y “pone en primer plano la reflexión sobre un ámbito pastoral vasto y delicado como el de la comunicación y del mundo digital, en el cual son ofrecidos al sacerdote nuevas posibilidades de ejercitar el propio servicio a la Palabra y de la Palabra”[2]


¿En qué estado del mundo nos toca ejercitar ese servicio?. Todos los fieles, sacerdotes, religiosos, religiosas, laicos, familias, nos movemos en un mundo concreto, “maravilloso y dramático”. Por las maravillas que vivimos, demos gracias al Señor y sepamos aprovecharlas para bien de todos. En nuestros ámbitos se dan, sin embargo, muchas modernas “esclavitudes”; esclavitudes que pueden serlo de la mentira, la ambición desmedida, la celotipia –no pocas veces cuasi enfermiza y ocasionadora de rencor-, el egoísmo, el arribismo (aunque aparezca de modo camuflado) y de una anclada actitud excluyente respecto de los demás, y esto dicho por no hablar aquí de otras “esclavitudes”, porque no se trata de agotar dicho género en estas letras. Es verdad, nadie está exento “de por sí” de todo lo anterior: el que está de pie, que cuide de no caer. Y dado que de las actitudes de fondo que tenga el corazón humano ante los valores trascendentes, dependerá cómo sean signadas sus acciones, no menos lo será todo lo que respecta a nuestra actitud, humana, valorativa, pastoral, frente a los medios de comunicación, en tanto son éstos, oportunidad de “servicio a la Palabra”.

En el orden diocesano, la mayor o menor pobreza comparativa de nuestros medios materiales en el orden comunicacional y tecnológico, por lo menos en el caso de tantos católicos (entre quienes nos encontramos) no nos ha de arredrar, echar atrás, en el uso bienhechor de lo poco con lo que contamos, y tampoco nos ha de arredrar en valorar a medios que en sí no son católicos pero que tienen recta intención, dentro de sus reales posibilidades transmiten muchos valores y virtudes, y hacen un esfuerzo por dar participación.

En síntesis: ¿con qué contamos? (en la diócesis). Si de daciones o contribuciones a tales fines hablamos, prácticamente con un número insignificativo, a no ser que se trate de contribuciones específicas para tal o cual difusión o publicación. Tampoco disponemos de una acción muy coordinada, y esto pese a los grandes esfuerzos puestos, y sobre todo, pese a la gran potencialidad que la diócesis tendría, por sus características sociales. Mucho se ha hecho, es cierto, y eso es “mucho”.

Contamos, sí, con un voluntariado extraordinario (entre los cuales jóvenes, por ejemplo, entre otros), y en lo que a instrumentos mediáticos se refiere, con algunas radios (dentro de cuya programación se encuentran estupendas reflexiones, humanísticas y de auténtica espiritualidad, y espacios de grupos de jóvenes, de misioneros, de personas dedicadas a la caridad social), la página-web diocesana (de alentadora consulta diaria, sin publicidad paga alguna), el boletín diocesano digital o infodiócesis (el cual tiene mayor participación de parte de las delegaciones, las parroquias, los grupos apostólicos, asociaciones y movimientos, y al que leen algunos miles de personas), algunos otros medios digitales (como el ámbito de la “bloguística” de orientación católica, o páginas parroquiales), algunos boletines parroquiales (impresos y digitalizados), las comunicaciones de Caritas u otros grupos, como los de un par de fundaciones católicas, de algunas asociaciones y movimientos, más alguna participación que nos ofrecen en medios privados, estos sí, más masivos (televisivos, radiales, impresos y digitales) que por buena voluntad de quienes los dirigen o programan, o, juntamente, por real interés en nuestros temas y su irradiación social, nos abren un espacio para que se manifieste allí nuestra misión, por lo menos hasta donde alcanzamos con nuestro esfuerzo y voluntariado. Gracias también a ellos, el Señor sabe bien quiénes son, en este día, en esta Jornada de las comunicaciones.

Ésos, hermanos y hermanas de esta querida diócesis, son los medios de los que disponemos; de “masivos” propiamente no tienen demasiado, pero sí de entrega generosa al pueblo fiel. En la humildad, vivida bien, hay siempre una fortaleza. Pues, fijémonos: la irradiación es “mayor”, mucho mayor, proporcionalmente hablando, respecto de nuestras posibilidades materiales. ¡Cómo se manifiesta la Gracia, incluso en la acción y llegada de nuestros medios de comunicación, de la transmisión de la imagen, la palabra, el contenido!. Y bien, ¡cuánto más lo sería si pusiéramos, cual colaboración a la Gracia, más ánimo y trabajáramos de modo todavía más armónico y con deseo auténtico de compartir, de trabajar de conjunto!. ¡Cuánto más efecto tendrían si nosotros mismos, sacerdotes, religiosos, religiosas, laicos y laicas agentes de evangelización, valoráramos más tanto esforzado trabajo y tanta dedicación de hermanos y hermanas que ponen parte de su psiquismo, de su ánimo, de su tiempo e incluso de su salud –sí, incluso de su salud y de sus horas de descanso y de sueño- en esta entrega generosa!. Claro está, para ver esto en lo profundo, hay que vivirlo desde la espiritualidad, y, no menor, desde la “obediencia”, pues "(…) no será obediente al mandato de Cristo quien no usa convenientemente de las posibilidades ofrecidas por estos instrumentos, para extender mejor y al mayor número de personas el radio de difusión del Evangelio"[3].

Creo que, como motivación de fondo, para utilizar en serio los instrumentos de comunicación social con un fin evangelizador (y auténticamente humanizador), más que banal, autopropalador o semi-clánico, lisa y llanamente hay abrirse a la “conversión pastoral” (a que nos llama el Documento de Aparecida), embeberse de la Palabra de Dios, dejar de lado protagonismos fatuos (“fatuos”, digo, porque personas concretas son las que tienen que protagonizar las acciones en concreto, es obvio), y dejar obrar en nosotros al Espíritu divino, “único Protagonista de la Evangelización”, como lo llamara la Evangelii nuntiandi. Todo ello con un gran amor a la Iglesia, que es el Cuerpo de Cristo, con fidelidad y espíritu de fe, sin esperar recompensas mundanas (antes bien lo contrario, preparándonos a no poca crítica), poniendo, en fin, nuestros dones (para algo Dios nos los confió) “al servicio” de “la Causa”, y esto con alegría. Con amor al género humano, con prospección esperanzadora, que incluye lo genuinamente ecuménico, y el diálogo entre las culturas, entre las religiones. Nada tenemos que no hayamos recibido. El comunicador católico ha de dejarse iluminar por la luz de la fe, la cual, ella sola, puede ofrecer la plena intelección de los acontecimientos, con la fuerza transformadora, amorosa, a la cual impulsa la verdad[4]. Ésa es la Causa.

En la Jornada mundial, es el caso de recordar hoy que nuestra misión es entregarnos al Amor de los Amores, para conseguir la Verdad más perfecta, que consiste en seguir a Cristo, Él, que es "camino, verdad y vida" (Jn 14, 6), y lo es también, de modo misterioso, para aquellos hermanos y hermanas de nuestra humanidad que no lo conocen. Él, Cristo, es el Hijo de Dios, venido para "dar testimonio de la verdad", (Jn 18, 37) y de tal modo asegurarnos de que sólo la verdad nos liberará (cf Jn 8, 31-36) de toda esclavitud (cf Gal 5, 1).

Con ese espíritu, esta Jornada en la cual el Santo Padre ha querido hacer referencia al papel del sacerdote en los medios, podrá servirnos para renovar nuestro compromiso a estar en medio de las realidades humanas de cada día, convencidos testigos de las verdades en las que creemos, para cuya transmisión (habida cuenta de la metodología de cada medio) los actuales instrumentos de comunicación social son como nuevas grandes vías abiertas a los cristianos para su cometido de testimonio y de servicio, que lo es, en el fondo, a “la Palabra substancial”, la que Dios dice de Sí, esto es, Su Verbo, la Palabra definitiva que Dios dice sobre el ser humano, y que le ofrece salvación continuamente, a través de las mil vicisitudes de la crónica cotidiana, en la historia de los siglos. ¡Qué don que es, entonces, el comunicar!.

A los pastores, a los sacerdotes, a los religiosos, a los laicos que se dedican al servicio de los hermanos a través de los instrumentos de la comunicación social, contribuyendo así a guiarlos al encuentro con "la verdadera luz que ilumina a todo hombre" (Jn 1, 9), vaya nuestra oración, y toda la gratitud del corazón, por la efusión del Amor de Cristo que allí derraman. Necesitamos “efusión”. "Si de verdad la Iglesia –decía el recordado Papa Pablo VI en su primera encíclica, Ecclesiam suam- tiene conciencia de lo que el Señor quiera que ella sea, surge en ella una singular plenitud y una necesidad de efusión, con clara advertencia de una misión que la trasciende, de un anuncio para difundir"[5]. Que nos mueva el Amor, y no otra cosa, el “Amor de los Amores”, el Señor.

La Virgen Madre, Estrella de la Evangelización, nos guíe en el comunicar.

+Oscar Sarlinga

En la Solemnidad de la Ascensión del Señor, del año 2010.



Notas:

[1] CONCILIO ECUMÉNICO VATICANO II, Decr. Inter mirifica, n.18.

[2] Benedicto XVI, Messaggio del Santo Padre per la XLIV Giornata mondiale delle comunicazioni sociali, “Il sacerdote e la pastorale nel mondo digitale: i nuovi media al servizio della Parola”[Domenica, 16 maggio 2010].

[3] PONTIFICIO CONSEJO DE LAS COMUNICACIONES SOCIALES, Doc. Communio et progressio, n. 126.

[4] Cf Pablo VI, Messaggio del Santo Padre per la VI Giornata mondiale delle comunicazioni sociali "Le comunicazioni sociali a servizio della verità", 1972, n. 2.

[5] Pablo VI, Enc. Ecclesiam suam, en: AAS, 56, 1964, P. 639

jueves, 13 de mayo de 2010

CONVOCACIÓN AL Ier. FORO REGIONAL DE DESARROLLO SUSTENTABLE

FUENTE: EL DEBATE (Zárate)

Se realiza el 27 de mayo
Monseñor Sarlinga llamó a participar en la jornada de gestión sustentable
2010-05-13
El Obispo de la Diócesis de Zárate-Campana, Monseñor Oscar Sarlinga destacó que “tiene la finalidad de integrarnos como distintos organismos, y apunta a un tema esencial que es el de la responsabilidad de carácter social”.
N1_34370-1
N1_34370-2
La mesa que presidió ayer la convocatoria destinada a participar de la jornada que se llevará a cabo el próximo 27 de mayo.

En el marco de la organización del Primer Foro Regional de Gestión Integral Sustentable, las instituciones organizadoras convocaron a participar de la instancia de debate que se abrirá en torno al desarrollo sustentable y la educación, en la jornada que se llevará a cabo el próximo 27 de mayo en el Hotel Sofitel en Los Cardales.

Importantes presencias:
La jornada contará con la disertación del ministro de Educación de la Provincia de Buenos Aires, Lic. Mario Oporto y del presidente de la Comisión de Pastoral Social, de la Conferencia Episcopal Argentina, Monseñor Jorge Casaretto y se espera la participación de alumnos de tercero polimodal o su equivalente, especialmente invitados para sumarlos a la reflexión del tema propuesto.
El foro es una iniciativa del Obispado Zárate-Campana y de las Uniones Industriales de Zára-te y de Campana, y su principal objetivo es abrir un espacio de debate e iniciar una tarea de integración entre los sectores de la comunidad para discutir temas vinculados al desarrollo y la incidencia en la sociedad local.

Institucionalidad:
Ayer, al referirse a los fundamentos del Foro de Gestión Integral Sustentable, el Obispo de la Diócesis Zárate-Campana, Monseñor Oscar Sarlinga destacó “el sentido de interinstitucionalidad” de la actividad que representa un espacio abierto de reflexión. “Tiene la finalidad de integrarnos como distintos organismos, y apunta a un tema esencial que es el de la responsabilidad de carácter social y el desarrollo sustentable, que no sea hecho por tiempos, sino en forma integral, -dijo el Obispo-. Que tengan una sustentabilidad para generar progreso”.
En ese sentido, destacó los ejes de esta discusión, la educación y la promoción humana integral, y señaló la importancia de la presencia de los invitados para disertar en cada uno de los ejes, el ministro de Educación Mario Oporto y Obispo Casaretto.
“Queremos que sea un eje fundamental la discusión sobre el desarrollo sustentable y la educación”, dijo Monseñor Sarlinga para agregar: “este es un aporte para la sociedad de hoy y nos une como región, va trazando puentes y nos une como comunidad que somos”.

Participación:
Sobre el tema, el presidente de la Unión Industrial de Zárate, Eduardo Campos, destacó la instancia de participación y el trabajo integrado de los distintos sectores en la organización, remarcando que los trabajos que se presenten en torno al tema de debate propuesto serán estudiados y se buscará una forma de premiarlos.
También se precisó que la convocatoria lanzada para participar en el foro ha tenido una excelente respuesta, y el presidente de la Unión Industrial de Campana, Juan Sajnin señaló que es probable que después de este primer encuentro, en el futuro los programas deberán extenderse en dos o tres días para contemplar todas las inquietudes que surgen como necesidad para el debate integral.
Finalmente, se señaló al foro como una ofrenda que se realiza al Bicentenario de la Revolución de Mayo. “Es una integración y una forma de seguir poniendo pilares en la educación y el desarrollo en una fecha tan significativa para la Argentina”, consideró el Obispo Sarlinga.

Inscripción:
Las solicitudes de inscripción para el foro deberán realizarse, en el caso de los establecimientos educativos, en las sedes de las secretarías parroquiales, en Justa Lima 77, en el caso de la Parroquia Del Carmen, en Zárate, y en Rivadavia 400, en la Catedral Santa Florentina de Campana.
Hasta el jueves 20 de mayo se podrá realizar la presentación de proyectos para el reconocimiento de ciudadanía responsable que proponen realizar los organizadores.

Por qué sostenible:
El ámbito del desarrollo sostenible puede dividirse conceptualmente en tres partes: ambiental, económica y social. Se considera el aspecto social por la relación entre el bienestar social con el medio ambiente y la bonanza económica. El triple resultado es un conjunto de indicadores de desempeño de una organización en las tres áreas. Deben satisfacerse las necesidades de la sociedad como alimentación, ropa, vivienda y trabajo, pues si la pobreza es habitual, el mundo estará encaminado a catástrofes de varios tipos. El desarrollo y el bienestar social, están limitados por el nivel tecnológico, los recursos del medio ambiente y la capacidad del ambiente para absorber los efectos de la actividad humana. Se plantea la posibilidad de mejorar la tecnología y la organización social para que el ambiente pueda recuperarse al mismo ritmo que es afectado por la actividad humana.

domingo, 9 de mayo de 2010

MONS. OSCAR SARLINGA CELEBRÓ LA SOLEMNIDAD DE LA VIRGEN DE LUJÁN, EL 8 DE MAYO, EN ZELAYA (PARTIDO DE PILAR).

En la diócesis de Zárate-Campana, se tuvieron distintas celebraciones en la ciudad de Campana (presididas por Mons. Edgardo Galuppo), en Belén de Escobar, en Zárate, en Pilar (Centro), en Presidente Derqui, en Exaltación de la Cruz y en Baradero. En todas partes se realizó el gesto del encendimiento de las velas a las 15, en consonancia con el pedido que hiciera el DePLAI (Departamento de laicos) por los actos en la Basílica de Luján.

EN ZELAYA (tierras donde según las investigaciones históricas se produjo el milagro del detenimiento de la carreta que transportaba a la imagen de la Virgen de Luján)

La parroquia de Nuestra Señora de Luján y San José Obrero, del pueblo de Zelaya (partido de Pilar) tuvo varios días de actos de preparación del 8 de mayo y los primeros festejos del Bicentenario, desde el 1ro. de mayo (San José Obrero, con ocasión de las celebraciones cívico-religiosas, con la presencia de las autoridades municipales, delegaciones y entidades intermedias) y el día 8 de mayo, cuando la festividad comenzó a las 10, y prosiguió hasta la misa, que el Obispo presidió a las 19, y en la cual concelebraron Mons. Edgardo Galuppo, Mons. Santiago Herrera, Mons. Marcelo Monteagudo y el Pbro. Ariel Penin. La celebración eucarística fue transmitida por la FM "Santa María" de Matheu (partido de Escobar) y por Es.pi.ar (Escobar-Pilar-Argentina), quien la transmitió via Internet (Justin.tv). El día 8 hubo distintos actos culturales y religiosos (incluido una serie de paneles que representaban los distintos "dogmas marianos", suelta de palomas y diversos otros actos, que incluyeron el encendimiento de las velas a las 15, en consonancia con la invitación del DePLAI, y la misa que fue celebrada en la Basílica de Luján).

Nuestro Obispo Monseñor Oscar Sarlinga asistió especialmente este sábado a la misa patronal de la parroquia de Nuestra Señora de Luján y San José Obrero, en Zelaya, puesto que, para adherir a las celebraciones en Luján, este año no se convocó a la ya tradicional participación diocesana en una de las ciudades de Zárate-Campana, con motivo de la Fiestas patronales de la Virgen de Luján, que lo son también de la diócesis y de nuestra patria. Se tuvo una especial unión a los fieles diocesanos y de las diócesis de la región metropolitana de Buenos Aires que se congregaron en Luján. La parroquia de Zelaya es reciente, si bien la atención pastoral del lugar es antigua. El Obispo erigió la nueva parroquia Nuestra Señora de Luján y San José Obrero, en lesta localidad del partido de Pilar a fines del Año Paulino Jubilar, habiendo sido su primer pastor propio el Pbro. Ariel Penin.

La nueva parroquia lleva el título de Nuestra Señora de Luján por razones históricas, ya que se piensa que en las inmediaciones de este pueblo se halla el lugar donde se detuvo la carreta que llevaba la imagen de la Virgen María que dio origen a la advocación de Luján. En efecto, investigaciones históricas, principalmente a cargo del gran historiador de la Virgen de Luján, monseñor Juan Presas, ubican en las inmediaciones del centro de Zelaya el lugar de la detención de la carreta que traía la sagrada imagen de la Santísima Virgen, que se venera en la Basílica Nacional de Luján.

El Obispo se refirió al llamado "milagro de las carretas", pero precisió que "el corazón del Pueblo argentino" está en Luján, porque es el lugar donde se yergue la Basílica donde se encuentra la sagrada imagen de la Virgen de Luján, transportada allí en procesión, en la época, por el entonces obispo de Buenos Aires, desde los pagos de este partido de Pilar, muy probablemente desde aquí desde Zelaya, según las investigaciones históricas de Mons. Presas.
En su apreciación sobre los hechos históricos, monseñor Sarlinga remitió a las investigaciones de monseñor Presas y no hizo ninguna apreciación de valor acerca de cuál de los dos lugares cercanos que dicen ser el punto exacto de la detención de la carreta fuera el exacto en un sentido localizado, puesto que se trata de la zona. Más aún, dijo que “lo principal para la fe de nuestro pueblo no radica en el lugar exacto en que hubiera podido realizarse el hecho prodigioso, aunque destacó lo interesante y apasionante de la investigación histórica, sino en que la imagen auténtica es venerada desde siglos en el Santuario de Luján, ‘alma del pueblo argentino’, y que Ella quiso quedarse con nosotros, a través de esa ‘humilde Imagen de la Pura y Limpia Concepción’.

Luego habló de la "Pro-videncia" y "Pre-videncia" de Dios, que nos dejó ese "signo" en medio de las pampas, cuando alrededor no había más que eso, precisamente, "pampa", y que hoy día es la pujante y poblada provincia de Buenos Aires, a las puertas de la gran urbe que es la ciudad de Buenos Aires. "Ha sido una previdencia para la evangelización", dijo Mons. Sarlinga. A continuación hizo una serie de consideraciones sobre la virtud de la prudencia, y cómo ese término se usa mal o defectuosamente en nuestro lenguaje, y se refirió a ella como "la recta razón del buen obrar", en el orden personal y comunitario, y a su importancia en la inclinación social del ser humano, principalmente en la familia y en la vida cívica.

A continuación, según manifestó monseñor Sarlinga, “el haber adjuntado el nombre de la Virgen de Luján a la nueva parroquia obedece a razones pastorales, al pedido del sacerdote a cargo y de los fieles, y a la factibilidad histórica de haber estado la sagrada imagen algún tiempo en esas inmediaciones, o al menos el haber pasado por allí en su recorrido desde Buenos Aires al Norte”.

El segundo título se debe a que la nueva parroquia tendrá su sede en la que hasta ahora fue la capilla San José Obrero, que venía funcionando desde 2007 como centro pastoral dependiente de la parroquia Santa Rosa de Lima, de Villa Rosa (partido de Pilar).

La actual parroquia, la cual, como dijimos, funcionaba antes como capilla de la iglesia parroquial de Villa Rosa, tenía antes como único patrono a San José Obrero, razón por la cual conserva como una de sus fiestas patronales del 1 de mayo, puesto que tradicionalmente en el pueblo de Zelaya ese día las autoridades municipales, los centros educativos y la población en general, participan de un acto en la plaza central, comenzando con el izamiento de la bandera nacional, seguido de discursos, y luego se dirijen al templo (ahora parroquial) para la celebración de la Santa Misa, al término de la cual se hace la procesión alrededor de la misma plaza. Al mismo tiempo cuenta con la patronal del 8 de mayo, festividad de la Virgen de Luján, por lo cual se celebra una novena de festejos que incluye ambas fiestas patronales, separadas en el calendario precisamente por nueve días.

jueves, 6 de mayo de 2010

FESTIVIDADES DE LA VIRGEN DE LUJÁN Y DE S.A DE ARECO

En el BICENTENARIO (1810-1816---2010-2016), nos PREPARAMOS a las FESTIVIDADES de la VIRGEN de LUJÁN (8 de mayo) y a las del DOMINGO 30 de MAYO en SAN ANTONIO de ARECO

I. NUESTRA DIÓCESIS Y EL 8 DE MAYO

Diócesis de Zárate-Campana

Nuestra diócesis es relativamente “joven”; como sabemos, fue creada por S.S. Pablo VI en el año 1976 (razón por la cual, para las fiestas patronales del 2006 hemos celebrado su primer “treintenario”). Pese a su “juventud” no sólo cuenta con algunas de las parroquias más antiguas de la Provincia de Buenos Aires (Santiago del Baradero y San Antonio de Areco) sino que, por sobre todo, como lo hemos evaluado recientemente con el Consejo presbiteral, cuenta con notable vida apostólica, tanto por su laicado, vida religiosa, clero, Seminario.

Paulo VI besa la Roca del Primado en 1963

Es interesante notar en estudios de la época, y en mapas de la campaña bonaerense en el siglo XVIII y XIX, como dichos inmensos territorios se van poblando, y sembrando de parroquia: las mencionadas Baradero y San Antonio, y también Exaltación de la Cruz (de estas dos últimas se desprendieron los partidos de Zárate y Campana), sin olvidar a Nuestra Señora del Pilar (Pilar). Son pilares, hitos, de un bicentenario que queremos celebrar con esperanza.

San Antonio de Areco entre las parroquias bonaerenses en 1780

En el orden pastoral, ya antes de la Semana Santa, consideramos la ocasión de recordar (en las predicaciones, a través de los medios de comunicación, en las distintas reuniones de asociaciones de fieles y movimientos) a la comunidad diocesana que este año la Festividad de la Virgen de Luján (Fiesta Patronal) será celebrada en cada parroquia, y no como es la costumbre desde 2006, que ha traído muchos frutos en el orden de pastoral, como “convocación diocesana” en una de las ciudades de nuestra diócesis. Recordamos que en 2006 la celebramos, como diócesis, en Campana, en 2007 en Maquinista Savio, en 2008 en Baradero y en 2009 en Belén de Escobar. Esto lo hemos visto en razón de adherir al encuentro convocado por el DEPLai.

Imagen original de la Virgen de Luján

Por eso, el 8 de mayo, también se nos ha exhortado a participar de los actos (y de la misa) que tendrán lugar ese día en la Basílica de Luján, con el lema: “Con María, construyamos una patria para todos”. De nuestra diócesis, a dicho encuentro han comprometido su asistencia tanto jóvenes (con la Delegación de pastoral de Juventud) como miembros de asociaciones de fieles y movimientos y también sacerdotes. Todos, en las distintas parroquias, encenderemos una luz (una vela, se nos ha pedido) en distintos actos, y, por supuesto, celebraremos el día de la Virgen de Luján.

La Virgen de Luján nos llama al estado de misión permanente

II. LOS FESTEJOS DEL BICENTENARIO EN NUESTRA DIÓCESIS: la celebración del domingo 30 de mayo y la preparación a la MISIÓN JUVENIL

(El día 30 de mayo, estamos convocados a partir de las 9.00, hora en que comienza la Jornada pastoral. La misa es a las 11. Luego del almuerzo prosigue por un tiempo la Jornada pastoral).

Un enlace se presenta a nuestra mente y a nuestro corazón: la Virgen de Luján (la cual, por lo demás, es patrona de nuestra diócesis) con los festejos del Bicentenario. En la pintura de retablo de la iglesia criptal de la catedral de Santa Florentina, por sobre Santa Florentina y sus hermanos obispos, se eleva la imagen estilizada y luminosa de la Virgen de Luján, en medio de un paisaje que recuerda nuestra geografía en cuanto tal, y también geografía humana, social y económica. Ella es nuestra guía y por eso el Santo Padre nos la ha puesto como Patrona, y como copatrono a San José (que fue entronizado el último 19 de marzo en el templo principal de la catedral).

Inauguración Panel Catedral Santa Florentina

La comunidad diocesana de Zárate-Campana está cordialmente invitada a los festejos del BICENTENARIO en SAN ANTONIO DE ARECO, con ocasión de la conmemoración de "San Antonio de Areco, ciudad madre de ciudades" (dio origen a Exaltación de la Cruz, Zárate y Campana, en nuestra actual diócesis, y a Salto, Chacabuco y San Andrés de Giles -habiendo sido un cura párroco de San Antonio de Areco el que fundó esta última ciudad, en 1806).


Zona de las Parroquias en la actual diócesis en 1806

Iglesia de Zárate

Iglesia de Capilla del Señor

Iglesia de San Andrés de Giles

El que se festeje como diócesis el BICENTENARIO es un pedido especial que nos ha hecho el CELAM, en el contexto de la MISIÓN CONTINENTAL, en el sentido en que en las naciones donde se celebre dicho Bicentenario, las diócesis implementen el modo de un "gesto misional y evangelizador" que tenga que ver con los orígenes de la patria, de la evangelización y de la obra de la Iglesia. Como sabemos, el tema fue tratado de modo específico en el Consejo presbiteral del 16 de diciembre de 2009, luego de haberlo consultado con el Consejo pastoral, en la última sesión del mismo año, y así se resolvió con el parecer unánime de los presentes. POR ESTE MOTIVO, TAMBIÉN LA MISIÓN JUVENIL TENDRÁ LUGAR EN SAN ANTONIO DE ARECO, EN EL MES DE SEPTIEMBRE.
La Jornada pastoral, tendrá lugar, en lo que a la reunión sobre la temática de Cáritas y de la Catequesis se refiere, el mismo domingo 30, de 9 a 11 horas. En cambio, la Pastoral de Juventud (en consonancia con la Delegación de Misiones) prepara un encuentro juvenil desde el día sábado 29 de mayo, culminando con una vigilia de oración, en preparación a la misión que se hará en la misma SAN ANTONIO DE ARECO. Mantenemos así el empeño y el compromiso asumidos de ir llevando los gestos de misión, y el espíritu de misionariedad, con nuestros jóvenes, a todos los lugares de la diócesis.

El día domingo 30 de mayo será consagrado el nuevo altar de la iglesia de San Antonio de Areco y dedicado la nueva capilla del Santísimo Sacramento (que estará dedicada a la ADORACIÓN PERPETUA). Al término de la misa se honrará a San Antonio de Areco como "ciudad madre de ciudades" y se tendrá una especial mención del cura párroco Pbro. Vicente Piñero, que fundó la ciudad de San Andrés de Giles. Presidirá los festejos el Sr. Nuncio Apostólico de Su Santidad, Mons. Adriano Bernardini.

III. LA IGLESIA DE SAN ANTONIO DE ARECO

Una última mención hacemos sobre la actual iglesia parroquial de San Antonio de Padua (construida bastante después de haber sido erigida la región como curato o parroquia). Perteneciente a nuestro Obispado de Zárate-Campana, cuenta con la presencia de los Padres Palotinos irlandeses desde hace 25 años.

El templo que hoy se observa frente a la plaza principal en San Antonio de Areco es el tercero de los que se construyeron en ese mismo predio. Este se inauguró el 9 de julio de 1870.

Iglesia de San Antonio de Areco

Iglesia de S.A de Areco y Plaza Central

Dos placas, que hoy han sido removidas, solían estar ubicadas en el frente de la iglesia testimoniando "La fecha de colocación de la Piedra Fundamental" y la fecha de inauguración del templo.

La primera decía: “En el pueblo de San Antonio de Areco: A los siete días del mes de Febrero del año del Señor de 1869 esta piedra, designada como la Piedra Angular del Templo de San Antonio de Areco, que se va a levantar de acuerdo al plano suministrado por el arquitecto Don Enrique Hunt, fue colocada por el señor don Manuel José de Guerrico, delegado del Señor Gobernador”.

Luego de mencionar a todos los presentes finalizaba expresando: "Si fuera en adelante la voluntad de Dios que este edificio fuese desquiciado, sus fundamentos destruidos y este depósito expuesto de nuevo a la vista de los hombres, sépase entonces que el día de hoy la República Argentina se halla en guerra con el gobierno del Paraguay, y desde cuatro años atrás...”

Las líneas del frente muestran influencias de la arquitectura italiana, el atrio está cerrado al exterior con una verja de hierro forjado fabricada en la antigua casa Pazzaglia. En su interior, las paredes están revocadas con materiales imitación piedra, los zócalos y columnas son de mármoles africanos.

Respecto a los orígenes del templo, digamos que entre los años 1710 y 1714 los pobladores de Areco hicieron la promesa a San Antonio de Padua de construir una capilla en su honor si se veían libres de los malones que los azotaban. Como eso aconteció durante varios años, don José Ruiz de Arellano fundó el primer oratorio en el casco de su estancia.

La fundación de este oratorio, bajo la advocación de San Antonio de Padua, fue la piedra fundamental de la creación del pueblo de Areco.

Entre 1720 y 1728 se construyó la primera capilla. Ésta estaba emplazada en el mismo lugar que la actual. Constituyó el único templo existente en todo el Pago de Areco y se lo conoció comúnmente como Capilla de San Antonio.

El 23 de octubre de 1730, se crearon los seis primeros curatos de campaña, entre los que se encontraba el del Pago de Areco. En consecuencia, la capilla pasa a ser parroquia. Esa fecha es tomada como el día de la fundación del pueblo.

En 1782 se edificó la segunda iglesia, que se levantó inmediatamente a la derecha de la actual. El nuevo templo tenía el doble del tamaño del anterior, con techo de ripia a dos aguas y cabriadas de madera del Paraguay. El piso era de gruesas baldosas fabricadas en el pueblo y su frente no tenía campanario. Funcionó hasta 1868, año en que fue demolida, dejándose la sacristía para oficiar misa mientras se construía la tercera y actual iglesia.

QUE SEAN TODAS ESTAS UNAS FESTIVIDADES QUE NOS REAFIRMEN EN LA ESPERANZA, CON LA LUZ DE LA GRACIA DEL SEÑOR JESÚS, LA PROTECCIÓN DE LA VIRGEN EN SU ADVOCACIÓN DE NUESTRA SEÑORA DE LUJÁN Y LA UNIDAD EN CRISTO, QUE ES SIGNO DE SALUD DE LA IGLESIA, COMO LO DECÍA SAN AGUSTÍN.